Vie. Dic 4th, 2020

En operativo ilegal, PGR cierra 31 tiendas de Señor Frogs en México

pol8 (1)Lindero Norte
Mexicali, 20 de diciembre.- La Procuraduría General de la República (PGR) realizó un macro operativo simultáneo de cateo en al menos cuatro entidades del país para requisar ilegalmente productos de la tienda Señor Frogs.

En esta operación fueron clausuradas 31 tiendas en Quintana Roo (Cancún y Playa del Carmen), Sinaloa (Mazatlán), Guerrero (Acapulco), Jalisco (Puerto Vallarta) y Campeche (Ciudad del Carmen) en perjuicio de la empresa Grupo Serigráfico, propiedad del empresario ensenadense  Alejandro Treviño Cueva y Guillermo Rodríguez Macouzet.

En entrevista para Lindero Norte dijo que agentes de la Policía Federal Ministerial cerraron las tiendas, requisaron la ropa sin realizar ningún inventario y dejaron sin fuente de trabajo a 600 empleados y mil 200 indirectos, señaló el empresario, quien dio a conocer que la acción de la PGR se realizó a solicitud de Operadora Anderson S.A. de C. V., una empresa que estuvo ligada al Grupo Anderson (Carlos & Charles y Señor Frogs, entre otros) pero cuya relación comercial fue rota hace dos años al rescindirles el contrato, por lo que carece de cualquier derecho sobre la marca Señor Frogs.

Durante el cateo, los agentes federales pusieron sellos “oficiales” de clausura en tres tiendas de Mazatlán pero no cuentan con los requisitos de información básicos que incluyen el número de averiguación previa y, en su caso, resolución judicial.

Desde hace 29 años, Grupo Serigráfico es distribuidor exclusivo de la ropa Señor Frogs y en abril de 2012 firmó otro contrato por 20 años más para el manejo de artículos en México, además de contar con certificado del Instituto Mexicano de Propiedad Intelectual (IMPI) que la faculta para explotar esta marca.

Uno de los presidentes de esta empresa es Alejandro Trevino  quien señala que la actuación de la PGR es ilegal al no documentar su actuación y contravenir a derechos de propiedad intelectual y considera que hay tráfico de influencias para afectar la marca y beneficiar al propietario de Operadora Anderson, la cual contravino el dictamen del IMPI que determinó que la propietaria de los derechos es Grupo Serigráfico.

Treviño Cuevas denunció haber sido objeto de este acto de “piratería de la PGR” de violencia al abrir las puertas sin autorización ni documento que ampare el cateo, impidieron la exhibición de documentos sobre la legalidad de las tiendas, de incautación de mercancía sin realizar un inventario y de forzar a empleados a firmar actas sin estar de acuerdo con los contenidos y, en varios casos, fueron presionados con amenazas de llevárselos a la Ciudad de México para declarar.

Los agentes federales “privaron ilegalmente de la libertad de algunos de nuestros empleados y obligados a guardar la mercancía durante más de 24 horas, sin descanso, sin comer ni dormir, y tampoco tuvieron contacto con sus familiares”, además que quitaron las cámaras de vigilancia, desalojaron a los abogados en Cancún, no dejaron documento que amparara el cateo y cuatro días después no se tiene acceso al expediente de la averiguación previa.

El empresario advirtió que los excesos son graves e incalificables y afectan el sustento de más de 600 familias, las cuales hoy se encuentran en un total estado de indefensión e incertidumbre y, por si fuera poco, todavía no hemos podido tener audiencia con las autoridades para solicitar ser tratados con los derechos de cualquier entidad legal y exponer que somos una empresa legalmente establecida, con registro ante el IMPI y que el único que puede ejercer acciones legales en contra de la marca es el Grupo Anderson, expresó a Lindero Norte.

Deja un comentario

Pin It on Pinterest

A %d blogueros les gusta esto: