• febrero 1, 2015
  • Sin comentarios
  • 6 minutos de lectura

Cumple «la Concha» con requisitos para ser patrimonio histórico

IMG_0937* Defensores del edificio acusan que empresas contratadas para demolición operan sin permisos ni presentaron plan para la destrucción
Ángela Torres/La Jornada BC
Tijuana.- «La Concha», edificio que albergaba las oficinas de la Secretaría de Relaciones Exteriores en Tijuana, tiene 49 años y ocho meses de antigüedad, por lo que cumple con el tiempo requerido para ser considerado patrimonio histórico de esta ciudad fronteriza.
La Secretaría de Comunicaciones y Transportes inició su desmantelamiento desde la tarde del 25 de enero.
Los dirigentes del Comité Técnico de Rescate y Restauración de Edificios Históricos, Fernando de la Cruz, y de la asociación 100 por Tijuana, José Alberto Escourido, solicitaron un amparo federal en diciembre de 2014.
La audiencia del amparo se realizará la próxima semana y de ser admitido se tendrán 72 horas para su ejecución, pero en caso de no obtener el fallo a favor, estas organizaciones de la sociedad civil seguirán intercediendo en defensa del inmueble.
Además acudirán ante notario público para que certifique que las empresas contratadas por la SCT y encargadas de la destrucción del edificio -«Cauro Construcciones y Servicios» de Luis Torres Coto y Javier Sandoval; «Japal Ingeniería» perteneciente a Jorge Palomino y «Crisol» de César Romeo, las dos últimas son de integrantes de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción- no dieron aviso de la forma en que pretenden demoler la obra.
IMG_1011De la Cruz calificó a empresarios constructores y a la SCT de ser “sicarios de la cultura” al argumentar que las empresas operan sin los permisos correspondientes ni dieron aviso de la manera en que pretenden demoler la obra y actúan en secrecía, ya que en muchas ocasiones lo hacen durante la noche, cuando no hay vigilancia.
Con base en la Ley de Preservación Histórica se solicitó al gobierno de Francisco Vega para que el Consejo de Patrimonio e Historia del Instituto de Cultura de Baja California hiciera peritajes y preparara fichas técnicas arquitectónicas, de ingeniería civil, vial y jurídicas.
Una vez concluidos esos trabajos, se procedería a solicitar la intervención del Instituto Nacional de Bellas Artes con el propósito de detener la demolición y declarar la condición histórica de este inmueble. Sin embargo, el ICBC declaró su incompetencia para proteger el edificio porque es propiedad federal.
Arquitectura internacional
La estructura -similar a otras de la frontera del país- fue creada en 1964 por el arquitecto Mario Pani, quien diseñó la Universidad Nacional Autónoma de México, y el encargado del proyecto en Tijuana fue Manuel Larrosa.
El diseño proviene de una corriente funcionalista de Dinamarca, Suiza, Finlandia, Noruega y Suecia, explicó De la Cruz, y hay edificios que son “hermanos” de “La Concha”, como el aeropuerto “John F. Kennedy” de Nueva York.
“En Noruega, la biblioteca que abrieron en 2005 también tiene estas formas parabólicas e hiperbólicas. Esta es una construcción que fue creada a mediados del siglo XX, sumamente reconocida en la arquitectura mundial, por lo que no sólo es patrimonio de Tijuana sino de todo el mundo”, sostuvo.
IMG_0997La construcción del edificio se inició durante el gobierno del presidente Adolfo López Mateos, pero lo inauguró Gustavo Díaz Ordaz en 1965.
“Pedimos a la UNAM, al INBA, a Conaculta, a la Secretaría de Relaciones Exteriores, a la SCT y al Ejecutivo Federal que paren esta barbarie y esta salvajada, (pues) no puede el gobierno estar atentando contra un patrimonio histórico cultural”, dijo De la Cruz.
De carriles a museo
El objetivo de la demolición es la construcción de 12 carriles más en la Garita Internacional San Ysidro-Tijuana para desahogar el tráfico vehicular y disminuir los tiempos de espera, pero los activistas aseguraron que el flujo continuará igual puesto que la agilidad de los cruces depende de los agentes aduanales, no de los carriles.
José Alberto Escourido se pronunció por hacer de “La Concha” un edificio autosustentable y un museo binacional, en donde se muestre a las nuevas generaciones la historia de Tijuana y de San Diego, como una sola región.
IMG_0976El puente se podría convertir en un restaurante, en donde empresarios de ambos países tendrían oportunidad de hacer negocios sin necesidad de perder tiempo, pues podrían llegar y regresar caminando.
La meta de ambos organismos de la sociedad civil es hacer que se acepte el amparo y se detenga lo antes posible el desmantelamiento y demolición del edificio y, posteriormente, que se declare patrimonio histórico de la nación y proceda su restauración.
El próximo 13 de febrero, el Comité Técnico de Rescate y Restauración de Edificios Histórico realizará un foro sobre arquitectura con estudiantes de Baja California y California para promover la defensa de “La Concha” y ponderar la importancia de su valor histórico; proyectan invitar a arquitectos que estuvieron involucrados en su construcción.

Publicaciones relacionadas

Recomienda López-Gattel no relajar medidas de mitigación efectivas del Covid-19; el cubrebocas es auxiliar

Recomienda López-Gattel no relajar medidas de mitigación efectivas del Covid-19; el cubrebocas es auxiliar

*Distanciamiento social, suspensión de trabajos no esenciales y reducción de movilidad social, entre las medidas efectivas Antonio Heras y Jorge Heras/Lindero Norte…
78 casillas se instalarán en Mexicali este domingo para consulta sobre “Reforma Bonilla”

78 casillas se instalarán en Mexicali este domingo para consulta sobre “Reforma Bonilla”

*Diputados de MORENA espera menor votación en todo el Estado que la registrada en Mexicali en el pasado proceso electoral. *Relación…
Catalino Zavala presidirá la XXIII Legislatura; Tomán protesta solo a 24 diputados

Catalino Zavala presidirá la XXIII Legislatura; Tomán protesta solo a 24 diputados

Jorge Heras / Lindero Norte Mexicali.- Los trabajos de la mesa directiva de la XXIII Legislatura tendrá como presidente al morenista…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *