Jue. Dic 3rd, 2020

Denuncian uso excesivo de la fuerza policial en detención de un vendedor de flores en Mexicali


*Se trata de Manuel Islas, nieto del director local del periódico El Mexicano


Antonio Heras / Lindero Norte
Mexicali.- Un vendedor de flores fue encañonado y sometido por agentes de la Dirección de Seguridad Pública Municipal.

Se trata de Manuel Islas, de 18 años de edad, quien la tarde del sábado 17 de octubre se encontraba con una mujer que le apoya en la venta de flores en la calle Nicolas Bravo del centro de esta ciudad fronteriza.

La detención calificada de arbitraria fue denunciada por su abuelo Víctor Islas, director local del periódico El Mexicano, quién dio a conocer que en la comandancia de policía le entregaron a su nieto sin pagar ninguna multa, lo que evidencia que no cometió delito alguno o falta al Bando de Policía y Buen Gobierno.

Islas Parra dio a conocer que un agente de apellido Hernández le puso el cañón de su pistola en la cabeza para ordenarle que descendiera de un vehículo «por las buenas» o, de lo contrario, le «volaria la tapa de los sesos».

En ese momento llegaron más policías para someterlo y mantenerlo en puso por más de cuatro minutos donde le colocan esposas metálicas, le ponen una rodilla en la espalda y otro agente le inmoviliza de las piernas.

Luego de está acción policiaca de «uso de fuerza excesiva», Islas informó que golpearon al joven en la patrulla durante el traslado a la comandancia y también a su llegada a las instalaciones municipales.

«Al llegar yo a la comandancia, me dí cuenta que a mi nieto lo tenian contra la portezuela de una patrulla tipo pickup, agarrándolo de la garganta y asestándole golpes con los puños y los pies, de manera que les dije que estaban cometiendo un abuso de autoridad y cuando pretendi filmarlos, tres o cuatro agentes se me abalanzaron apergollándome del cuello e inmovilizándome los brazos», advirtió el periodista en redes sociales


Denunció que el agente Andrés León, quien tiene antecedentes de abuso de autoridad, intentó provocarlo al filmar con su celular mientras le preguntaba quién era y qué hacia allí, a pesar que identificaron al autor de la columna La Estampida de los Búfalos».

Al final, agregó, me entregaron a mi nieto precisamente por no haber cometido falta alguna

Deja un comentario

Pin It on Pinterest

A %d blogueros les gusta esto: