Mié. Ago 12th, 2020

Ocultó UABC detección de rickettsia en Mexicali

UABC laboratorioAntonio Heras
Mexicali.- Durante una década, la Universidad Autónoma de Baja California mantuvo en un refrigerador de la Escuela de Ciencias Veterinarias la evidencia de lo que después –reconocida como rickettsia- representaría un daño severo a la salud pública en esta ciudad fronteriza.

Ejemplares de garrapata, considerados los transmisores de esta enfermedad a través de perros que ha dejado cerca de un centenar de muertos en esta entidad, la mayoría niños y adolescentes, fueron congelados ante lo que autoridades consideraron falta de tecnología para desarrollar sus efectos en la población. Con el tiempo, resultan evidentes los estragos.

Son 91 fallecimientos registrados a causa de la rickettsia, en cuatro variantes, desde enero de 2009 hasta junio de 2015, de acuerdo al Departamento de Epidemiología de Instituto de Salud de Baja California, a pesar que en los informes oficiales se reconocen casos de 2008.

En febrero de 2009, hace seis años, la muerte de tres personas en tan solo 20 días en la zona del poniente de la ciudad dejó al descubierto que las autoridades sanitarias no estaban preparadas para atender una emergencia de esa naturaleza.

El 12 de enero de ese año fue el primer deceso, seguido del 12 y 19 de febrero, otras fechas fatales que dejaron en luto a hogares de familias mexicalenses que desconocían las causas de las muertes súbitas al llegar al Hospital General. En el segundo caso, una adolescente fue llevada primero a un centro médico donde le recetaron medicamentos para el malestar y después a un nosocomio privado donde fue trasladada al hospital del Sector Salud donde falleció.

De manera emergente se realizaron reuniones de trabajo donde participaron representantes de la Secretaria de Salud federal y estatal, de Servicios Médicos Municipales y de diversos organismos e instituciones, entre ellos la UABC.

En estas jornadas se identificaron 17 patologías como posibles causas de muerte, debido a los síntomas que presentaban los pacientes, entre las que se encontraban la meningitis y la influenza.

Mientras aumentaba el número de muertes y se vivía un clima social de desconfianza, se realizaron estudios clínicos y de laboratorios, además de mesas de trabajo entre especialistas de instituciones de salud y universidades hasta que se determinó que se trataba de una especie de ricktessiosis o fiebre manchada de las montañas Rocallosas.

Rectoría UABCCuando se dio a conocer el diagnóstico, en una reunión a mediados del segundo semestre de 2009, una declaración dejó fríos a los científicos y funcionarios de la salud, las miradas admonitorias se sucedieron en la mesa y hubo quienes crisparon las manos y apretaron las mandíbulas al escuchar cada una de las palabras de dos investigadores.

No era para menos, los representantes de la UABC dijeron que habían detectado esta enfermedad durante finales de la última década del siglo XX y decidieron mantener en congelamiento varios ejemplares de garrapatas portadores de rickettsia.

Esta historia se mantuvo bajo resguardo en las instalaciones universitarias, en los pasillos del Hospital General, en las oficinas de la Secretaría de Salud y en los informes oficiales del brote de rickettsia en la capital de Baja California, la cual fue confirmada a la Jornada Baja California por tres testigos que recordaron el suceso.

Si bien es cierto que existe un número oficial de decesos a causa de esta enfermedad a partir de su detección, se desconoce la estadística de muertes por rickettsia durante esa década en que la materia prima para el diagnóstico permaneció refrigerada. Simplemente no existe un registro oficial.

Estudios y mediciones

Las muertes se concentraron en Los Santorales, un área de alta marginación social integrada por 27 colonias populares y una población de 40 mil habitantes, donde la Secretaría de Salud detectó, entre los factores de riesgo, la

presencia de fauna nociva, la instalación de una industria carnícola, los efectos de lagunas de oxidación, los estragos de la planta termoeléctrica, servicios públicos deficientes, el uso de plaguicidas, los canales de riego y de aguas negras que se desbordaron a principios de año y la quema inmoderada de maleza.

En octubre de ese año se determinó que 64 por ciento de los perros de Mexicali eran portadores de rickettsia, bacteria que habría provocado la muerte de 13 adolescentes a principios de 2009 en la zona de Los Santorales, reveló una investigación de un grupo de especialistas de Japón, Estados Unidos y México.

Encabezado por Luis Tinoco Gracia, epidemiólogo de la UNAM, el estudio se basó en una muestra de mil 500 canes callejeros y caseros de más de 40 colonias.

Entre las medidas desesperadas de las autoridades destacó el sacrificio de 400 perros portadores del vector ordenado por la Dirección de Servicios Médicos Municipales, a cargo de Alberto Gruel, aunque la instrucción fue atribuida a José Guadalupe Bustamante, secretario estatal de Salud.

