Espacios en la política para mujeres deben darse libremente sin necesidad de reformar leyes: Marina del Pilar Ávila

Jorge Heras / Lindero Norte
Mexicali.- El estigma de las mujeres en la política nos ha limitado a participar en la toma de decisiones en la función pública y en los espacios de representación popular, lo que ha obligado a reformar leyes para generar más lugares, cuando estos deberían darse libremente sin limitaciones ni prejuicios, aseveró la abogada Marina del Pilar Ávila Olmeda.

La militante y ex candidata del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) sostuvo que la mayoría de las  mujeres que se abrieron un paso en la política son perseguidas por ciertas interrogantes que de manera abierta o privada hacen los que participan en la vida pública y la sociedad en general, quienes cuestionan sobre su estado civil, su físico e imagen y sus aptitudes en la administración pública.

“Siempre hay detrás de la mujer un estigma social que influye en los espacios en que los que desenvuelve, desde cuestionamientos sobre quién la colocó en ese puesto, con quién está casada y si es de buena imagen”, explicó.

Candidata en la elección del 2016 a diputada por el III distrito electoral de Mexicali, Ávila Olmeda es una joven egresada del Cetys Universidad que decidió culminar sus estudios en la maestría en Derecho en el Tec de Monterrey  y Administración Pública en la UABC para incursionar en la vida política.

Actualmente es asesora del grupo parlamentario de Morena en el Congreso local y es una de las aspirantes a una diputación federal por esta fuerza política que a nivel nacional encabeza Andrés Manuel López Obrador.

Durante la entrevista como parte de este especial de Lindero Norte, explicó que inclusión en la política dentro de movimientos progresistas es una obligación de promover cambios urgentes en las ciudades de Baja California.

Marina del Pilar comentó que el participar en un partido de oposición no es más ni menos difícil para una mujer, es simplemente igual desde el punto de vista de retos y desafíos así como en los limitantes que pone la sociedad.

“Definitivamente en la política es donde hay más obstáculos para las mujeres, y lamentablemente tengo que decir que la mayoría de limitantes no vienen de los hombres, sino por parte de las mismas mujeres que son las primeras, quizá que ponen las piedras en el camino para obstaculizarnos”, puntualizó.

En el momento en que las mujeres nos unamos en la política y en cualquier rubro, mencionó, podremos estar en disposición de crear más espacios con mayores oportunidades para el sexo femenino.

La hija de una connotada abogada y ex consejera del Instituto Estatal Electoral, Marina del Pilar Ávial expuso que no se puede hablar de empoderamiento de la mujer sino hay más espacios de las mujeres dentro de la política, pero sin que esos lugares sean “dádivas ni designios de los grupos del poder para justificar la equidad de género”.

“Para que podamos realmente visualizar y entender que la mujer está empoderada la tenemos que ver en puestos de toma de decisiones que van a impactar en la ciudadanía, para eso tenemos que participar y crear las políticas públicas necesarias”, expresó.

Para Marina del Pilar, el país y la entidad tendrían una diferente realidad si fueran gobernados por mujeres, ya que consideró habría más políticas en el marco de las igualdades y libertades.

“Las mujeres jóvenes también tenemos las herramientas necesarias para desempeñar cargos de primer nivel en los tres órdenes de gobierno, pero no hemos encontrados los impulsos y espacios necesarios para poder desarrollar nuestras habilidades”, precisó.