Jue. Dic 3rd, 2020

Columna Lindero Norte: Impopular

Antonio Heras

*El caso Aleph
*Rommel
*Panteonero

En la desaparición de Aleph Jimenez hay quien dice que existen serias dudas sobre la autenticidad de su causa para esconderse en La Paz, capital de Baja California Sur.

Sintió peligro de su integridad física, le dio miedo que el gobierno de Ensenada que preside el priista Enrique Pelayo cumpliera sus amenazas y huyo, corrió por su vida.

Lo que se escucho entre corrillos es la suerte de un autosecuestro y de un montaje pues dicen que hay indicios de todo un engramado mediatico.
Esta versión es impopular, aunque se traduce en leyendas urbanas cuyo epicentro es la figura de Aleh Jimenez.

TRABAJO
La desaparición de este dirigente-vocero-integrante del movimiento #yosoy132 obligo al gobernador Guadalupe Osuna Millán a ordenar que Rommel Moreno se pusiera a trabajar.

En dos días lo extranaron los gerentes de hoteles de cinco estrellas de Tijuana, Mexicali y Ensenada que se encargan donde realiza reuniones semanales para firmar todo tipo de convenios y acuerdos, en esa simulación de que hace todo sin hacer nada.

Eso ha hecho en cinco años, ante la complacencia de Osuna Millán. Comparten preferencias, entre ellas la inocuidad del nuevo sistema de justicia penal.
Por cierto, Rommel se ha convertido en una especie de juez o de defensor de oficio de malandrines.

Prueba de ello es el rezago en este sistema que lo único nuevo que tiene es el edificio y las formas de incubar la corrupción y la impunidad.

Por fortuna para Rommel llego una llamada de un amigo de Aleph para advertir que estaba en trayecto de La Paz a la ciudad de Mexico porque aun sentía que su vida peligraba.

Se imagina que es lo que va a pasar con la investigación sobre la desaparición de Aleph?.
Exacto. Nada.

PANTEONERO
Hace unos días recibí un correo que me llamo la atención por absurdo.
Era un clima informativo artificial que manejaron las corrientes tenebrosas del pripanato.
Se trataba de una supuesta relación amorosa entre el diputado Max Garcia y la regidora Najla Wehbe.

La columna firmada en redes sociales y cadenitas de chismes por Hugo Isaac Rea simplemente cumplió con su objetivo de sicariato periodístico.

Por deferencia le envié un comentario a Rea donde le aclaro que Najla no es despanpanante sino preciosa y que no busca seguir en la nomina.

A diferencia de Hugo Isaac Rea, la regidora del PANAL es una mujer bien nacida que no anda estirando la mano para recibir dadivas.
La conozco desde hace 22 años y se de su calidad humana por eso la asumo como mi sobrina.

El caso que Rea reenvio el comentario personal a su red íntima y personal.
Por eso lo hago público, sin ningun resquemor.

El sedicente periodista actuo como lo que fue en su tierra natal: un reconocido jefe de panteones de un municipio de Sinaloa.
Servido, maestro Rea.

Deja un comentario

Pin It on Pinterest

A %d blogueros les gusta esto: