• octubre 26, 2014
  • Sin comentarios
  • 8 minutos de lectura

Columna Sin Escalas: «Superabuelos»

12411Elvira Luna Pineda
En las sociedades actuales, las familias están inmersas en nuevas dinámicas propias de ajustes necesarios obligadas por necesidades socio-económicas que mujeres y hombres deben asumir. De acuerdo con el principio de solidaridad familiar, la constante en las relaciones familiares es la importancia de las personas adultos mayores y los diferentes roles que desempeñan de acuerdo con las condiciones de cada familia. Es precisamente este papel protagónico de mujeres y hombres en su adultez mayor, la que ahora nos obliga a analizar el contexto de los súper-abuelos y las súper-abuelas. De acuerdo con estimaciones del INEGI en México hay seis millones de hogares  liderados por una adulto mayor (hombre o mujer) como jefe de familia. Un millón de hogares en nuestro país están habitados por adultos que viven solos. 10 de cada 100 personas en México tienen más de 60 años. Se calcula que para el año 2030 habrá más adultos mayores que personas menores de 15 años de edad.
En lo que respecta a Baja California en particular, de gran aportación resulta el estudio de la investigadora del Colegio de la Frontera Norte (COLEF), Elmuyra Ybañez Zepeda, estudio denominado “Llegar a viejo en la frontera norte: El envejecimiento demográfico en Baja California”. Este documento señala que de acuerdo con el Censo General de Población y Vivienda, nuestro estado aumentó considerablemente su población de adultos mayores del año 2 mil al 2010, registrando un incremente de 142 mil a 215 mil personas en este grupo de edad. Se menciona además que, con un crecimiento tan rápido de la población mayor de 60 años, las necesidades en cuanto a infraestructura urbana (estacionamientos, semáforos, calles, cruces peatonales, andadores, servicios especializados de transporte) además de la hospitalaria y de recursos humanos especializado para atender las demandas de este sector poblacional, el tema de los adultos mayores se convierte en una prioridad en la planificación estatal y municipal. Una precisión más que señala el estudio del COLEF y que debe tomarse en cuenta es que el costo y valor de mantener a un niño o niña no es el mismo si se equipara al de sostener a un adulto mayor. Los niños regularmente sanan cuando se enferman, mientras que los adultos mayores con frecuencia padecen enfermedades crónico-degenerativas, cuyos costos en tratamiento y cuidados son más altos y no alcanzan el restablecimiento completo.
Y es aquí cuando surgen muchas dudas: ¿Estarán realmente los gobiernos municipales y el estatal de Baja California atendiendo y previendo este escenario? ¿Tendrán en el radar los gobiernos municipales y el estatal, que en unos años los adultos mayores serán muchos más que las personas menores de 15 años? De no ser así como otros temas, sorprenderá a las políticas gubernamentales con los dedos en la puerta.
Además de todo este panorama debemos sumar otros aspectos importantes para las políticas públicas (que deberían estar listas ya) en materia de atención y respeto de derechos de los adultos mayores.  Las cifras y estudios de las condiciones en las cuales se está llegando a la “vejez” no son nada halagüeñas, tanto, que la pobreza se está convirtiendo en un sinónimo de la adultez mayor. El Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (CONEVAL) ha señalado que dos de cada 10 adultos mayores son autosuficientes para solventar sus gastos mientras que los ocho restantes viven en situación de pobreza llegando incluso a la miseria. Aporta además el CONEVAL que tres de cada 10 adultos mayores no cuentan con una pensión. Los adultos mayores sufren de graves carencias económicas que repercuten indiscutiblemente en el inadecuado tratamiento de enfermedades y atención de la salud y alimentación.
La violencia y la discriminación es un problema que victimiza a abuelos y abuelas, representando el cuarto grupo poblacional vulnerable a la discriminación; sufren además violencia familiar, violencia institucional y son marginados por una sociedad que les excluye por el hecho de ser “viejos”. Por si esto no fuese bastante, las adicciones que padecen sus hijos e hijas y el abandono familiar es otra constante.
Para confirmar esta afirmación sólo basta recorrer las escuelas de nuestro estado, en las que sin buscarle mucho podemos advertir que gran cantidad de niños y niñas en edades de preescolar y primaria están a cargo de sus abuelos y abuelas, en la mayor parte de los casos, porque tanto los adultos mayores (abuelos) como niñas y niños viven el abandono de sus padres e hijos como consecuencia del uso y adicción a drogas.
viejitocerillo020914.09_1.bigAbuelas enfermas que deben trabajar de empaquetadoras en mercados, abuelos también enfermos que recorren calles buscando botes para reciclaje o revolviendo la basura, con la finalidad de obtener algún ingreso para garantizar la manutención y cuidado de sus nietos, que sus hijos e hijas dejaron, y que en caso de que estos últimos vuelven es sólo para causarles más problemas, agredirles o robarles.
Consideró que ha llegado a tanto exceso de querer responsabilizar a los abuelos y abuelas de sus nietos ante la irresponsabilidad de sus hijos, que incluso la Suprema Corte de Justicia de la Nación en días recientes, en el contexto de una demanda de divorcio, en la cual una mujer solicitó que se fijara una cantidad de alimentos en favor de sus menores hijos, pero no solo a cargo de su entonces esposo, sino también a cargo del abuelo paterno de los menores, al considerar que éste gozaba de mejores condiciones económicas.
Sobre el caso, la Primera Sala de la Corte determinó que la obligación de cubrir alimentos a cargo de los abuelos es de naturaleza subsidiaria, es decir, solamente puede ser exigible para abuelos ante la falta o imposibilidad de quienes ejercen la patria potestad, por lo que a pesar de la importancia cada vez mayor que tienen los abuelos en las familias actuales, ello no justifica que sean obligados solidarios para cubrir alimentos respecto a sus nietos.
La Corte ha aportado criterios claros en el tema, llegando a explicar que la “falta de progenitores” consiste en la ausencia de obligados para cumplir con los alimento, ya sea por muerte, personas desaparecidas o que se desconozca su ubicación, mientras que la imposibilidad implica una situación de carencia de bienes o impedimento absoluto para satisfacer las necesidades de los menores.
La Corte concluyó que los progenitores son los sujetos directamente obligados para satisfacer las necesidades de sus hijos.
Es una realidad, gran cantidad de adultos mayores pobres, enfermos, violentados, abandonados, y responsabilizados de sus nietos y nietas ante la falta de compromiso  de sus hijos e hijas, con exigencias legales en algunos casos, de lo que no les corresponde.
Ante todo este contexto social, económico y jurídico que hemos compartido respecto a la población clasificada como “adultos mayores” es imperativo visibilizar que no existe una cultura de respeto a los derechos y la dignidad del adulto mayor, que es urgente un cambio de paradigmas, y que la planificación y puesta en marcha de políticas públicas focalizadas para la atención de este sector de la población es urgente e inaplazable. Estás políticas públicas, ¿estarán gestándose ya? Para la reflexión la frase de Louise Hay: “¿Cómo tratas a los ancianos? Lo que hoy das, es lo que has de encontrar mañana cuando envejezcas”. Nos leemos la semana entrante.
mujerporlapaz@gmail.com
Twitter: @mujeporlapaz
La autora de esta columna es abogada y Vicepresidenta Nacional de la Academia de Género de la CONCAAM
 
 
 
 

Publicaciones relacionadas

Recomienda López-Gattel no relajar medidas de mitigación efectivas del Covid-19; el cubrebocas es auxiliar

Recomienda López-Gattel no relajar medidas de mitigación efectivas del Covid-19; el cubrebocas es auxiliar

*Distanciamiento social, suspensión de trabajos no esenciales y reducción de movilidad social, entre las medidas efectivas Antonio Heras y Jorge Heras/Lindero Norte…
78 casillas se instalarán en Mexicali este domingo para consulta sobre “Reforma Bonilla”

78 casillas se instalarán en Mexicali este domingo para consulta sobre “Reforma Bonilla”

*Diputados de MORENA espera menor votación en todo el Estado que la registrada en Mexicali en el pasado proceso electoral. *Relación…
Ni con denuncias a la PGJE ni con llamadas al 911 la autoridad evitó feminicidio en Mexicali

Ni con denuncias a la PGJE ni con llamadas al 911 la autoridad evitó feminicidio en Mexicali

Jorge Heras / Lindero Norte Mexicali.- Durante 8 años, Maria Luisa, la segunda víctima de feminicido en Mexicali en 2019, fue…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *