Lun. Nov 30th, 2020

Columna Cicuta: Sitiado

Jaime Flores Martínez

Acorralado por los policías federales que acudieron a aprehenderlo, Víctor Manuel Zatarain se encerró en una oficina junto con un grupo de elementos. El jefe policiaco pensó  rápido, se enfundó en un informe policiaco y salió campante en medio de los federales. No hay duda que Zararain es un hombre audaz.

Desde el miércoles 16 mayo, en jefe de la policía municipal en Mazatlán, Sinaloa, se encuentra prófugo de la justicia. Esos federales presentarían a Zatarain ante la Subprocuraduría de Investigación contra la Delincuencia Organizada (SIEDO) que depende de la Procuraduría General de la República (PGR).

Zatarain sabe perfectamente porque el grupo delictivo conocido como los Zetas había ingresado a territorio mazatleco desde hace un año. En la SIDO observaron que desde el arribo de Zatarain, los miembros de  los Zetas ingresaron a un territorio que aparentemente controlan el cartel del pacífico. Curiosamente (desde el arribo de Zatarain  a la policía en Mazatlán) comenzó una guerra encarnizada con los narcotraficantes de casa.

Y no se trata de especular sobre las intenciones de la PGR en arrestar a Víctor Manuel Zatarain. Los mismos antecedentes de este hombre levantaron la sospecha de la SIEDO.

Zatarain fue director de la Policía Municipal en Tijuana durante la administración el empresario tijuanense Jorge Hank Rhon. El secretario de seguridad pública era Luis Javier Algorri Franco, personaje de todas las confianzas de Hank. Al terminar el trienio parcial hankista, Algorri se regreso a realizar sus labores habituales al Hipódromo Caliente, mientras que Víctor Manuel Zatarain fue enviado a cumplir labores de seguridad del Grupo Caliente en la ciudad de Monterrey, Nuevo León. Hasta los más ingenuos saben que ese es territorio Z.

Se supone que Algorri conoció la identidad de los nuevos amigos de su pupilo Zatarain, y esto genero la enorme fractura entre ambos. De esta manera Zatarain se quedó sin trabajo, aunque en cuestión de semanas recibió una oferta del gobierno panista de Mazatlán Sinaloa. La invitación era integrarlo como director de la policía municipal.

Desde luego que su nombramiento no fue bien visto por los grupos locales, aunque eso le vino guango al nuevo jefe policiaco. Por lo pronto  ya tenía en la mano el picaporte.

Se supone que los constantes enfrentamientos entre bandas rivales, alertaron a la PGR sobre papel que jugaba el director policíaco. Por eso acudieron a las oficinas policíacas para arrestar a Zatarain. Sin embargo, la habilidad y la audacia de este hombre, los hizo quedar en ridículo.

Cambio

Una enorme responsabilidad tienen los diputados locales al elegir al sucesor de Heriberto García García al frente de la Procuraduría de los Derechos Humanos. Más allá de los intereses políticos, los diputados tienen la obligación de hacerse responsables por la defensa de los derechos humanos de los bajacalifornianos.

Todo parece indicar que en la recta final se encuentra María Isabel Herrera Covarrubias, quien actualmente se desempeña en la Procuraduría de los Derechos Humanos y quién es protegida por el ex procurador de derechos humanos Ismael Chacón Guereña. Se supone que este espacio es el interés del Partido Acción Nacional.

Las otras dos opciones son Jorge Álvaro Ochoa Orduño, actual encargado de las quejas en la PDH. El otro, tercero en discordia, es el ex director de Desarrollo Social Municipal Miguel Medrano Valero, un joven respaldado un grupo de paleros que avientan la piedra y esconden la mano. El señor Medrano no tiene la mínima experiencia en la defensa de los derechos humanos. ¡Para qué diantres! Por el contrario generó malestares al utilizar con discrecionalidad la entrega de apoyos a las clases más necesitadas.

El que también se quedará con las ganas es Raúl Ramírez Bahena, quien arrastra un enorme experiencia en la defensa de los derechos humanos. Éste hombre ha dedicado parte de su vida a defender las causas de los más vulnerables. Su curriculum es harto voluminoso, aunque los legisladores se voltearon para otro lado.

Por lo visto la Procuraduría de los Derechos Humanos se mantendrá por los próximos tres años como un auténtico botín político donde los derechos humanos se utilizan como una herramienta de control político. En este momento existe un centenar de empleados en esa dependencia, todos ellos de confianza. Es decir, el nuevo ombudsman seguramente va a llevarse a 10 decenas de sus cuates para integrarlos a la nómina. Habrá que señalar que las personas que apoyarán el ascenso de nuevo procurador también querrán su espacio físico, es decir, le pedirán que hacerte a sus recomendados.

Aunque hay algunas personas que acusan a Cicuta de actuar como la metralleta de David Saúl Guakil, la realidad es que Miguel Medrano Valero se dedicó a pregonar su ascenso a la PDH. Esos paleros deberían decirle a Medrano que mantenga cerrada la boca pues la seguridad que tiene de su ascenso debería de hacerlo madurar. No es gratuito que haya ofrecido empleo a las 15 personas que renunciaron a la Secretaría de Desarrollo Social Municipal. La versión fue que renunciaban al cargo en solidaridad con Medrano, un personaje que fue cesado por el ex director de Desarrollo Social David Saúl Guayaquil.

Medrano tiene todo el derecho de hacer lo conveniente. De eso no hay duda. Lo cuestionable es que no guarde discreción en los nuevos acuerdos que suscribió. En la política, el señor Medrano, desconoce que hay que tener la mente ágil y la boca cerrada.

Comentarios: cicuta.info   cicuta45@gmail.com  twitter@cicutajaime

Deja un comentario

Pin It on Pinterest

A %d blogueros les gusta esto: