Sólo una de cada tres mujeres recibe pago en el agro mexicano: INEGI

Antonio Heras
Mexicali.- La presencia de la mujer en el sector agrícola mexicano difiere en las estadísticas y cada región tiene una realidad diferente.

En San Quintín el cien por ciento de mujeres trabaja en el empaque aunque también hay en el surco, todas trabajamos porque no alcanza con un salario, al menos el 46 por ciento en el campo, muy pocas se quedan en casa, comenta a Lucila Hernández García.

Advierte a La Jornada que la mayoría son contratadas por grandes empresas para empacar berries y otros productos de exportación al mercado de Estados Unidos porque es mejor la mano de obra de la mujer que la de los hombres, mientras qie quienes siembran 3 o 4 hectáreas de cebolla, tomate o pepino con agua de pozo.

Madre de tres hijos, originaria de Oaxaca, aprendió a sembrar en los campos de Sinaloa, Sonora y Baja California donde se asentaron sus padres pero mantuvieron su migración como jornaleros. Esta actividad la realiza desde hace tres décadas, lo que le permite diferir de los datos del INEGi o IMSS porque “no todos les dan información”.

INEGI señala que el 26 por ciento de mujeres trabajan en el campo de Baja California. ¿Qué piensa de eso y en qué condiciones lo hacen?

“Somos más, casi la mitad de quienes trabajamos en el campo. Después de las movilizaciones y protestas de 2015 hay un pequeño incremento en el salario porque antes era de 120 y ahora el que menos paga es 165 pesos el día y hasta 235 pesos diarios, como Berrymex, y depende la producción pueden ser los siete días de la semana”, expresa esta mujer que trabaja en el surco “donde está el trabajo rudo, de jornadas largas, con ropa sucia por la tierra y las matas” en la temporada de “bolitas” (col de Brucelas) de 6 a 15 horas durante seis días a la semana.

Lucila dice que su sueño es que se garanticen los derechos fundamentales de los jornaleros en el trabajo, la seguridad social, guarderías y escuelas ara los hijos donde estén bien cuidados y no tengamos preocupación.

El reto es la educación porque es la ruta para el cambio que urge darse en el país, señala Lucila Hernández.

El secretario de Desarrollo Agropecuario de Baja California, Manuel Valladolid, resaltó el esfuerzo de las mujeres que “dedican su vida a la actividad agrícola, quienes con mano de obra cuidadosa, calificada y con un manejo adecuado de los trabajos del campo, son el sustento de sus familias e impulso de sus comunidades, y en la actualidad representan el 29% del total de la población dedicada al ámbito agropecuario en Baja California”, según dstos de la.Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo al cuarto trimestre de 2017.

Sostuvo que en la priorización del otorgamiento de los apoyos del sector agroalimentario se ha fomentado la participación y beneficios a las mujeres.

MUJERES EN EL CAMPO

En el agro de Chihuahua uno de cada tres trabajadores contratados es mujer, mientras que en Baja California las jornaleras representan un cuarto de los empleos de la mano de obra en el campo, la mayoría de ellas en agroindustrias, de acuerdo a la Encuesta Nacional Agropecuaria (ENA-2017).

Esta encuesta realizada por el Instituto Nacional de Geografía y Estadística señala que a nivel nacional existen 11 millones 800 mil puestos de trabajo en actividades agropecuarias donde el 12.8 ciento corresponde al trabajo femenino pero una realidad en México asegura INEGI es que sólo tres de cada 10 de estas mujeres reciben un pago por su trabajo.

Un dato estadistico es que el 71 por ciento de las mujeres que trabajan en el campo no obtiene remuneración alguna por ser actividades de sobrevivencia familiar, al igual que el 45 por ciento de los varones.

En contratos de mano de obra femenil, Chihuahua ocupa el primer sitio con el desempeño de mujeres de un 32 por ciento del total de la mano de obra agrícola, seguido de Baja California con un 26.6 por ciento, en tercer lugar el Estado de México con 25.5 por ciento, mientras que los porcentajes más bajos corresponden a Tamaulipas, Quintana Roo y Morelos.

La ENA 2017 advierte que el pago promedio de un jornalero agrícola en el país es de 167 pesos diarios en jornadas de siete horas durante 25 dias al mes.

EMPODERAMIENTO DE MUJERES
Según la Asociación Mexicana de Mujeres en Red hay 15 mil mujeres en 12 estados de la República trabajan en la elaboración de productos agroalimentarios para obtener recursos económicos.

“La intención de la asociación es encontrarlas, capacitarlas, agruparlas para que se conviertan en mujeres productoras. No solo es el dinero extra es todo lo demás, es decir, empoderamos a las mujeres que en su mayoría son de comunidades rurales”, comentó Catalina García, una de sus integrantes que participa en ferias alimentarias y de promoción al campo.

Para Norma Estela Díaz, integrante de la Asociación Nacional de Mujeres Empresarias del Campo (ANMEC), existen “muy pocas mujeres empresarias en el campo, y podríamos decir que no todas somos exitosas”, comentó

“Gracias a que hemos logrado insistir, resistir y persistir poco a poco nos hemos ido adentrando al mundo empresarial pero hoy todavía es muy complicado que una mujer sobresalga como empresaria por tantos obstáculos ya que no todas tenemos tierras o los mismos créditos que los hombres”, comentó quien durante una década ha elaborado asado de boda y otros alimentos tradicionales de Zacatecas, mermeladas de frutos silvestres o salsas gourmet.

ACTIVIDADES AGROPECUARIAS EN MÉXICO
En México existe una superficie agrícola de 32.4 millones de hectáreas, donde Tamaulipas cuenta con 2.8 millones, Chihuahua con 2.6 millones, Jalisco con 1.7 millones, Veracruz con 1.6 millones y San Luis Potosí con 1.6 millones.

El 20 por ciento de la superficie agrícola nacional es de riego, distribuida en mayor proporción en las entidades del noroeste del país. Baja California es la entidad que tiene el mayor porcentaje de tierras con riego del país (84.5 por ciento), seguido de Baja California Sur (74.8 por ciento) y Sonora (53.2 por ciento).

Poco más de la mitad de las unidades de producción de Baja California cuentancon un crédito o préstamo (54.4 por ciento), seguido de Nayarit con el 39.5 por ciento. La menor participación se ubica en Yucatán, Tabasco, Estado de México y Ciudad de México.

“Entre los principales productos que se obtienen mediante la agricultura protegida está el jitomate o tomate rojo, cuyas principales entidades federativas productoras son: Sinaloa (26.5%), Baja California (12.0%), Jalisco (8.9%), San Luis Potosí (6.8%) y Baja California Sur (6.1por ciento)”, señala la encuesta del INEGI.

En nuestro país, en 20 por ciento de la superficie agrícola de riego corresponde a grandes productores y el resto a pequeños y medianos productores. El 22.5 por ciento de la mano de obra de grandes productores son mujeres, porcentaje superior al que emplean los pequeños y medianos, que es de 16.5 por ciento.

De las 17 mil 388 unidades de producción que realizan la agricultura protegida, el 40.6 por ciento se ubican en el Estado de México.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s