Luis Alberto convenció con regalos y dinero al menor Isau para abusar de él varias veces: Fiscalía

*Vinculan a proceso al imputado por el delito de violación equiparada en contra de un menor de edad.
*Luis Alberto rechaza los cargos durante la audiencia frente a la Jueza.

Jorge Heras / Lindero Norte
Mexicali.- La pobreza y la falta de una figura paterna de Isau Alexander, víctima de rapto y violación sexual equiparada, fueron los factores que llevaron a que se registrará la agresión sexual que se le imputa a Luis Alberto.

“Mi amigo Luis” es como en todo momento en su declaración al Ministerio Público se refirió la víctima sobre el imputado, quien a sus 50 años de edad en dos meses logró persuadir a Isau Alexander de 9 años de edad con juguetes, comida y un salario de 100 pesos por ayudarle a desmantelar vehículos (oficio de Luis Alberto) para abusar sexualmente de él.

Isau no tiene padre, vive solo con su mamá y dos hermanos menores de edad en una vivienda humilde de dos cuartos en la calle Valle Verde de la Colonia Baja California, a tres casas del domicilio de Luis Alberto, una cuartería en la que además de trabajar al salir de la escuela, también pasaba las tardes enteras viendo caricaturas, comiendo y desde ahí en ocasiones partían a la Plaza Cachanilla en bicicleta, todo en compañía del imputado.

En su testimonio, la víctima narró que fue llevado en contra de su voluntad a Tijuana la tarde del 9 de junio, en donde estuvo cuatro días con el imputado en al menos dos viviendas hasta que fue rescatado por elementos de la Procuraduría de Justicia del Estado.

Sin embargo, Isau dijo a psicólogos, peritos y agentes del Ministerio Público que fue abusado sexualmente en muchas ocasiones por “mi amigo Luis”, explicando el menor de edad a la autoridad que la violación “son cosas que hacen los papás para tener hijos”.

El niño mexicalense explicó las dos ocasiones que más le dejaron marcado, ambas violaciones se presentaron cuando tenía 8 años de edad: la primerq el 9 de mayo de este año, cuando después de ver caricaturas, el imputado le dijo que fuera a la habitación para después en el momento que ingresó quitarle la ropa y abusar de el estando parados, y la segunda ocasión ocurrió un día antes de su cumpleaños bajo la misma forma de convencimiento pero en esta ocasión lo obligó a sentarse en sus piernas.

Con la ayuda de un muñeco anatómico masculino utilizado por la PGJE en casos de violación el menor explicó la manera en que fue abusado sexualmente.

El certificado médico proctocológico confirmó que la víctima presentaba lesión anal con huellas de heridas recientes.

Sin embargo, el testimonio de Isau está inconcluso ya que nada se sabe de su estancia en Tijuana y de las demás veces que fue violado, ya que la Psicóloga de la PGJE no quiso abundar en la declaración porque el menor estaba cansado; una semana después tampoco se ha ampliado la investigación ya que la Unidad de Delitos Sexuales de la Procuraduría optó por pedir a la Jueza un término de 3 meses para concluir la investigación.

La Fiscalía justificó que el menor está en shock ya que no presenta ningún tipo de alteración emocional, aunque según la misma autoridad dijo durante la audiencia que la víctima rompió en llanto en cuanto comenzó a describir las agresiones sexuales de las que fue objeto.

“Hay una cosa que no reconozco, la violación que me están imputando”

En dos ocasiones, el imputado intentó hacer una declaración durante la audiencia pero fue orientado por su abogado para no hacerlo.

En una de las oportunidades que tuvo, Luis Alberto afirmó categóricamente que no reconocía los cargos que le imputaban, pero la Jueza lo interrumpió y le dijo las consecuencias de seguir declarando, por lo que notablemente molesto se detuvo.

Solamente con la presencia de los medios de comunicación, durante cinco minutos el imputado habló en voz baja con su defensor al interior de la sala 10, en donde le dijo varias veces que no era culpable, que había otra persona la que sería responsable de los hechos que le acusan.

Se mostró preocupado y enojado por permanecer tres meses más en la Cárcel de la ciudad.

Isau es estudiante de primaria y fue registrado en Mexicali siete años después de su nacimiento, apenas en abril del 2016.

Luis Alberto fue sentenciado a pasar 16 años de cárcel al ser encontrado culpable de violación se un niño de 11 años de edad que también lo raptó para llevarlo a San Luis Río Colorado, Sonora; solamente cumplió casi 12 años de condena al recibir beneficios de ley, por lo que llevaba seis meses en libertad.

Este miércoles, Luis Alberto fue vinculado a proceso por la Jueza Guillermina Cuevas Tapia y se fijó la próxima audiencia para el próximo 20 de septiembre de este año, permaneciendo la prisión preventiva como medida cautelar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s