mié. Mar 20th, 2019

Columna Lindero Norte: Amedrentar, la vía

IMG_0701Antonio Heras

Para nadie es extraño que en Baja California existen niveles históricos de inseguridad, a pesar del discurso de los gobernantes.

Resulta que en Mexicali la abogada Sandra Esquer fue víctima de un incidente, quizás menor en términos monetarios pero muy significativo por lo que representa.

Residente en Playas de Rosarito, aunque su formación académica en el ámbito del derecho y la comunicación la realizó en la ciudad capital de la entidad, es presidenta del Centro de Derechos Humanos de Baja California y dirige el único equipo de especialistas no gubernamentales para la aplicación del Protocolo de Estambul, un mecanismo que se utiliza para verificar la existencia de tortura.

Esquer es representante jurídica en la entidad de Articulo 19, organismo internacional de protección del trabajo periodístico, y también integrante del equipo de abogados de la Fundación para la Libertad de Expresión (Fundalex), capítulo Baja California.

Este lunes por la noche salió de asistir jurídicamente a los padres de la niña mixe que fue violada y sus derechos violentos por las autoridades de la Procuraduría para la Defensa del Menor, de la Procuraduría de Justicia del Estado y del propio DIF Baja California. Es una víctima múltiple esta niña de nueve años, originaría de Llanogrande en la sierra mixe de nuestra histórica Oaxaca pero habitante de la colonia Primero de Diciembre de Mexicali. en otras palabras es mexicalense.

El caso es que en la noche su vehículo fue siniestrado por voluntades ajenas, le rompieron un cristal lateral pero -lo insólito- es que no se robaron absolutamente nada.

Si se trata de la delincuencia común pues refuerza los índices delictivos de Mexicali y si es un mensaje, pues también.

Es sabido el uso de “acomedidos” en las fuerzas policíacas para enviar mensajes a personas incómodas, sobre todo en la PGJE y en los tiempos de Rommel Moreno Manjarres.

Deja un comentario

Pin It on Pinterest

A %d blogueros les gusta esto: