153 jornaleros de San Quintín interponen dos demandas por despido injustificado

jornaleros okasJorge Heras, Mexicali, 27 de julio.- Un par de demandas colectivas presentaron 153 jornaleros del Valle de San Quintín en esta temporada laboral, informó la Secretaria del Trabajo en el Estado, Juana Pérez Floriano.

Los recursos jurídicos, indicó, fueron presentados en contra de dos empresas agrícolas por despido injustificado; una de las demandas está integrada por 140 personas mientras que la otra fue interpuesta por 13 trabajadores.

La funcionaria estatal indicó que la denuncia más complicada es la que está conformada por más de un centenar de jornaleros ya que, advirtió, “la empresa detectó a trabajadores que nunca habían trabajado ahí, y en algunos casos decían que habían trabajado tres años y sólo habían trabajado dos o tres semanas, al parecer ha habido algunas personas que están mintiendo en alguno de los procesos”, expresó.

Al tiempo de señalar que en este caso no se ha dado la conciliación entre las partes, Pérez Floriano sostuvo que la empresa demandada decidió esperar al laudo de la Junta Local de Conciliación y Arbitraje, el cuál se determinará en el mes de agosto cuando los tribunales regresen de vacaciones.

La Secretaria del Trabajo comentó que en el poblado Vicente Guerrero se instaló un módulo móvil para dar atención a todas las denuncias que se dan en materia laboral y no tengan que acudir a las instalaciones de la delegación de San Quintín.

Por otra parte informó que el pasado viernes 24 de junio se reunió con los integrantes de la Alianza de Organizaciones Nacional, Estatal y Municipal por la Justicia Social para atender sus demandas y concretar algunas acciones que no se habían podido llevar a cabo.

Sostuvo que la temporada de trabajo en los campos agrícolas de San Quintín finalizó pero que la recontratación iniciará en el mes de octubre, sin embargo los empresarios y productores, refirió, han declarado que en la próxima temporada habrá problemas y disminución en la contratación de personal, “en razón de la sequía y por la pérdida económica de las empresas que tuvieron la necesidad de recortar el número de hectáreas que habrán de sembrarse en el próximo ciclo”.