Mar. Dic 1st, 2020

Columna Palco de Prensa: La Fepade Estatal

Gilberto LAVENANT

Quien lo fuera a decir. El escándalo suscitado en el seno de la legislatura estatal, por aquello de la supuesta pretensión priísta de aumentar de 25 a 29 el número de legisladores, lo que suscitó el malestar y reclamo de diversos sectores de la población, principalmente del empresarial, fue simplemente estrategia para sacar la aprobación relativa a la creación de la Fiscalía Especializada para la Atención de los Delitos Electorales. O sea la Fepade Estatal.

Por tratarse de una reforma constitucional, se requería de mayoría calificada, o sea de 17 votos. Sabían que si lo planteaban como punto único, habría demasiada oposición y seguramente la bloquearían.

Los posibles opositores, o sea los diputados panistas, allegados al Gobernador José Guadalupe Osuna Millán, iban preparados para atajar otras propuestas priístas, como esa de aumentar el número de integrantes del Congreso Estatal, que luego se cambió por la posibilidad de reducirlos a 23, siendo 20 diputados de mayoría y 3 plurinominales, así como el cancelar las prerrogativas para los partidos políticos. El asunto de la Fepade, no lo llevaban en la agenda. Por ello no se prepararon para impedir su aprobación.

La propuesta correspondiente, fue presentada por el diputado Julio Felipe García Muñoz, apenas el 10 de julio del año en curso, o sea poco más de una semana después de las elecciones presidenciales. Planteaba reformar y adicionar los artículos 69, 79, 93 y 94 de la Constitución local.

Luego, 5 días después, o sea el 17 de julio, el inicialista planteó reforma a su iniciativa, a fin de proponer modificaciones y adiciones a diversas legislaciones, tales como la Ley Orgánica de la Procuraduría General de Justicia del Estado, la Ley de la Policía Estatal Preventiva del Estado y Ley Orgánica del Poder Legislativo del Estado.

Para “distraer al enemigo”, los priístas no hicieron mucho énfasis en esta propuesta. En cambio, resaltaron otras que en realidad no tenían la intención de elevar al carácter de ley, sino simplemente como distractores, como eso de aumentar el número de distritos electorales, modificar el número de legisladores, el cancelar las prerrogativas de los partidos políticos, los candidatos ciudadanos y otras más.

En medio de un ambiente un tanto tenso y ante expectativas diversas, la propuesta relativa a la creación de la Fepade Estatal, fue aprobada por los 13 diputados priístas, los dos del Panal, la del Partido del Trabajo y el del Partido Verde. En total 17 votos, o sea la mayoría calificada, exigida, por tratarse de una reforma constitucional.

En contra de la propuesta, votaron 5 diputados panistas. La panista Lizbeth Mata Lozano se abstuvo, así como el perredista Francisco Javier Sánchez Corona y Marco Antonio Vizcarra Calderón, del Partido Estatal de Baja California.

Pero quizás muchos pregunten sobre la importancia o trascendencia de esto. Bueno, vale la pena recordar que durante los comicios del 2010 e incluso los del pasado 1 de julio, los panistas –léase el Gobernador Osuna Millán- inventaron una especie de fiscalía especializada en delitos electorales, que en realidad era una simple agencia del ministerio público del fuero común, dependiente de la Procuraduría de Justicia del Estado, cuyo titular lo es el ineficiente Rommel Moreno manjarrez.

El propósito y consigna de dicha supuesta fiscalía, no era precisamente inhibir, investigar y castigar a los posibles o presuntos delincuentes electorales. Nada de eso. Su tarea fue inhibir a sus rivales políticos, básicamente a los priístas. Bajo el supuesto de indagar denuncias relativas a la comisión de delitos electorales, en los días previos a los comicios, se dedicaron a notificar citatorios a numerosos priístas, supuestamente involucrados en hechos delictivos de índole electoral.

La intención, fue que ante el temor de ser detenidos y procesados, aunque fuese en base a falsas acusaciones, los presuntos indiciados se abstuvieran de realizar actividades proselitistas e incluso evitar que acudieran a emitir sus votos. En las cercanías de los domicilios de muchos de ellos, se observaron vehículos policiacos rondando o haciendo guardia. Tuvieron que promover juicios de amparo, para sentir cierta seguridad.

A partir de entonces se empezó a planear, esto de la Fepade Estatal,  para evitar que éste acoso policiaco, disfrazado de combate a la comisión de delitos electorales, se volviese a utilizar en los comicios del 2013. Sobre todo ante las énfaticas declaraciones del propio Gobernador en el sentido de que no metería las manos en los comicios, cuando que en realidad hizo todo lo contrario.

La Fepade Estatal, empezará a funcionará a partir del día 1 de Enero del 2013, cuyo titular deberá ser nombrado por la Legislatura estatal a más tardar el 20 de diciembre del año en curso. Tendrá el nivel de una Subprocuraduría de Justicia del Estado, pero tendrá autonomía técnica y operativa, con personalidad jurídica y patrimonio propio. Dicho en otras palabras, no dependerá del Procurador de Justicia, ni tampoco del Gobernador del Estado. Ahora sí, no podrá meter las manos.

Ese es el alcance de la iniciativa aprobada para crear esta fiscalía. La “jugada política”, permitió a los priístas quitarle a Osuna Millán la facultad y posibilidad de volver a utilizar a la Procuraduría de Justicia para acosar a los rivales políticos, en el 2013.

Si se tratara de un partido de futbol, se podría decir que los delanteros priístas hicieron una serie de fintas, lograron distraer a los defensas panistas y, ya cerca de la portería, tiraron a gol y la bola se incrustó en la red. “Ahí, donde las arañas hacen su nido”, como diría el “perro” Bermudez.

Fue algo así como “una jugada de pizarrón”, lograda en base a una mayoría calificada, con la participación de diputados del PRI, Panal, PT y PVEM. Quienes conocen la trama, cuentan que los operadores técnicos fueron dos Jorges, Kawaghi y Castro Trenti. El resultado fue : PRI 1, PAN 0. El presagio de una “goleada».
PUNTO CRITICO es un programa de análisis, crítica y opinión, con los periodistas Jaime Flores, Enrique Sánchez Díaz y Gilberto Lavenant,abordando temas regionales. Se proyecta el Miércoles a las 8:00 p.m., el Viernes a las 8:00 p.m., el Sábado a las 7:00 y 11:00 p.m. y el Domingo a las 8:00 y 11:00 p.m., en el Canal 47 de Cable, de Uniradio TV y/o en el portal deuniradioinforma.com, en el apartado de “TV en vivo”.

Deja un comentario

Pin It on Pinterest

A %d blogueros les gusta esto: