Jue. Dic 3rd, 2020

Columna Cicuta: Venganza

Jaime flores Martínez

Indiferentes ante el reciente asesinato de dos de sus compañeros, elementos de la Policía Municipal de Tijuana se encuentran en la mira de la Procuraduría General de justicia de Baja California (PGJE). Algunos  elementos policiacos ya fueron cuestionados por policías ministeriales que investigan el crimen de los policías locales Jesús Alberto Hurtado Estrada y César López Camarena. El procurador Rommel Moreno reconoce que los uniformados están bajo investigación.

El primero de ellos fue acribillado en su domicilio del fraccionamiento Mariano Matamoros la mañana del jueves 29 enero. Los dos presuntos asesinos son ubicados únicamente como dos jovencitos que descendieron de una camioneta blanca.

A media semana el oficial policiaco César López Camarena fue acribillado al salir de la Comandancia Margarito Saldaña. La noche del miércoles, al salir de su trabajo, fue interceptado por hombres armados quienes lo dejaron herido de muerte. López falleció dos horas después.

En los hechos, algunos elementos de la Policía Municipal de Tijuana entendieron de inmediato que se trataba de la misma venganza. Para ellos no esun hecho aislado que Jesús Alberto hurtado y César López hubiese sido asesinados.

Y es que Hurtado Estrada y López Camarena contaban con un amplio currículo en las filas de la policía municipal en donde su reputación no era la mejor.

Al menos el oficial Hurtado ya contaba con dos atentados. Su carrera policiaca no era la más limpia que digamos. Su ingresó fue en administración del panista Jorge Ramos Hernández y respondía a las ordenes del teniente coronel Julián Leyzaola Pérez, quien, en ese momento ocupaba la dirección de la policía municipal. Alberto Capella, actual secretario de Seguridad Pública de Tijuana, ostentaba el mismo cargo..

Elementos policiacos estiman que –desde aquel momento– Hurtado cumplía órdenes de jefes de los dos cárteles que en este momento se disputaban la plaza. Sin embargo el oficial Hurtado se ganó la confianza de Julián Leyzaola. Este decía que Hurtado merecía reconocimiento porque “metia trabajo de ambos grupos”. Hurtado realizaba decomisos y arrestos a miembros que pertenecían al cartel de los Arellano y el grupo delictivo de Teodoro García Simental, alias el Teoría.

Respecto al oficial César López Camarena, acribillado la noche del pasado miércoles por desconocidos, la historia no es muy generosa. Los policías ministeriales que investigan el caso, saben que César López fungió como “pareja” del también asesinado Alberto Hurtado.

A César López Camarena, los peritos de la Procuraduría General de Justicia del Estado le encontraron un paquete de marihuana y droga sintética conocida como cristal, además de sustancias extrañas en diversos envoltorios. También  dos armas de juguete fueron localizadas en el vehículo que conducía la noche de su asesinato.

Hay quien dice que estas sustancias y estas armas se integran a la cantidad importante de incautaciones que realizan los elementos de la policía municipal durante sus jornadas de trabajo, aunque lejos de entregarlo a la autoridad correspondiente, muchos policías municipales conservan el botín de guerra. Al menos eso afirman algunos uniformados.

El caso es que Alberto Hurtado y César López Camarena, son ubicados por la mayoría de los policías municipales, como los lugartenientes de Julián Leyzaola Pérez, quien destaco por torturar a policías aparentemente vinculados con delincuentes. Las prácticas de tortura las realizo en las instalaciones militares de Tijuana. La Procuraduría de Derechos Humanos de Baja California tiene pruebas de esto, aunque han servido para maldita la cosa.

 Algunos policías reconocen que Hurtado Estrada y López Camarena eran quienes aplicaban la tortura a los policías que, según Leyzaola, están vinculados con el crimen organizado. Esto es del conocimiento de la Procuraduría General de Justicia del Estado. Los policías ministeriales tienen claro que se trata de una venganza de algunas personas que resultaron afectadas, sin decir que bien podrían ser policías municipales.

Cierto que en el asesinato de Hurtado los asesinos son ubicados como jovencitos de unos 20 años de edad. No obstante la Procuraduría investiga a policías municipales. Además la autoridad estatal está muy alerta ante  futuras víctimas.

Codo

Los panistas bajacalifornianos encuentran desesperados porque hasta el momento no tienen recursos  para la realización de las campañas políticas. Un destacado panista confió a Cicuta que el actual diputado federal César Mancillas Amador, coordinador interno de la campaña de la candidata presidencial panista Josefina Vázquez Mota, decidió coser los bolsillos de su pantalón.

El diputado Mancillas actúa muy evasivo ante la presión de los coordinadores en las campañas políticas. El candidato a senador Ernesto Ruffo Appel  rompió relaciones con César Mancillas. Ruffo no está dispuesto a meterle dinero de su bolsillo porque no sería justo A excepción de la señora Ruth Hernández, candidata a diputada federal, los demás candidatos no tienen dinero ni para ordenar la impresión de folletos

Apapachos

El periodista Marco Antonio Velásquez, candidato a senador por el Movimiento Progresista repartía propaganda la mañana del jueves en el Palacio Municipal de Mexicali.  Ataviado con su camisa del PRD, Marco Blázquez levantó la mirada y se encontró de frente con un hombre que traía una del PRI. Este personaje era Miguel Ángel Badiola, coordinador de relaciones públicas de la campaña de Enrique peña Nieto. El saludo fue muy amable, los fotógrafos se dieron vuelo. Solo falto el beso.

Comentarios: cicuta.info cicuta45@gmail.com

Deja un comentario

Pin It on Pinterest

A %d blogueros les gusta esto: