Mié. Dic 2nd, 2020

Columna Cicuta: Maniobra

Jaime Flores Martínez

Mucho antes que los gallos deberá levantarse el recién nombrado delegado de Sánchez Taboada de Tijuana, porque en esa demarcación hay muchísimas cosas que hacer. El pasado fin de semana, al rendir protesta como titular de esa delegación, el señor Jorge Castro Zapien dijo que atenderá diariamente –por separado– las necesidades de cada una de las sub-delegaciones que son muchísimas y muy complejas.

En lugar de mandar cartitas aclaratorias porque algunos periodistas no se someten a rendirle pleitesía, don Jorge Castro deberá meter en cintura a un empleado que ocupa su tiempo en dormitar frente a la computadora.  El viernes pasado, una señora perfectamente identificada envió a Cicuta una fotografía tomada el jueves al señor Carlos Infante, encargado de despacho de esa su delegación. Cierto que la foto que tomó la ciudadana no tiene la capacidad de probar que don Carlos lanzaba ronquidos de león rumiante, aunque si se observa recargado, con sus ojitos cerrados y la computadora prendida.

Si al nuevo delegado le interesa la gráfica para hacerle un monumento, solo tiene que llamar a Cicuta. eso tendría que hacerlo antes de mandar otra carta aclaratoria. El escribiente reitera: A don Jorge le sienta bien el gris, de su traje.

Maniobra

Ubicado por la mayoría de los funcionarios como el principal tapete del alcalde, el señor Antonio Cano Jiménez comenzó a maniobrar para mantenerse adherido a la ubre de gobierno. Y es que el actual coordinador de gabinete ya trazo una ruta que le permitiría mantenerse en la nomina si acaso el alcalde Carlos Bustamante Anchondo no consigue convertirse en el próximo gobernador de Baja California.

Resulta que Cano «ya le echo el ojo» al puesto que actualmente ocupa el maestro Virgilio Muñoz Pérez en el Centro Cultural Tijuana. Aunque Cano nunca se atrevería a reconocerlo ante el alcalde, para una buena parte de los funcionarios es evidente su interés por dirigir el Cecut.

Es del conocimiento público que Virgilio Muñoz deberá dejar su encargo apenas comience el próximo gobierno. Para Antonio Cano, dirigir el Cecut le permitiría mantenerse políticamente vigente, pero sobre todo le permitiría chuparse un salario de 140 mil pestillos.

Aunque el alcalde Carlos Bustamante es uno de los posibles candidatos del PRI a la gubernatura del Estado, Cano enfocó sus baterías hacia el Cecut en el remoto caso que Bustamante se quede en el camino. Sin decírselo abiertamente, Cano susurró al oído de Bustamante para que se entrevistara con la presidente del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes ( CONACULTA) Consuelo Saizar Guerrero.

El encuentro seria para lograr que Saizar accediera a liberar 12 millones de pesos que prometió el año pasado. El dinero vendría a aliviar los baches financieros del Instituto Municipal de Arte y Cultura (IMAC) que dirige Elsa Arnaiz. Como generalmente lo hace, el señor Cano utilizó su aterciopelado tono de voz para convencer al alcalde de su idea grandota.

También debió sugerirle asistir al evento, pues sus conocimientos en la materia rebatirían cualquier inconveniente. La intención del tumor era muestrearse con una funcionaria que tiene cabida en el ánimo del próximo presidente de México Enrique Peña Nieto. En otras palabras, la señora Saizar podría ser consultada por la próxima administración federal.

Además, si acaso Bustamante es marginado de sus actuales intenciones políticas, al menos tiene la posibilidad de pedirle a Peña Nieto algunos espacios dentro del gobierno federal en Baja California. ¿acaso Bustamante no le pediría a Peña Nieto la dirección del Cecut para el más destacado de sus peones?

Con su acostumbrada sonrisa socarrona, Cano presume que sus conocimientos son tan bastos que su eventual retorno al piso 18 de las Torres de Agua Caliente sería como desperdiciar sus talentos.
Para información del respetable, el señor Cano es licenciado en Ciencias de la Comunicación, con maestría en rumorología aplicada y doctorado en lambisconería. ¿Cultura? ¿Con que se come?

Imprudencia

Muy desconcertados estuvieron los asistentes a la conferencia magistral que el viernes ofreció el ex secretario de hacienda de México Pedro Aspe Armella. Al finalizar el evento estallaron los aplausos, mientras que el anfitrión de Tijuana innovadora José Galicot Bahar tomo el micrófono y volteó a ver al presidente municipal Carlos Bustamante Anchondo para cometer una gigantesca imprudencia.

Para destacar el apoyo de Bustamante al traer a Pedro Aspe a Tijuana Innovadora, Galicot Behar dijo que Bustamante “se merecía” que le levantaran la mano. Al notar que el respetable se dio cuenta de su traspié, Galicot recurrió a la insolencia al decir que …”bueno, eso no se podía”.

Obvio que los asistentes se mostraron desconcertados ante tamaña imprudencia. La limitación física del alcalde fue evidenciada por don José Galicot Behar. La mayoría de los presentes consideraron que fue una broma de muy mal gusto.

Y no se trata de satanizar al candidato a beato José Galicot, sino subrayar la broma de mal gusto hacia un personaje que merece una especial consideración. Bustamante es el presidente municipal y tamaña imprudencia merecería una disculpa igual de publica que la exhibida.

Comentarios;  cicuta.info   jaime.cicuta@gmail.com    twitter@cicutajaime

 

Deja un comentario

Pin It on Pinterest

A %d blogueros les gusta esto: