Jue. Nov 26th, 2020

Columna Cicuta: Iracundo

Jaime Flores Martínez

Alteradísimo por un evidente conflicto familiar, don Raúl descendió de su vehículo para encarar a su concuño Jesús, a quien insultó hasta el cansancio.

Sin importarle la presencia de comensales y transeúntes, don Raúl Marín le advirtió que apenas arribara Héctor Osuna Jaime al gobierno de Baja California «las cosas cambiarían». Los oyentes entendieron que se trata de un asunto relacionado con la patria potestad, aunque a nadie le quedo claro.

Un testigo de tan bochornoso evento no se atreve a repetir el intercambio de insultos para evitar que en algún arrabal se sientan rebasados. Y no se trata de entrometerse en asuntos estrictamente familiares donde cualquiera puede tener la razón. Solamente la autoridad competente podría ventilar un asunto que solo compete a la familia.

 El asunto es que –públicamente—el panista Raúl Marín pregona su estrecha relación con el panista Héctor Osuna Jaime para intentar amedrentar a sus detractores. Si bien Osuna Jaime es considerado como uno de los más fuertes aspirantes a la candidatura panista, también es cierto que situaciones como la relatada poco le ayudan.

Cicuta debe mantenerse al margen del evidente conflicto familiar, pues la intención no seria defender a la persona insultada identificada como Jesús. Quizá la razón asista a Marín lo que justificaría su explosiva reacción.

Desde hace década y media Raúl Marín se ha cobijado bajo la sombra de Osuna. La percepción generalizada es que Osuna guarda especial afecto hacia Marín. Sin entrar en detalles, durante las últimas ocho semanas el señor Marín ha presentado dos denuncias penales por igual número de supuestas agresiones de familiares de su ex esposa.

La versión es que Marín llega a provocar conflictos con la esperanza que estrellen el puño contra su cara. El incidente ocurrido hace unos días se registró afuera de un restaurante ubicado sobre la calle Escuadrón de Tijuana. Si Osuna Jaime busca obtener la candidatura del PAN hacia la gubernatura de Baja California, bien haría con darle a su amigo Raúl una buena dosis de Dalay.

Ansioso

Atrapado en su desesperación por regresar al poder político, don Salvador Morales Ruibi  se ha dedicado a trastornarle el futuro al pre candidato panista a la gubernatura de Baja California Francisco Vega de la Madrid.

En su ansiedad por colocar a Kiko como abanderado panista, don Salvador recurre a la divulgación de encuestas inexistentes donde el ganador –claro—es Kiko Vaga por un margen sencillamente inconcebible. Tan volado anda Chava Morales que no tiene empacho en repartir puestos públicos en el próximo gobierno. Vega de Lamadrid debe poner en paz a su inquieto pupilo. Los detractores de Kiko esperan serenos que Morales cometa un error garrafal, de esos que acostumbra, al perder los estribos.

Disfrazado de demócrata azul, el ex dirigente panista asegura que su partido plasmo en su colaboración periodística de la semana pasada que su partido “hace lo necesario para conseguir una severa derrota en los comicios del próximo año”.

Sin mencionar a “su gallo en turno”, Morales se refiere las fracturas y divisiones internas. Subraya el protagonismo y la ausencia de generosidad de los aspirantes a los cargos de elección popular. Le sangran los labios. Sin ningún empacho critica las dirigencias panistas en el estado y en Tijuana. Les llama “tenues y atadas de manos”. Desde luego que su objetivo es el dirigente estatal Sócrates Bastida y el de Tijuana Enrique Méndez Juárez.  Ellos apoyarían al candidato que tenga el respaldo de los ex alcaldes Jesús González Reyes y Jorge Ramos Hernández.

En un intento por impulsar a Kiko Vega para colocarlo como candidato de su partido a la gubernatura, Morales advierte:  si su partido quiere ganar la elección del año próximo, entonces “debe tener una buena dirección, alta moral, y estructura sólida”. Subraya que se tiene que ganar una elección, se debe enviar al candidato mejor posicionado. No lo dice, pero se refiere a Francisco Vega, a quien su imaginación posiciona en la cúspide. A don Salvador le adelanto que no haga ilusione; No será Kiko.

Tal señalamiento se hace para que Francisco Vega de la Madrid reflexione sobre la conveniencia de mostrar ansiedad extrema. Entre más se exageren las cosas,  las posibilidades de triunfo disminuyen. Kiko Vega debe saber que Morales Riubi ya comenzó a repartir puestos. Presume que apenas llegue Kiko a la gubernatura, el despachara como Secretario General de gobierno.

Cachondo

Este último ya no haya como contener la tempestad en su contra. Además de presentar denuncias penales contra aquellos que se atreven a referirse al escándalo, don Luis se hace la victima pues recurre a sus incondicionales para que intenten defenderlo. Que chunga; De don Juan  a juanga.Cómo gato boca arriba se defiende el maestro Luis Gerardo Hirales Pérez, coordinador de formación básica de la Universidad Autónoma de Baja California, señalado por presunto abuso sexual. El periodista mexicalense Antonio Heras Sánchez documento el caso de al menos dos maestras que fueron hostigadas por Hirales.

Don Luis Hirales se revuelve por ocultar sus calenturas. Si acaso no las hay, entonces ¿qué afán en rebatir los señalamientos? En breve Cicuta se referirá a datos duros, es decir, hechos irrebatibles. Dibujaran a san Luis Hirales en su asquerosa realidad. A sus vasallos un mensaje: Cualquier escupitajo será desestimado, aunque en su caso revirado.

Comentarios;  cicuta.info   jaime.cicuta@gmail.com    twitter@cicutajaime

Deja un comentario

Pin It on Pinterest

A %d blogueros les gusta esto: