Vinculan a Rafa Márquez y a Julión Álvarez como prestanombres de organización del narco

Antonio Heras

Mexicali.- El Departamento del Tesoro de Estados Unidos congeló las cuentas y bienes en ese país del futbolista profesional Rafael Márquez Álvarez y al cantante norteño Julión Álvarez por prestar sus nombres y estar vinculados al Raúl Flores Hernández, un hombre acusado de  narcotráfico.

De lado mexicano, en la operación de aseguramiento y congelamiento de cuentas bancarias y bienes participaron la Procuraduría General de la República y la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, de acuerdo a un comunicado de la administración Trump.

Además de familiares de Flores se congelaron cuentas de 42 empresas industriales y de servicios en México, que incluyen deportes y recreación, salud y rehabilitación, restaurantes y bares, hospitalidad y turismo, juegos de azar y producción de música.

Varias empresas claves designadas incluyen al club de fútbol mexicano Deportivo Morumbi, Asociación Civil; El Gran Casino en Guadalajara; Camelias Bar, S.A. de C.V. y Nocturnum Inc, S. de R.L. de C.V., que han dirigido populares bares y restaurantes en Guadalajara; el centro de rehabilitación deportiva Prosport & Salud Imagen, S.A. de C.V.; y la empresa de producción musical, Noryban Productions, S.A. de C.V.

La mayoría están registradas en Jalisco, sin embargo dos lo están en Sinaloa, y cuentan con sucursales en varios otros estados, incluyendo Michoacán y Coahuila.

Ls Oficina de Control de Bienes de Extranjeros identificó a Flores como “narcotraficante especialmente designado: de acuerdo a la Ley de Designación de Cabecillas Extranjeros (Ley Kingpin).

Además de Flores y su organización, a quien señalan de trabajar de manera independiente pero con lazos con el Cartel de Sinaloa, señaló a 21 mexicanos y 42 empresas en México por prestar apoyo a las actividades de tráfico de drogas por ser propiedad o estar bajo su control, sus miembros y asociados de confianza.

Desde junio del año 2000, más de 2 mil empresas y personas han sido nombrados conforme a la Ley Kingpin por su participación en el tráfico internacional de narcóticos.

Las sanciones por violaciones a la Ley de Cabecillas fluctúan entre penas civiles de hasta  un millón 437 mil 153 dólares  por cada violación hasta penas criminales más severas. Las penas criminales para directivos de empresas puede ser de hasta 30 años de prisión y multas de hasta 5 millones de dólares.  Las multas criminales para empresas pueden alcanzar los 10 millones de dólares.  Otros individuos pueden enfrentar hasta 10 años de prisión y multas de conformidad con el Título 18 del Código de los Estados Unidos por violación criminal a la Ley Kingpin.

Los juicios se llevan acabo en Cortes de San Diego y de Colombia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s