Denuncian tortura en aprehensiones y corrupción en penales de BC

*Corrupción y sobrepoblación en centros penitenciarios de la entidad: INEGI
Antonio Heras
Mexicali.-En las aprehensiones que se realizan en Baja California para enfrentar procesos penales destaca que casi dos de cada diez detenidos confesaron haber recibido algún tipo de presión durante su arresto para declararse culpables incluyó descargas eléctricas en el cuerpo, quemaduras, violación sexual, golpes, incomunicación, amenazas, vendaje de ojos, cabeza cubierta e impedimento para respirar.Los resultados de la Encuesta Nacional de Población Privada de su Libertad (ENPOL) realizada por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía señala que el 18 por ciento de la población carcelaria declaró ser víctima de presiones psicológicas y físicas para inculparse de algún delito.

Estos datos coinciden con informes sobre tortura y tratos crueles en arrestos por parte de Amnistía Internacional y la Organización de las Naciones Unidas que documentaron en 2014 al menos tres casos con cinco víctimas de estas conductas ilegales de integrantes de corporaciones policiales bajacalifornianas. Uno de esos litigios que concluyó con la liberación por desvanecimiento de pruebas del imputadl que estuvo en prisión durante tres años lo realizó el Centro de Defensoría Técnica en Derechos Humanos de Baja California.

Un porcentaje similar de los privados de libertad en esta entidad respondió en la encuesta que su aprehensión se hizo en lugares privados, sin que se contara con órdenes de aprehensión, ni tampoco se les permitió contactar con un abogado.

Los centros penitenciarios de Baja California ocupan el segundo lugar entre los 37 de mayor densidad de población del país, toda vez que existe una tasa de 373 internos por cada 100 mil habitantes. Esta entidad se encuentra solo por debajo de Nayarit que registra 573 en esa proporción, seguidos por Sonora (367), Durango (329) y Ciudad de México (323).

En esta entidad se aplicó la encuesta en los centros penitenciarios de Mexicali, Tijuana y El Hongo donde se registró que cerca de nueve internos mayores de 18 años compartieron su celda con más de cinco personas.

Sobre la percepción de seguridad en los penales, un tercio de la población dijo sentirse inseguro sobre todo en El Hongo, seguido de Tijuana y Mexicali. En proporciones similares los internos de estos tres penales (17.6, 19.6 y 19.1% respectivamente) reconocieron ser víctimas de al menos algún ilícito, sobre todo robo, lesiones, extorsión, amenazas o delitos sexuales.

En estos centros se reporta el 58.2 por ciento en promedio la separación entre la población sentenciada y en proceso, siendo Tijuana el de menor porcentaje (31.9%).

Uno de cada dos internos en El Hongo recibió sentencia en un lapso mayor de un año, mientras que en Tijuana y Mexicali se redujo  29 por ciento.

Casi la mitad de los internos en centros penitenciarios de Tijuana y Mexicali son reincidentes, mientras que en El Hongo es del 32.4 por ciento.

Un dato que llama la atención en la ENPOL es el porcentaje de los internos que declararon que podrían reincidir una vez que cumplan su sentencia actual: en Mexicali es del 13.6, Tijuana el 9.5 y El Hongo del 6.6 por ciento. En promedio, uno de cada diez internos en prisiones locales reconoció que volvería a cometer un ilícito.

CORRUPCIÓN PENITENCIARIA

Nueve de cada diez señalaron que existe corrupción en el sistema penitenciario mexicano pero rechazaron denunciar por temor a represalias, ser una práctica común o es inútil presentar alguna queja. Los custodios son los señalados de ser el centro de corrupción para obtener permisos, servicios o bienes, aunque también se extiende a internos, personal técnico y médico

Los principales beneficios es la exención de pase de lista, el uso de aparatos eléctricos, cambio de celda, salida a patios, tomar agua potable, uso de teléfono público, acceso a comida o camas.

En el caso de Baja California la mayoría de los internos que dijeron ser víctimas de corrupción lo sufrieron durante su arresto, seguido del Ministerio Público, su proceso o en la cárcel.

Foto: Cortesía

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s