Sáb. Oct 31st, 2020

Columna Lindero Norte: La contaminación de CONAGUA

conagua*Visual y ambiental
*Le nombran Pochongo…

Antonio Heras

De la noche a la mañana, excavadoras y retro, llegaron a los ejidos Islas Agrarias con la finalidad de desazolvar el canal.

Idas, vueltas, viajes, las máquinas empezaron a limpiar ante el azoro de los vecinos y comerciantes de la zona. Por fin se les haría justicia… pero resultó igual que en la administración de Felipe Calderón.

Las primeras acciones de la delegación federal en el gobierno de Enrique Peña Nieto en el valle de Mexicali fue la limpieza de ese canal pero la quijada de los observadores se cayó cuando la mugre recolectada, la basura vetusta y el “frescor” de la contaminación quedó en el derecho de vía.

Ahí permanecen olvidadas toneladas de basura que no sólo contaminan el medio ambiente, sino el entorno visual, depositadas ahí por una delegación federal encabezada por un fiel servidor público, cuyos méritos tienen que ver con los servicios prestados al PRI de Peña Nieto, de Fernando Castro Trenti y, sobre todo, de Jorge Hank Rhon, aunque también del gatopardismo de Jorge Kawashi.

Se trata de Eduardo Ledezma Romo.

La contaminación oficial.

ÍGNARO

A nivel gubernamental no es ningún pecado desconocer el área de atención que tendrá un funcionario cuando es recién nombrado y menos aun cuando se trata de prebendas o  pagos políticos.

En efecto, la ignorancia no es ningún pecado, afirman los clásicos.

Un caso que permite ejemplificar esta situación es precisamente el señor Ledezma Romo, conocido hasta el cansancio como “Pochongo”, y ese mote lo llevará hasta los últimos días de su vida. Sus apellidos adquirieron celebridad porque una de sus hermanas emuló al Juanito de Iztapalapa y cedió su curul inmácula a un representante de la cúpula partidista.

ledezma romo 2“El Pochongo” fue dirigente del Partido Verde Ecologista de México en Baja California, y por azares del destino también se coló a una curul de la cámara baja del Congreso de la Unión. En ambos pasó sin pena ni gloria, aunque si se preciaba de tener derecho de picaporte con el secretario de Gobernación José Francisco Blake Mora, a donde acudía por la noche, en lo oscuro del Palacio de Cobián. Por ello pudo colocar en una dirección de Bucareli a uno de sus hombres cercanos que en su época de legislador local  logró colocar a su padre como funcionario judicial y después, a su regreso, a la península ser el operador en los negocios de Jorge Kawashi, sobre todo aquellos que tienen que ver con los verificentros.

Con su largo cuerpo y su permanente rictus de sufrimiento, Roberto Gallegos logró sortear la relación con el alcalde Bustamante Anchondo, conseguirle agenda a su púgil patrón y hasta enterarle sobre las ganancias de los negocios de espectáculos que maneja José Pablo Rodríguez bajo el membrete del Partido Nueva Alianza durante los tiempos de Alcide Beltrones y Obed Silva en la Secretaría del Ayuntamiento en Tijuana.

Aunque con membretes distintos (PANAL y PVEM), esta generación de políticos bajacalifornianos pertenecen al mismo tronco.

¿Sus banderas?

Verde que te quiero dólar.

Verificentros, espectáculos y conciertos masivos sin pago de impuestos, delegaciones federales como moneda de cambio con el gobierno de Peña Nieto.

conagua 2La más reciente fue la del Organismo de Cuenca de la Península de Baja California de la Comisión Nacional del Agua, una delegación ya anunciada pero cuyo nombramiento duró más de un mes y la primera instrucción del director general es que Ledezma mantuviera perfil bajísimo hasta que entendiera la importancia de su encargo y al menos pudiera distinguir entre un dren y un canal, sobre todo porque su responsabilidad no es menor ya que va desde Los Algodones hasta Los Cabos.

Ledezma permaneció oculto entre lo grisáceo de las paredes de sus oficinas, poco tiempo en Mexicali y el resto en Tijuana, aunque se daba sus paseaditas por San Diego. Su primera aparición fue comprometerse a que los resultados de las licitaciones públicas nacionales sobre alguna obra beneficiaran a constructoras locales. Ups.

Después que resolverían los pagos pendientes en la construcción del Canal 4 de Abril, in imaginarse siquiera ni consultar a los que saben que para esa obra se requirió la contratación de una empresa que a su vez coordinó y contrató a empresas para las obras proyectadas, todo ello dentro de las reglas de operación de los recursos FONDEN.

Ledezma pensó que ir al Valle de Mexicali era como ir a un día de campo. Dicen los que lo vieron que su ignorancia sobre temas diversos fue tan evidente como el precio del algodón o la inconclusión de las obras del canal, la cuales nunca se consultaron con los agricultores y usuarios del agua.

El caso es que el cargo se le adelantó y ante sus limitaciones optó por contratar a Noé Rivera Domínguez y Aguilar para que le lleve la administración de este organismo de cuenca, uno de los 13 que hay en el país. Ups!

Por cierto es el único diputado del país en desprenderse de su mandato antes siquiera de sentarse en su curul. Hay quien asegura que lo agarraron con más que las manos en la puerta. Su renuncia fue obligada.

A sus limitaciones, Ledezma fundió soberbia e inoperancia.

Tlaloc os agarre condenados…

Deja un comentario

Pin It on Pinterest

A %d blogueros les gusta esto: