Advierte senador del PAN que referéndum sobre legalización de marihuana en California será determinante para modificar marco regulatorio en México

rps20161024_203233_426Jorge Heras, Mexicali, 24 de octubre.-  El referéndum en ocho Estados de la Unión Americana que se llevará a cabo el 8 de noviembre (día de la elección presidencial) sobre la legalización de la mariguana y su uso medicinal será un “importante detonador” para implementar un marco regulatorio en México con respecto a la portación, consumo y producción del enervante, advirtió el senador de Acción Nacional (PAN), Roberto Gil Zuarth.

El ex Subsecretario de Gobernación durante el sexenio de Felipe Calderón señaló que de aprobarse la consulta pública en California y Arizona la mariguana que se produce en México dejará de tener el mercado de consumidores más fuerte, pues recibe más del 50 por ciento de las exportaciones de la droga, lo que generaría que “los cargamentos de mariguana se quedarán en la frontera, las utilidades del crimen organizado van a disminuir y se incrementarán otras actividades del crimen organizado como el robo, secuestro y extorsión”, puntualizó.

“El resultado del referendo será un asunto crucial porque como vaya avanzando la despenalización en California, nuestro país va a sufrir los efectos y consecuencias… No solamente es California, en la mitad de los estados de Estados Unidos ya cambiaron su modelo regulatorio y Canadá próximamente va a tener una legalización total de la mariguana”, expresó.

Explicó que el 1 por ciento del valor del mercado de la mariguana producida en México se queda en los productores del Estado de Guerrero mientras que el 62 por ciento de las utilidades se va para los vendedores minoristas de Estados Unidos. “Nosotros ponemos los muertos y la gente no se lleva la utilidad de quienes consumen sin riesgo en Estados Unidos”.

Como en ninguna otra elección, en la contienda electoral estadunidense del próximo martes 8 de noviembre, en ocho Estados: Arizona, Arkansas, California, Dakota del Norte, Florida, Maine, Massachusetts, Montana y Nevada, votarán, dependiendo del caso, el permitir que los mayores de 21 años puedan consumir, poseer, vender o transportar una onza de marihuana o cultivar hasta seis plantas en su domicilio; legalizar el uso recreativo; permitir la posesión hasta los 28.5 gramos; el cobro de impuestos del 10 o 15 por ciento; y en la mitad de las entidades (Arkansas, Florida, Montana y Dakota del Norte) determinaran si permiten su uso medicinal en ciertos padecimientos.

En su visita a Mexicali, para debatir sobre la legalización de la marihuana con estudiantes de la Universidad Autónoma de Baja California (UABC), el legislador panista señaló que el tema debe tratarse con seriedad, toda vez que aseguró no se trata de una política de distracción o cortina de humo, ya que con el marco regulatorio buscan disminuir los costos sociales del mercado negro de la mariguana.

Recordó que en el mes de abril presentó una iniciativa en la Cámara Alta para crear una alternativa regulatoria para el consumo, portación y producción de cannabis.

Zuarth comentó que poco sirven las reformas impulsadas por el presidente Enrique Peña Nieto, que intentan subir el umbral de 5 a 28 gramos la dosis de mariguana que se presume como de uso personal, pues los consumidores comprarían el producto en el mismo mercado negro operado por el crimen organizado.

El 98 por ciento de los mexicanos pagamos las consecuencias del consumo de mariguana del 2 por ciento, y para ello invertimos 9 mil millones de dólares al año que sirven para perseguir la producción y consumo de la droga, reveló al tiempo de plantear que el país requiere de un “modelo racional” en el que la Federación controle el consumo y producción para eliminar el mercado negro, el cual representa el 40 por ciento de utilidades del crimen organizado con un valor económico estimado en 300 millones de dólares anuales en México y 140 mil millones de dólares en todo el mundo.

El citado marco regulatorio que propone el senador panista permitiría la utilización de mariguana para consumo con un número limitado de plantas de cannabis en ciertos hogares para que puedan consumirse de acuerdo a sus necesidades con un control en la compra de la planta y su utilización así como un inventario de los domicilios de las personas con permisos.

También la creación de “clubes cannábicos” con una licencia que otorgue el gobierno para que personas al reunirse tengan una pequeña producción con un sistema que permita controlar la comercialización y producción.

Discusión en el Senado a 12 votos de que se discuta el tema

Roberto Gil Zuarth informó que a pesar de las diferencias que existen sobre la regulación de la mariguana hasta en el interior de su partido, senadores de la mayoría de las fuerzas políticas se han sumado a su iniciativa.

Resaltó que existe un bloque de al menos 56 representantes populares del Senado que están a favor de un nuevo marco regulatorio, pero que aún falta por convencer a una docena para poder discutirse en el pleno.

Indicó que los legisladores opositores observan esta reforma desde el punto de vista del consumo y no como una política pública en la que el Estado tendría el control.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s