Seis años después, un reporte de la Secretaría de Salud señaló que portaba garrapatas el 25.7 por ciento de los perros encontrados en la calle tenía garrapatas, por lo que se aplicaron más de 3 mil 500 procedimientos de desparasitación. De las cerca de 6 mil casas visitadas un total de 264 resultaron positivas en la detección de garrapatas pero el 40 por ciento estaban cerradas o deshabitadas por lo que quedó pendiente su diagnóstico y la aplicación de medidas sanitarias, según reporte del Programa de Control de Garrapata Café del Perro de Isesalud que comprende de enero a mayo de 2015.

Reportes de organismos de salud, las garrapatas puede mantenerse ocultas bajo tierra durante un año hasta que busca alimentarse de sangre, en este caso de perros. De ahí que el sacrificio de animales no detiene la rickettsia pero evita que las garrapatas tengan contactos con seres humanos, sobre todo niños.

El caso más reciente de muerte por rickettsia se produjo en la tercera semana de junio de 2015. Fue un niño de 14 meses de la colonia Los Encinos, al sureste de Mexicali, el cual era atendido en el hospital del Instituto Mexicano del Seguro Social.

Prácticamente la totalidad de muertes se han producido en Mexicali –solo un caso en Ensenada- y la mitad en Los Santorales.

rickettsia okAcciones preventivas

Los síntomas de la rickettsia son el dolor muscular, de cuerpo, fiebre, cefalea y un ras cutáneo que aparece en el cuerpo o en las manos que puede ser detectado por médicos de primer nivel para dar tratamiento para salvarse.

La jefa de la Jurisdicción de Servicios de Salud en Mexicali, Yenisey Espinoza Castro, destacó la urgencia de participar en las acciones para el control de la garrapata café del perro y disminuir la incidencia de garrapatas, trasmisor principal de la rickettsia.

“La mejor herramienta para evitar la proliferación de las garrapatas es la higiene de los patios, que las mascotas estén bien cuidadas y la fumigación periódica de las viviendas”, dijo.

La doctora Espinoza Castro sostuvo que esta enfermedad se puede confundir con otras en la etapa inicial, de ahí la importancia de acudir a atención médica profesional e informar que “pudo haber tenido contacto con garrapatas, convive con mascotas o que en su entono hay este tipo de vectores”.

Las medidas preventivas son evitar tener sillones, colchones y otro tipo de muebles en los patios de las casas y que los niños los utilicen como centro de juego por ser donde se acumula mayor cantidad de animales que pueden contagiar enfermedades, además de fumigar regularmente y desparasitar a las mascotas.

4 pensamientos sobre “Ocultó UABC detección de rickettsia en Mexicali

  1. No se de donde obtuvieron esta «información» la pongo entre comillas por el amarillismo,pero desde 1997 se reporto la presencia de rickettsia pero fue ignorada por el sector salud, de hecho hasta hace poco tiempo aun con la presencia de varios casos y muerte no lo aceptaban, nunca estuvo «oculto» nada de esto.

  2. Antonio Heras, muchos datos que se publican en esta nota no son correctos.

    Pero algo en que esta nota sirve de muy buen ejemplo, es el reflejo de como la desinformación y principalmente la pobre cooperación (entre instituciones de salud e investigación) son el gran obstáculo en el control y erradicación de enfermedades infecciosas. Otro punto positivo de este tipo de notas es que muestran el gran poder que tienen los medios para hacer esta brecha en comunicación y cooperación mas grande, ya sea con autoridades e investigadores; con el pueblo y las autoridades.

    Es decir, artículos así muestran la gran influencia que los medios tienen en cuestión de ayudar o perjudicar, en este caso, en la salud pública. Los medios son en gran parte el catalizador. Es muy importante recurrir a las ambas partes y referenciarlas.

    Como pueblo estamos obligados a cuestionar y corroborar la veracidad de los actos, mas cuando se trata de un problema de salud pública y animal y en situaciones donde personas han fallecido.

  3. Si ha habido muertes es por la incapacidad de los medicos para diagnosticar oportunamente esta enfermedad, pero ahora gracias a la medicina veterinaria sera mas facil llegar a un diagnostico y tratamiento guauuu

  4. Antes de tachar de amarillos o el contenido o de desacreditar la veracidad de la información, mejor propongan acciones a realizar para ayudar tal vez no ha erradicar pero si a minimizar la propagación de esta enfermedad mortal, lamentablemente nos justa juzgar y tachar de mentirosos a quienes deciden aportar algo al tema cuando nosotros ni siquiera nos interesa investigar por nuestra cuenta……esa es la realidad del mexicano promedio todo critica, todo ve mal, pero sigue aguanto en la melcocha……gracias Sr. Heras por esa información y estos que critican ya que investiguen entonces que debatan con usted.

Deja un comentario

Pin It on Pinterest

A %d blogueros les gusta esto: