Jue. Nov 26th, 2020

Columna Cicuta: Ardores

Jaime Flores Martínez

Convencido de su permanencia como procurador de justicia en Baja California, al señor Rommel Moreno Manjarréz no le importa escupir mentiras. Al cabo que el gobernador ni se entera y los bajacalifornianos –sencillamente– se chupan el dedo.

La mañana del pasado miércoles 4, el señor procurador se reunió con los industriales de Otay para prometerles redoblar la seguridad en una zona que llegó a convertirse en un paraíso para los delincuentes  Rommel Moreno anuncio pomposamente que ordenaría mayor presencia de policías ministeriales en aquella zona. Pobres industriales. Lejos de alegrarse quedaron aterrados.

Minutos después de tan portante anuncio el señor Moreno reveló ante reporteros que “aun se encuentran prófugos los tres policías ministeriales ubicados como responsables del robo de más de 21 mil dólares y 67 mil pesos en efectivo de la Agencia del Ministerio Publico encargado de atender los delitos sexuales”. Ese dinero correspondía a la fianza entregada por burdeleros señalados como tratantes de personas en bares y cantinas de Tijuana. Los policías federales que encabezaron el operativo decidieron dejarle todo a la Procuraduría estatal  incluido el dinero que reunieron para pagar la fianza.

El asunto es que la entonces directora de averiguaciones previas, la abogada Josefina  Valencia Espinoza, se desentendió del dinero y esquivó la responsabilidad de guardarlo. Los billetes y las monedas pasaron más de 15 días arrumbadas en una mugrienta caja de cartón que se encontraba en el piso de una oficina con acceso a la calle. Hace unas tres semanas “alguien” se dio cuenta que a ese dinero le habían salido alas. El personal de esa agencia del ministerio público cruzó miradas de desconfianza.

Tanto escándalo se hizo que el procurador de justicia decidió suspender de sus actividades a los agentes del ministerio público Antonio Martínez y Martín Sánchez Puerta. Un oficial de la policía ministerial había sido suspendido un día antes y decidieron cargarle el caballo. A ese oficial tambien lo embarraron. Ya eran tres los involucrados.

La Procuraduría informó que investigaban la responsabilidad de esos tres servidores públicos en el robo del dinero. Sin embargo nadie movió un dedo excepto el propio Procurador Rommel Moreno al remover a la directora de Averiguaciones Previas, aunque solo la cambio de puesto.

Hace unas tres semanas, el ahora titular de Averiguaciones Previas Sergio Lagunas convocó la conferencia de prensa para anunciar que los dos agentes del ministerio público sospechosos del robo del dinero habían sido destituidos. Contrariamente, el Procurador Rommel Moreno abordo el tema al decir que “los tres ministeriales involucrados en ese delito se encontraban prófugos”. ¿No que dos agentes del ministerio público habían sido destituidos por ese delito?. ¿Cree el procurador que los comunicadores y los ciudadanos somos un ejército de retrasados mentales?

El procurador cometió un gravísimo error al decir que “ordenaría” el reforzamiento de la vigilancia en la zona industrial al mandar mas policías ministeriales. Rommel Moreno no debió referirse “a tres policías ministeriales que andaban prófugos por rateros”. Los industriales cuidados por una corporación mal calificada por  el propio titular? ¡A esto se llama incongruencia!

Además Cicuta ya se refirió a los dos agentes del Ministerio Público que aparentemente fueron destituidos por ese asunto. Uno de esos agentes ya fue reinstalado, mientras que el otro presentó su renuncia hace tres meses. Así pues el procurador no dice la verdad. Es un hecho que el gobernador desconoce los asuntos relativos a la procuraduría.

Ya que nos referimos al tema, luego de la publicación de Cicuta sobre el arresto de Sergio Lagunas hace más de una década por el delito de“fraude procesal”, éste funcionario decidió suspender de su labor a dos personas trabajadores de la procuraduría. Ellos habrían pasado los informes aquí publicados. Esas dos personas fueron separadas temporalmente de su encargo. Personal de esa dependencia afirma que el señor Lagunas está furioso con el columnista y que por ello tomó represalias con dos empleados.

No hay duda quiera don Sergio Lagunas “le ardió” al saber que existen personas interesadas en que circulara esa oscura parte de su expediente. También buscó alguna persona que tuviera contacto amistoso con este redactor para “tomarse un cafecito” y tal vez conocer sus fuentes de información. El señor Lagunas debe entender que difícilmente un periodista le confiará son fuente de información. Aún así cualquier profesional del periodismo estará siempre dispuesto a charlar.

Débil

En solamente un mes Arnulfo de León Lavenant despedazó la esencia de la Procuraduría de Derechos Humanos de Baja California (PDH). Don Arnulfo, abogado fast track, convirtió a esa institución en una obvia agencia familiar de colocaciones. Porque además de jalar a sus primos, tíos y hermanos, don Arnulfo de León se ha olvidado de defender los derechos humanos de los habitantes de la entidad.

Y no se trata de lanzarle una crítica ligera al señor procurador sino destacar que se ha dedicado a todo menos a cumplir con su labor. Además de darle trabajo a todas las personas que recomendaron, el abogado de León Lavenant metió a la nomina a todas las personas que estaban fuera del presupuesto..

Hace un par de semanas, don Arnulfo recibió una llamada de Manuel Montenegro Espinosa ( titular del órgano de fiscalización), quien le giro la orden de colocar en la PDH a una “recomendada” como titular en la administración de la institución.  Rodolfo de León a Bernal no pudo decirle que no. Tímidamente agacho las orejas y aceptó la imposición. Mas vale que lo ubiquen como agachón a que lo dejen desempleado.  Como si los bajacalifornianos no supieran que don Manuel Montenegro es practicante de las mismas actividades: Desde la titularidad del Orfis, el señor Montenegro  “tampoco hace nada”. (aunque suene a pleonasmo)

Comentarios; cicuta.info  cicuta45@gmail.com  twitter@cicutajaime  

Deja un comentario

Pin It on Pinterest

A %d blogueros les gusta esto: