Mar. Sep 29th, 2020

Omitió Gobierno de BC atención médica en el asilo El Consuelo, resuelve juez federal

*Reportan 23 casos positivos de contagio entre pacientes y empleados del asilo de Mexicali

Jorge Heras y Antonio Heras
Mexicali.- El Poder Judicial de la Federación advirtió que el Gobierno de Baja California y las autoridades sanitarias omitieron proporcionar atención médica durante la emergencia sanitaria provocada por el Covid-19 a las personas de la tercera edad internadas en la casa de asistencia El Consuelo de Mexicali.

En este asilo ubicado en la colonia Independencia el resultado adverso es contundente: 23 casos positivos de contagio entre pacientes y empleados.

Antes de saber el resultado de las pruebas que les practicó una Hospital privado de la ciudad, el asilo con 12 años de operación canceló sus servicios y este fin de semana pidió a los familiares de los ancianos que vivían ahí que fueran por ellos como medida urgente; este martes se notificó que 16 adultos mayores y 7 empleados son positivos a COVID19, situación que se agrava porque todos se encuentran en casas de sus familiares sin que supieran que estaban contagiados, lo que hará que se propague el virus a 23 familias de Mexicali.

De acuerdo a los trabajadores y encargados del Centro de Asistencia para adultos mayores, hace 15 días fueron atendidos por la Secretaría de Salud únicamente practicándoles un par de pruebas, cuyo resultado jamás les fue dado a conocer, no se les proporcionó médicamento, ni tampoco se les prestó una segunda atención médica; en ese momento 6 ancianos y 2 trabajadores tenían los síntomas de Coronavirus.

Ante el desdén institucional y el registro de fiebres, lograron que les proveyeran del recurso para aplicarse a todos los trabajadores y adultos mayores la prueba en un nosocomio privado de Mexicali.

Ante la resolución judicial, la Secretaría de Salud emitió este martes un comunicado para asegurar que su personal acudió al asilo para hacer una revisión de las instalaciones y solo detectó a dos personas con síntomas

Un día antes, el 1 de junio, el juzgado de Distrito del Poder Judicial Federal con sede en Mexicali determinó proteger en lo particular a Alberto Adame González, paciente de El Consuelo, para que de inmediato se le proporcione atención médica especializada, su hospitalización en caso de ser necesaria y de manera urgente y gratuita se le proporcionen los medicamentos necesarios para sus padecimientos o proveer los mecanismos para su adquisición.

También concedió la suspensión de oficio y de plano para que las autoridades sanitarias de Baja California desplieguen, de inmediato, el protocolo y medidas para evitar el contagio del covid-19.

La resolución judicial señala que es responsabilidad del gobierno estatal establecer las medidas para evitar el contagio en la casa de asistencia El Consuelo.

Para el juzgador la responsabilidad recae en el gobernador Jaime Bonilla, en primer lugar, así como en los titulares de las Secretarias de Salud y de Integración y Bienestar Social, de la alcaldía de Mexicali, de la Dirección de Desarrollo Social Municipal y de la Casa de Asistencia.

ACTOS RECLAMADOS

Se reclamó la omisión en dictar medidas para la atención, protección para proteger la salud y la vida de las personas internados en la casa de asistencia durante la emergencia sanitaria provocada por el COVID-19.

Además, la omisión de proporcionar atención médica a las personas de la tercera edad que se encuentran internadas en la casa de asistencia “El Consuelo”, durante la emergencia sanitaria provocada por el virus del COVID-19, al formar parte de los grupos vulnerables establecidos en los acuerdos emitidos por la Secretaria de Salud, publicados en el Diario Oficial de la Federación.

Y la orden de cerrar, clausurar y suspender la Casa de Asistencia “El Consuelo”, en la que habitan 16 personas de la tercera edad por instrucción de la Secretaría de Salud.

Las autoridades informaron al asilo el cierre del asilo a partir del 31 de julio, por lo que se requirió de manera urgente que se suspenda la clausura.

Lo que provocó violaciones a los derechos humanos y daños de imposible reparación es que las autoridades sanitarias fueron notificadas pero no atendieron el llamado para proporcionar apoyo al detectarse un posible contagio dentro de las instalaciones y «únicamente se determinó llevar a cabo el cierre de la casa de asistencia y con ello desalojar a todas las personas de la tercera edad que habitan y son atendidas en dicho centro de asistencia».

Está determinación violentaría el derecho a la vida, así como a una dignidad en la vejez, derecho a la salud y vivienda, puesto que se tendría que llevar a cabo un traslado a un nuevo centro de cuidados, lo cuál es riesgoso para la salud de los adultos mayores en varias vertientes.

La primera es que una persona mayor no debe estar recibiendo traslados constantemente, ya que no se encuentran en condiciones físicas para resistir dichas movilidades, convirtiéndose en un riesgo mayor, puesto que los saca de su lugar habitual y ritmo de vida, siendo lo mas beneficioso para ellos que se les continúe atendiendo en la Casa de Asistencia El Consuelo, con las medidas de higiene y salud necesarias a fin de cuidar su salud.

Con el cierre de la casa de asistencia habría discriminación por edad en la vejez que consiste en cualquier distinción, exclusión o restricción basada en la edad que tenga como efecto anular el reconocimiento, goce o ejercicio en igualdad de condiciones de los derechos humanos y libertades fundamentales en la esfera política, económica, social, cultural o en cualquier otra esfera de la vida pública y privada,

SALUD

Según la Jurisdicción de Servicios de Salud de Mexicali, su personal acudió el 29 de mayo al Asilo de Ancianos para brindar atención médica al detectar posibles casos de COVID-19.

El jefe de la JSSM, Abraham Félix Moss, dijo que por instrucciones del secretario de Salud, Alonso Óscar Pérez Rico, el viernes 29 de mayo personal de la
Coordinación de Epidemiología realizó una visita de evaluación de casos específicos de enfermedad respiratoria. Allí encontró a dos personas con sintomatología sugestiva a COVID-19 con tratamiento médico particular y también con síntomas a un cuidador y a un empleado de cocina.

En los «hallazgos» se encuentra a una paciente de 83 años de edad «con múltiples enfermedades crónicas, que inició con síntomas el 24 de mayo de forma súbita al presentar fiebre, tos y malestar general, por lo que recibió consulta médica particular con tratamiento para neumonía y toma de muestra para COVID-19 de laboratorio particular el jueves 28 de mayo, con resultado pendiente», otra paciente de 51 años con resultado positivo a COVID-19 «por parte del Laboratorio Estatal de Salud Pública del lunes 1 de junio», dos mujeres de 64 y 48 años con resultados pendientes y una mujer de 45 años con resultado negativo.

Se recomendaron medidas preventivas, de sanitización, aislamiento, redistribución de espacios para evitar hacinamiento y mejorar la ventilación de las áreas.

Para este martes 2 de junio, se anunció una visita de seguimiento para verificar la evolución de los casos y de todas las personas que se encuentren en las instalaciones.

El problema es que el asilo se encuentra cerrado desde el lunes y que el hospital privado que les practicó las pruebas notificó los 16 adultos mayores y los 7 empleados de la Casa de Asistencia de «El Consuelo» dieron positivo a COVID19.

Deja un comentario

Pin It on Pinterest

A %d blogueros les gusta esto: