Vinculan en balaceras del crimen organizado al arma usada en asesinato del periodista Luciano Rivera 

Antonio Heras 

Mexicali.- Sin definir aún el motivo del asesinato del periodista Luciano Rivera, la Procuraduría de Justicia de Baja California investiga los nexos del arma que se usó para ultimar al conductor de noticias CNR al estar vinculada con enfrentamientos por el trasiego de drogas al menudeo en esta frontera.

Los antecedentes delictivos en los que se utilizó el arma estan vinculados con balaceras en las calles de Tijuana durante 2017: el primero de ellos fue el 24 de enero en la avenida Jesus González Ortega entre las calles Primera y Coahuila en la Zona Norte; el segundo el 9 de febrero en el callejón Teniente Guerrero en la colonia Libertad; la tercera el 5 de mayo en un departamento de la avenida Coahuila.

De los cinco involucrados en el asesinato de Rivera Salgado sólo está detenido el conductor del taxi en el que huyeron después del homicidio en el bar La Antigua durante la madrugada del 31 de julio, alrededor de las 01:40 horas. Policías municipales capturaron a Alfredo Ponce Costilla en cuyo taxi se localizó el arma de fuego calibre 9mm, por lo que este domingo se le vinculará a proceso dentro del Sistema Oral Acusatorio por homicidio calificado por coautoría.

Versiones preliminares del área de investigación determinaron que esa arma fue utilizada con anterioridad por un grupo de narcomemudistas que operan en la Zona Norte de Tijuana.

Entre las averiguaciones se señala que el hombre que disparó el arma de fuego fue un sicario, aunque aún no concluyen los motivos del homicidio doloso, toda vez que pudo formar parte de un contrato o ser consecuencia de un incidente provocado, sin que implique que el periodista estuvo implicado en algún acto ilícito.

En Tijuana, un contrato de un sicario se ubica en promedio en los 5 y los 10 mil pesos, de acuerdo a fuentes policiales. El hombre que asesinó en su consultorio a la doctora Ciani confesó haber recibido 10 mil pesos por ese contrato.

La Antigua es un bar de la zona turística de Playas de Rosarito, municipio limítrofe con Tijuana, al que Rlvera Salgado acudía de manera asidua.

Entre los empleados del establecimiento surgió la versión que el periodista era vigilado y habría sido seguido en la víspera de su asesinato. Tres mujeres, también clientes asiduas al bar, coincidieron en señalar ante la Agencia del Ministerio Público que la confrontación se originó porque el autor del disparo la “manoseó” y quiso propasarse por lo pidieron ayuda al periodista.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s