Vie. Dic 4th, 2020

Columna Cicuta: Flatulencios

Jaime Flores Martínez

Deslumbrado por los incontables elogios lanzados por su ejército de lambiscones, el alcalde de Mexicali Francisco Pérez Tejada aprovecha cualquier momento para “agarrar la jarra” y disfrutar la fiesta. «Aprovéchese antes que sea usted gobernador», le dice un grupo de vividores que le rodean, al reiterarle que beber no es un delito.

Cómo andará de mareado el alcalde mexicalense las francachelas organizadas en la fábrica de bloque de concreto propiedad de su señor padre, Francisco Pérez Tejada. Algunos de sus incondicionales reconocen a Cicuta que el Panchito ingiere cualquier cantidad de alcohol durante las últimas pachangas que organiza su padre. Pérez Tejada presume su beoda capacidad.

Aquellos priístas mexicalenses que se manifiestan en contra del actuar dell alcalde, aseguran que Pérez Tejada no tiene medida si se trata de agarrar la fiesta. Continuamente realizan comilonas en La Moderna, donde su señor padre hace negocios. Mientras logra mantenerse en pie, el alcalde se encarga de servirles las bebidas. La Moderna es una empresa que ha crecido de manera impresionante desde que Tejada Padilla asumió la alcaldía de la capital del estado.

Personas que han asistido a esas comilonas, afirman que la mayoría de las veces  el papá del alcalde realiza negociaciones importantes a nombre de su hijo, aquí presente. Esas negociaciones tan importantes tienen como objetivo, claro, sacar ganancias económicas formidables. Los jaloneos empresariales cuentan con un mesero de lujo. Hay quien dice que Pérez Tejada emborracha a sus víctimas y le sirve las bebidas a su padre.

Mientras, media decena de jóvenes “lame suelas” deben permanecer en el sitio de la reunión hasta que su patrón pierda el sentido. Ellos mismos saben que no pueden ayudar a su patrón pues prefiere que lo saquen en vilo. El encargado de esa tarea es el actual tesorero municipal Francisco Javier Fimbres. Éste último es un profesionista titulado en administración de empresas, aunque el currículo que muestra la pagina electrónica del Ayuntamiento de Mexicali está totalmente en blanco, es decir, el joven Fimbres carece de trayectoria.

Cómo habrá caído la popularidad que Francisco Pérez Tejada Padilla, que algunos de sus admiradores cuestionan la a todos que practica el actual alcalde. Todavía hace algunas semanas, el joven despejada Padilla era considerado como una alternativa viable para competir por la gubernatura de Baja California para el próximo 2013.

Sin embargo esos mismos admiradores se atreven a compararlo con el actual gobernador del estado de Nuevo León Rorigo Medina de la Cruz, considerado el peor gobernador priista de la república mexicana. Con las proporciones guardadas, a Panchito lo asemejan al gobernador Medina. Dios nos libre.

Pleonasmo

Mucha incomodidad generó entre los priístas lo publicado por Cicuta  hace un par de días. Un gran número de tricolores se sintieron incómodos por la referencia hecha sobre ellos, especialmente sobre el ejército de priistas que fueron nombrados “coordinadores” como un premio de consolación.

Cicuta señaló el pasado lunes que la estructura del candidato presidencial del PRI Enrique peña Nieto decidió que un nutrido contingente de generales priístas encabezaran los esfuerzos en todo el país. Sin embargo los cerebros de los tres colores no midieron que esos coordinadores no son  más que una bola de engrudo. Un ejemplo de ello es la operación de al  menos 6 coordinadores de comunicación social en Baja California.

El coordinador general de enlace de Comunicación Social de la campaña Enrique peña Nieto es el ex delegado del Instituto Nacional de Migración Víctor Meza . Se supone que esta coordinación debe ponerse de acuerdo con el coordinador general en Baja California que –en este caso– es el ex secretario Desarrollo Social de Tijuana David Saúl Guakil. No obstante, parece que ambos “no han coincidido en sus tiempos”. Saúl Guakil  anda tan ocupado que no tiene tiempo para coordinarse.

Aquí en Tijuana fue nombrado el licenciado Jesús Velasco Soto como coordinador de comunicación social en la zona Tijuana, quien a su vez responde a las ordenes de José Luis Hernández Silverio, coordinador de la campaña de Peña Nieto en Tijuana.

La periodista Socorro Castillo, mujer dinámica y talentosa, es la encargada de coordinar la comunicación social en todo el estado de Baja California, aunque esto parece enredarse con las actividades del resto de los coordinadores. Desde hace algunos días, un sujeto identificado como Ricardo Matieya se presenta como el enésimo coordinador de comunicación social en la campaña de Enrique Peña Nieto. Éste hombre se hace acompañar por una dama identificada como Karla Plasencia, quien por cierto se dedica “a ayudarle”. Cierto que Matieya “hace nada” y por eso requiere ayuda.

Personaje grandulón, fumador empedernido, ahijado político de un alto funcionario municipal, el señor Matieya se llena la boca al presumir que su sueldo proviene de la Secretaria de Desarrollo Social Municipal. Dice orondo que allí le pagan por hacer lo que hace. De allí el pleonasmo; no hace nada.

Comentarios; cicuta.info cicuta45@gmail.com

Deja un comentario

Pin It on Pinterest

A %d blogueros les gusta esto: