Vie. Nov 22nd, 2019

Fallo de la SCJN permitirá matrimonio de personas del mismo sexo en BC

gyaAntonio Heras
Mexicali.- La Suprema Corte de Justicia de la Nación determinó que la Constitución Política de Baja California violenta el principio de igualdad al considerar que el matrimonio debe ser exclusivamente entre un hombre y una mujer, toda vez que al excluir del matrimonio a las personas del mismo sexo se «atenta contra la autodeterminación de las personas y el derecho al libre desarrollo de la personalidad de cada individuo».

En la resolución de inconstitucionalidad se señala que la formación de una familia no es, de ninguna manera, la finalidad del matrimonio, toda vez que cada persona es libre de determinar si tiene o no hijos, independientemente de su preferencia sexual y condición civil.

De esta manera, la SCJN declaró inconstitucionales los artículos 7 de la Constitución de Baja California y los 143 y 144 del Código Civil del Estado.

Con este fallo que responde al amparo promovido por una pareja del mismo sexo al que el ayuntamiento de Mexicali le rechazó su solicitud de matrimonio se adquiere un derecho negado en esta entidad.

DSC_7206Precedente judicial

La tarde del 17 de junio de 2013 se rechazó oficialmente la primera solicitud de matrimonio entre personas del mismo sexo, con base en el Código Civil y la Constitución local que determinaba la exclusividad de contratos civiles entre heterosexuales.

En compañía de una comitiva de integrantes de la comunidad gay de esta frontera, la pareja acudió al Registro Civil con el propósito de sentar un precedente para solicitar un amparo federal.

El viernes 7 de junio de 2013, Día de la Libertad de Expresión, un hombre acudió a la ventanilla de informes del Registro Civil del municipio de Mexicali para solicitar fecha para un contrato de matrimonio, la cual se fijó para diez días después a las 8:30 horas. Tras realizar el pago de este servicio municipal, se citó a los contrayentes para el viernes 14 de junio con la finalidad de recibir los documentos de identidad de los novios: Víctor Manuel Aguirre Espinoza y Karla Aguilera Ochoa.

Ese día, una empleada de la Oficialía 01 de Mexicali turnó el trámite a la oficina del suboficial porque no concordaban los nombres de los contrayentes en la agenda registral ni en el recibo de pago, toda vez que las actas de nacimiento y credenciales correspondían a Aguirre Espinoza y Víctor Fernando Urías Amparo. Allí se les dijo que el trámite se cancelaba debido a la diferencia de nombres en la solicitud y la documentación entregada, además de las limitaciones constitucionales y del Código Civil que señala que el matrimonio tiene carácter de institución máxima, cuyo fin es garantizar la perpetuación de la especie y que sólo puede satisfacerse con la unión de un hombre y una mujer.

No obstante, los solicitantes acudieron el día programado previamente ante el Registro Civil, que se ubica en el Centro Cívico de Mexicali, para exigir la validación del matrimonio, a pesar de haber sido cancelada la petición por dichos impedimentos.

La oficial del Registro Civil, Anette Aldrete, informó al abogado José Luis Márquez Saavedra, representante legal de Víctor Manuel y Víctor Fernando, las disposiciones jurídicas para no proceder con el contrato de matrimonio.

El abogado solicitó la negativa por escrito, con la finalidad de presentar un recurso judicial federal de protección a los mexicalenses del mismo sexo en su interés por contraer matrimonio.

El entonces secretario del ayuntamiento, Paulo César Hernández, dijo ser respetuoso de las decisiones y acciones de la pareja, así como de los diversos grupos sociales que conforman la sociedad mexicalense, pugnando siempre por garantizar los derechos humanos con base en lo establecido en la Constitución federal.

Durante 2013, otras dos parejas del mismo sexo acudieron a la oficina de Registro Civil de esta ciudad con el propósito de contraer matrimonio pero se rechazaron las solicitudes aduciendo las limitaciones constitucionales.

Es el caso de Isabel Soberanes y Jacqueline Ramos que solicitaron unirse en matrimonio el 6 de agosto pero les fue rechazada bajo los mismos argumentos, por lo que solicitaron por escrito la negativa para presentar un amparo federal.

El texto constitucional señala que “el Estado reconoce y protege la institución del matrimonio como derecho a la sociedad orientado a garantizar y salvaguardar la perpetuación de la especie y la ayuda mutua entre cónyuges, satisfaciendo este solamente mediante la unión de un hombre y una mujer”.

Con el fallo de la SCJN del 25 de junio de 2014 las autoridades bajacalifornianas están obligadas a aceptar los trámites que realicen las parejas homoparentales para contraer matrimonio.

boda-mujeres-mxli1Otras solicitudes rechazadas

Ante las limitaciones constitucionales, durante 2013, tres parejas del mismo sexo acudieron a la ciudad de México para contraer matrimonio y, con ello, obtener la protección de la seguridad social de sus parejas, pero hasta el momento el ISSSTECALI ha rechazado las solicitudes.

Se trata de empleados estatales de la Procuraduría General de Justicia y la Secretaría de Seguridad Pública que pese a contar con esta prestación laboral se les ha imposibilitado recibir estos beneficios para sus parejas consistentes en el acceso a servicios de salud, guarderías, becas y funerarios, entre otros.

Aunque el gobierno panista de Baja California dijo estudiar dichas solicitudes, las afiliaciones son procedentes porque la SCJN determinó previamente que las autoridades estatales están obligadas a reconocer de manera oficial las actas de matrimonio suscritas en otros estados o apostilladas en otros países, confió una fuente consultada.

 

Deja un comentario

Pin It on Pinterest

A %d blogueros les gusta esto: