Clausuran de nueva cuenta el relleno sanitario de “El Jibarito”

relleno norbacLindero Norte
Tijuana.- El diputado local Fausto Gallardo García informó que con el fin de solucionar el grave problema de contaminación provocado por el relleno sanitario conocido como “El Jibarito”, personal del Ayuntamiento de Tijuana, de la Secretaría de Protección al Medio Ambiente del Estado y de la PROFEPA acudieron a dicho relleno para llevar a cabo diversas inspecciones, lo que provocó su clausura.

Como lo habían anunciado autoridades ambientales y de salud de los tres órdenes de gobierno en una reunión que tuvieron con legisladores y colonos de la zona,  acudieron este jueves al relleno clandestino en donde observaron diversas irregularidades como el incorrecto manejo de los residuos sólidos, lo cual genera problemas de salud y ambientales. el cual fue el motivo principal para cerrar el lugar, “a clausura se realizó por existir un riesgo inminente por afectación al medio ambiente y la salud de los habitantes que viven alrededor de este tiradero de basura” precisó Gallardo García.

De igual manera el diputado verde ecologista comentó que la clausura del confinamiento es una exigencia de miles de ciudadanos que se ven afectados en su salud y entorno, “esta medida es una muestra de que la coordinación entre las distintas autoridades permite definir e implementar soluciones prontas y efectivas a los problemas que aquejan a la sociedad”.

“Agradezco el apoyo y la mejor disposición de las autoridades federales, estatales y municipales por atender este tema que es de gran preocupación para los tijuanenses, especialmente para los residentes de las colonias aledañas al relleno, quienes lamentablemente sufren o se encuentran expuestos a contraer graves enfermedades que, incluso, han causado la muerte de menores” dijo el legislador.

La inspección fue desarrollada de manera coordinada por autoridades municipales, estatales y federales, y como ya se mencionó obedece a una serie de acuerdos asumidos en una mesa de trabajo realizada el pasado 23 de septiembre en las instalaciones del Congreso del Estado, por convocatoria del diputado Fausto Gallardo García.

Cabe mencionar que correspondió a la Secretaria de Protección al Ambiente del Estado la clausura del relleno sanitario, mientras que la PROFEPA determinó la necesidad de continuar el monitoreo y medición de gases, así como el análisis de muestras de tierra para poder estar en posibilidades de conocer con mayor precisión el impacto ambiental.

Reabren relleno sanitario en Tijuana en zona urbana y sin permisos ambientales

Imagen7Lindero Norte
Tijuana.- Un confinamiento de residuos peligrosos ubicado en la zona urbana de Tijuana reinicio operaciones sin contar con permisos ambientales y a pesar de encontrarse en la mancha urbana de esta ciudad fronteriza con Estados Unidos.

El relleno sanitario Verde Valle ubicado en la zona de El Jibarito, al poniente de Tijuana, cerro operaciones en 2003 por llegar a su final de vida útil.

El ayuntamiento reubicó las actividades de confinamiento de desechos sólidos hacia el Valle de las Palmas, una zona despoblada del área oriente, en las inmediaciones de  Tecate.

A pesar que el gobierno municipal del alcalde Jorge Astiazarán se comprometió a impedir la reapertura del relleno sanitario, este predio se encuentra en actividad, sin importar la salud de los habitantes de la zona, quienes protestaron por el reinicio de operaciones de lo que ahora se denomina “Norbac”.

El gobierno estatal de Francisco Vega de Lamadrid tampoco ha hecho nada, a pesar de la violación ambiental que representa este relleno y la responsabilidad que tiene la Secretaria de Protección al Ambiente.

Esta empresa empezó a recibir desechos sólidos de la empresa  Mynteg, cita propietaria es Isabel Rocío Elvira Banderas.

Tras el cierre del relleno sanitario, hace una década, el empresario Rodolfo Rodríguez Miranda se posesionó del predio que tenía rentado y evitó el acceso a los inspectores para la clausura del relleno sanitario lo que permitió que de manera furtiva se mantenga en operación al disponer residuos a cielo abierto que trajo consigo denuncias y quejas ciudadanas.

En 2013, construyó una celda para la disposición de residuos sin contar con los permisos ambientales del ayuntamiento de Tijuana ni del gobierno de Baja California.

relleno norbacLa empresa viola la Norma Oficial Mexicana 083 de la SEMARNAT de 2003 que advierte que ningún sitio de disposición final de residuos puede estar a menos de 500 metros de alguna localidad. Norbac está en medio de una zona urbana tijuanense.

A pesar de esta violación, Rodríguez Miranda dice contar con el estudio de factibilidad de uso de suelo 5419/2010 aprobado por el gobierno municipal y el permiso de manejo, tratamiento y disposición final de residuos sólidos domésticos, comerciales e industriales (OAM-1190/2010). Sin embargo, no existen antecedentes en los archivos municipales.

El 4 de marzo de 2014, la asociación civil México Comunicación y Ambiente solicitó al secretario de Protección al Ambiente del gobierno de Baja California, Carlos Graizbord, la clausura definitiva del sitio que incumple con la Noma Oficial Mexicana y pone en riesgo vidas humanas. La exigencia se registró bajo el expediente 44076 y su antecedente es el oficio SPS-TIJ-0623714, de la cual no ha habido respuesta del funcionario estatal.

Vecinos de la zona protestaron frente a las oficinas del municipio para exigir la clausura al alcalde Astiazarán Orcí ante el riesgo de salud que representa el convivir con residuos peligrosos.

También solicitaron la intervención de la Sindicatura Social del ayuntamiento tijuanense para exigir la clausura total de las actividades del empresa y se proceda a limpiar la contaminación prevaleciente en el predio de El Jibarito pues durante muchos años los desechos han permanecido a cielo abierto y sin medidas de protección ambiental
relleno 4