Dom. Mar 29th, 2020

Columna Lindero Norte: BMV y otras irregularidades de la UABC (II)

uabc y BMVAntonio Heras

Más que lamentable causa hilaridad la argumentación de la UABC para encubrir las irregularidades e ilegalidades detectadas en el ejercicio financiero de 2012 por el máximo órgano de fiscalización de la entidad.

Como se hace en cada ejercicio anual, la revisión de los ingresos, egresos y patrimonio universitarios se realizaron a partir de la documentación oficial presentada por la Tesorería de la UABC, en este caso el 1 de abril de 2013.

A partir de esa fecha, auditores del ORFIS y autoridades universitarios mantuvieron una comunicación para conocer las observaciones y poder solventarlas, en apego a la normatividad. De eso existen oficios de uno y otro lado.

Alguien tendría que decirle al rector Felipe Cuamea que si requiere de información sobre las auditorías es tan sencillo como solicitar los documentos de trabajo de las revisiones de las cuentas públicas de ingresos, egresos y patrimonio donde se señalan cada uno de los asuntos considerados como irregularidades en el manejo de recursos.

Las declaraciones del presidente de la Comisión de Fiscalización del Congreso del Estado, Rodolfo Olimpo Hernández, se basan en los dictámenes del ORFIS, cuyas copias se encuentran en rectoría. Así sustenta sus dichos: de la propia información universitaria.

Incluso en uno de esos oficios se asienta que procede la aprobación de las cuentas públicas pero señala 13 salvedades entre las que se encuentra el destino de recursos universitarios a instrumentos de inversión de riesgo que se encuentra sujetos al vaivén de los mercados financieros.

Cualquier estudiante de derecho o de contaduría de la universidad estatal estaría en posibilidad de susurrarle al oído cuáles son los procedimientos de una auditoría y los tiempos y plazos para la solventación del pliego de observaciones, así como lo que son las salvedades.

El Departamento de Auditoría Financiera a Entidades Estatales y Autónomas del ORFIS detectó las irregularidades en el manejo de fondos públicos por lo que solicitó la opinión del área jurídica ya que “como resultado de las operaciones en el mercado bursátil se generaron pérdidas por 26 millones 388 mil 939 pesos”, según el oficio 25/2014 del 19 de agosto.

El 28 de septiembre de 2014, el ORFIS emitió la opinión donde advierte que “es improcedente que la UABC realice operaciones en la bolsa de valores” porque deben acatarse las leyes de Presupuesto y Gasto Público y la de Fiscalización Superior de los Recursos Públicos para el Estado de Baja California.

En su intento por solventar las observaciones de las auditorías y previo a la campaña publicitaria del rector Cuamea en la supuesta defensa de la autonomía, las autoridades universitarias sostuvieron por escrito que las inversiones son recursos propios que han ahorrado “a lo largo de muchos años y que son parte de una reserva de contingencias”, además que han obtenido rendimientos superiores al de instrumentos tradicionales.

El asunto no estriba si se perdieron o no recursos en la bolsa de valores, sino que simplemente está prohibido arriesgar los dineros universitarios, toda vez que jurídicamente tienen mayor peso las leyes de presupuesto, gasto público y fiscalización que el estatuto universitario. Por ley sólo se permite el destino de recursos excedentes en “instrumentos de inversión de renta fija o valores gubernamentales del sistema financiero mexicano”, cuya característica es la seguridad porque su rendimiento depende del plazo y no de las fluctuaciones del mercado de valores.

Una irregularidad administrativa reiterada son los casos de maestros que tienen horarios simultáneos en la UABC y en dependencias estatales lo que va en contra de la Ley de Compatibilidad de Funciones, Empleos y Comisiones para Baja California.

En 2011 se detectaron 20 maestros que “trabajaban” en el mismo horario en la universidad y en el Sistema Educativo Estatal, aunque uno de ellos obraba también en la Secretaría de Desarrollo Económico, en los tiempos de Alejandro Mungaray.

En 2102 los casos disminuyeron a 15 pero con un agravante curiosa porque cinco profesores de la UABC tienen doble plaza con el mismo horario y en diferentes centros de trabajo de la misma universidad. El resto “labora” con el mismo horario en el Sistema Educativo Estatal, el Colegio de Bachilleres y la Secretaría de Seguridad Pública.

También hay irregularidades en obra.

*Masiosare Cuamea (III)

Deja un comentario

Pin It on Pinterest

A %d blogueros les gusta esto: