Incluyen a Caro Quintero en la lista de los “Diez prófugos más buscados” del FBI; ofrecen recompensa de 20 mdd

Jorge Heras / Lindero Norte
Mexicali.- Autoridades norteamericanas dieron a conocer que Rafael Caro Quintero fue incluido en el “Top Ten” de los prófugos más buscados del Buró Federal de Investigaciones (FBI, por sus siglas en inglés), por su presunta participación en el secuestro y asesinato del agente de la DEA Enrique Camarena Salazar y su actividad criminal en el tráfico de drogas a los Estados Unidos.

El FBI, la Agencia Antidrogas, el Departamento de Estado y el Servicio de Alguaciles Federales dieron a conocer que hay una recompensa de 20 millones de dólares para quien de información sobre el paradero del considerado por las agencias estadounidenses como uno de los “padrinos” del narcotráfico, que ayudó a formar el Cártel de Guadalajara a fines de la década de 1970.  Supuestamente, se convirtió en uno de los principales proveedores de heroína, cocaína y mariguana a los Estados Unidos y estuvo a cargo del cártel en Costa Rica y en la frontera entre los Estados Unidos y México.

De igual forma, se informó que la DEA y el Fiscal del Distrito Este de Nueva York anunciaron una acusación adicional contra Caro Quintero, referente a su papel como dirigente de una empresa criminal y por ser responsable del asesinato de Camarena.

Rafael Caro Quintero es el fugitivo 518 que se agrega a la lista de los “Diez Fugitivos Más Buscados”

A través de un boletín, la Agencia Antidrogas del Departamento de Justicia recordó que el 30 de julio de 1992, la Corte de Distrito del Distrito Central de California emitió una orden federal de arresto, acusando a Caro Quintero de crímenes violentos en favor del crimen organizado, de conspiración para secuestrar a un agente federal, de secuestrar a un agente federal, de asesinar a un agente federal, de ayudar, instigar y ser cómplice después de ese hecho.

Las personas que en su momento han salido del “Top Ten” al ser capturadas, si sus cargos criminales son desestimados o si ya no se ajustan a la descripción del FBI como alguien que tiene “un largo historial de cometer delitos graves y/o es considerado una amenaza particularmente peligrosa para la sociedad”.

Por medio de propuestas de las oficinas de la División de Investigaciones Criminales, el FBI incluyen a personas a esta lista. En el caso de Caro Quintero, entró a esta lista criminal en reemplazo de Jesús Roberto Munguia en la lista de los “Diez Fugitivos más Buscados”.

Esta lista del FBI se estableció en marzo de 1950. Desde entonces, 484 fugitivos han sido detenidos o localizados, 162 de ellos como resultado de la cooperación ciudadana.

Asegura Patrulla Fronteriza más de 20 kilos de marihuana en Calexico

droga calexicoJorge Heras, Mexicali, 18 de mayo.- Cuatro personas detenidas, entre ellos dos mexicanos, y el aseguramiento de más de 20 kilos de marihuana fue el saldo de un operativo de vigilancia permanente de la patrulla fronteriza en la ciudad de Calexico, California.

A través de un comunicado, la Agencia de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, por sus siglas en inglés), informó que en los primeros minutos de este lunes el sistema de videovigilancia detectó a dos hombres que brincaron el muro fronterizo con varios paquetes de droga, nadaron por la parte del canal Todo Americano y entregaron parte de la mercancía a dos personas que tripulaban un automóvil Honda Accord color plata al este de la carretera Interestatal número 8.

Agentes de la Patrulla Fronteriza le marcaron el alto al vehículo cuando se dirigía al Valle Imperial y al revisarlo observaron un paquete en el asiento trasero en donde era transportada la marihuana, por lo que se aseguró también al conductor del automóvil, un hombre de 27 años de edad, y el pasajero, una mujer de 20 años, ambos ciudadanos de Estados Unidos.

Como parte del operativo policíaco se logró la detención de las dos personas que cruzaron la valla fronteriza: un hombre de 38 años de edad y un joven de 23 años, quienes luego de hacer la entrega intentaba regresar a territorio mexicano.

Luego del arresto, los agentes fronterizos localizaron un paquete de droga que estaba en el agua del canal.

Según informó la agencia federal, se logró incautar 21 kilos con 500 gramos de marihuana con un valor estimado de casi medio millón de pesos.

Los detenidos y la droga fueron puestos a disposición del programa Alta Intensidad del Tráfico de Drogas (HIDTA) que forma parte de la Agencia Antidrogas de Estados Unidos (DEA).

Ofrecen 5 millones de dólares por información de Caro Quintero en frontera de Tijuana

caro quintero espectacularAntonio Heras
Tijuana.- El gobierno de Estados Unidos publicó una cartelera para ofrecer la recompensa de 5 millones de dólares por información que permita recapturar a Rafael Caro Quintero, ex líder del Cártel de Guadalajara, acusado de ordenar la muerte del agente de la DEA Enrique Camarena, “Kiki”.

En esa misma cantidad están tasados otros dirigentes del crimen organizado como es el caso de Vicente Carrillo Fuentes, Ismael “El Mayo” Zambada García y Juan José Esparragoza Moreno, “El Azul”, como antes lo fue para Joaquín “El Chapo” Guzmán Loera.

En la cartelera monumental que se ubicó en San Ysidro, a la altura de la entrada a Tijuana, aparece un Caro Quintero de cuando fue detenido en la década de los ochenta en Costa Rica, al ser señalado de secuestrar, torturar y asesinar a “Kiki” Camarena, agente DEA, originario de Mexicali.

Este anuncio forma parte del programa de recompensas que anunció la administración Obama al enterarse de la liberación de Caro Quintero por una orden judicial.

Columna Lindero Norte: Cobiancherias

cobian 2Antonio Heras

En alguna ocasión Lindero Norte se refirió a la congruencia como el único lenguaje válido de la política y a la lealtad como el único referente de la amistad.
Esto viene a colación la historia del señor Rafael  Cobián, actual subdelegado de la Procuraduría Federal del Consumidor en Tijuana.

Resulta que este hombre trabajó algún tiempo con el secretario de Seguridad Pública Municipal  Alberto Capella, a quien dicen le juró amor eterno pero al tiempo se desdijo y genero un rencor y resentimiento digno de una tragedia griega al grado que aprovechó una recta para tratar de batear un toletazo hasta fuera del estadio.

Desde la irresponsabilidad de su nuevo empleo, este Mago de la Filtración poco le importa las instrucciones del mexiquense Alfredo Castillo, de evitar meterse en problemas y hacer de la PROFECO una entidad gubernamental que responda a las necesidades de los ciudadanos.
El funcionario federal se convirtió en un vengador anónimo que salio a la luz pública.

No es para menos, pues se le ocurrió elucubrar un texto donde se acusa a su ex jefe Capella de tener vínculos con el crimen organizado, según fuentes de la Agencia Antidrogas Estadounidense (DEA) y de inteligencia militar.

capellaHabrase visto tanta estulticia, toda, entera. En los 32 anos de trabajo periodístico es la primera vez que se que la DEA filtra información y aun mas para fortalecer una investigación.
Tan endeble el dicho que suena hueco, fársico, fatuo.

El principal colaborador de la ex panista Dolores de Méndez, trato de asestarle un golpe a Capella pero le salio el chirrión por el palito pues ahora la DEA se siente agraviada por meterla en un chisme de quinta.

Rafael Cobián quien fue secretario particular de Capella Ibarra abandero una campana que lo ponía en entredicho, pero…
Algo se quebró entre ellos que ahora son contrincantes a muerte. Pues lanzó un petardo a la prensa al filtrar que la DEA investiga a Capella ya que existen fotos de estos con narcotraficantes.

Ante la difusión de esta especie, la agencia norteamericana se desmarco y exhibió a Rafael Cobián.
Aquí el problema es que la venganza mediática de Cobián –molesto por su despido–, ocurre en momentos en que el Gobierno Mexicano no encuentra como quedar bien con la DEA tras la sorpresiva liberación del narcotraficante Rafael Caro Quintero.

Foto: OEM

Mexicalense condenado a 240 años más una cadena perpetua en EU por caso Camarena pide intervención de EPN para ser liberado

rene verdugo 2Antonio Heras / Jorge Heras
Lindero Norte

Tras permanecer 27 años preso en cárceles de Estados Unidos por el secuestro y muerte del agente de la DEA Enrique Camarena Salazar, un mexicalense solicitó la intervención del gobierno de México para obtener su libertad toda vez que es inocente de esos delitos y careció de un debido proceso.

Se trata de René Martín Verdugo Urquídez quien fue secuestrado en el puerto de San Felipe, en la zona del Mar de Cortez, meses después de la muerte de Camarena y del piloto Alfredo Zavala Avelar en la ciudad de Guadalajara, de acuerdo a un documento en poder de Lindero Norte.

Cuatro policías judiciales de Baja California y dos agentes estadunidenses lo interceptaron para someterlo y trasladarlo 200 kilómetro al norte hasta la frontera con Calexico, California, donde rompieron la malla que dividía a México con Estados Unidos y lo entregaron, vendado y maniatado, a agentes de la DEA y del FBI.

Allí empezó su periplo judicial en enero de 1986 con la acusación de haber ingresado de manera ilegal a Estados Unidos y ser responsable de destruir la malla fronteriza hasta la actualidad donde se encuentra en una prisión federal en Tucson. Arizona, “pagando una condena de 240 años más una cadena perpetua, por un crimen que no cometí, como consta tanto en las cortes norteamericanas como en las diversas instancias de justicia de mi país”

Al señalar que no existe una sola prueba que acredite de manera fehaciente su participación en el secuestro y muerte de Camarena, el mexicalense afirma que se “convirtió en un verdadero preso político, que ha sido sometido a una serie de injusticias y presiones que incluyeron en su momento mi total aislamiento en prisión a manera de tortura, para confesar un asunto del cual soy ajeno totalmente, por lo cual me estoy permitiendo solicitarle su intervención para poder recobrar mi libertad de la cual estoy privado sin justificación alguna”.

En una carta dirigida a Enrique Peña Nieto, advierte que nunca le respetaron sus derechos humanos “tomando en consideración que fui secuestrado en territorio mexicano y entregado a las autoridades norteamericanas quienes al no tener ningún cargo concreto en mi contra, me acusaron de haber cruzado la frontera en forma ilegal, causando daños a la nación por haber destruido parte de la malla divisoria, cuando lo cierto es que los agentes mexicanos y norteamericanos que me secuestraron, me introdujeron por debajo de la malla que divide ambos países”.

Agregó que jamás le notificaron al Consulado Mexicano en Calexico de su secuestro y, por lo tanto, no tuvo ningún tipo de defensa y mucho menos un intérprete cuando los secuestradores lo entregaron a los agentes de la DEA en la oficina de migración de Calexico para trasladarlo al Centro Correccional Metropolitano de San Diego.

“La única prueba que supuestamente me incrimina en este asunto, es que Michael Malone, perito encargado de la unidad de Cabellos y Fibras del FBI, “encontró” un cabello mío, el 12 de Abril de 1985, en el domicilio de Lope de Vega 881,de la ciudad de Guadalajara, Jalisco, (dos meses después de que murió Enrique Camarena cuando ya se había remodelado y pintado toda la casa y cambiado las alfombras), donde supuestamente estuvo secuestrado”, dijo Verdugo Urquídez en su misiva al tiempo de señalar que con el tiempo Malone fue cesado de su cargo al trascender que sus métodos y testimonios en múltiples casos y en diversas Cortes por no ser confiables, según la edición del 16 de abril de 1995 del Wall Street Journal.

rene-bw-lg1Verdugo informa a Peña Nieto que el Noveno Circuito de la Corte Suprema de los Estados Unidos de América emitió en dos ocasiones resoluciones a su favor cuando declaró ilegal la manera en que fue detenido, pero el pleno de la Corte sostuvo que no existe dentro de los tratados de extradición una cláusula que prohíba textualmente el que se pueda secuestrar a un ciudadano extranjero en cualquier sitio del planeta. Para el mexicano detenido en Arizona esta definición sirve para justificar y continuar con esa práctica cuando así lo requieran las autoridades de Estados Unidos y da paso a los “caza recompensas” norteamericanos que viajan por todo el mundo para secuestrar personas por cualquier causa.

La mayor aberración es que el homicidio de Camarena, nacido en Mexicali el 26 de julio de 1947, se cometió en Jalisco y, por ende, debería ser juzgado en México pero su nombre no aparece como responsable ni sospechoso de ese homicidio en ninguna Procuraduría de Justicia, Juzgado o cualquier tipo de instancia de procuración o administración de justicia.

Tras recordar que una extranjera sentenciada fue liberada en México (no exonerada de las acusaciones en su contra) por la Suprema Corte de Justicia de la Nación, así como varios mexicanos procesados, especialmente elementos pertenecientes a la más alta jerarquía de nuestro Ejército Mexicano, también obtuvieron su libertad en nuestro país, por violaciones a sus derechos humanos o porque no se llevó a cabo el debido proceso, pregunta: ¿no sería posible que ahora un mexicano preso injustamente en el extranjero obtuviera su libertad con los mismos argumentos? si los derechos humanos y el debido proceso son de aplicación universal y en este caso, señala, fue secuestrado, careció de auxilio del Consulado mexicano y su nombre no aparece en ninguna averiguación de las autoridades mexicanas, “ni siquiera como sospechoso y mucho menos como responsable”.

Le pide al presidente Peña Nieto que solicite por las conductos legales convenientes al presidente de los Estados Unidos Barack Obama se sigan los trámites pertinentes para obtener su libertad, en razón de ser un preso político.

Quien fue señalado por las autoridades como responsable de ese crimen, Rafael Caro Quintero, ya está en libertad, concluye el documento.