Panorama migratorio crítico en BC ante inacción de gobiernos: Coalición de Organizaciones

Antonio Heras
Mexicali.- La migración en Tijuana y Mexicali es un asunto preocupante que debe ocupar a las autoridades del Estado y de la Federación porque no vemos políticas públicas ni recursos para habilitar espacios de albergue y atención suficiente para mexicanos desplazados de zonas de violencia, deportados, centroamericanos y haitianos, señaló el director de la Coalición Profedensa del Migrante, José Moreno Mena.

En la actualidad operan 38 albergues en Tijuana y 12 en Mexicali pero se debe entender que son temporales y no todos están habilitados para dar hospedaje por lo que buscaron alojarse en cuarterías de mala muerte, en hoteles acondicionados a cambio de pequeñas cuotas y otras son iglesias.

De 2004 a 2007 la mayoría de los migrantes en albergues eran mexicanos, procedentes de varias entidades federativas, pero un censo de diciembre de 2016 arrojó que el 18 por ciento eran connacionales, el 70 por ciento de los espacios lo ocupan los haitianos y el resto son centroamericanos, comentó Moreno Mena al tiempo de estimar que el porcentaje se revertirá cuando la administración Trump aplique su política migratoria y habrá mayor número de mexicanos en estos espacios, ya sean desplazados o deportados.

Las deportaciones masivas van a llegar tarde que temprano porque es la intención de Donald Trump y no lo ha hecho por falta de recursos pero Baja California tiende a convertirse en un refugio de migrantes y de deportados de Estados Unidos, sostuvo al tiempo que advirtió que der facto desde hace varios años.

Moreno Mena, también investigador del Instituto de Investigaciones Sociales de la Universidad Autónoma de Baja California, preside este organismo que desde la década de los noventa coordina los esfuerzos de las principales y más comprometidas organizaciones sociales de atención a migrantes en Tijuana y Mexicali. Su trabajo se consolidó desde el inicio de la Operación Guardián que instrumentó en 1994 el gobierno de Estados Unidos consistente en la vigilancia digital de los cerca de 300 kilómetros de frontera de California y después con la construcción de un segundo muro en varios tramos de Tijuana y la ampliación del murto de metal hasta dos kilómetros mar adentro en las aguas del Océano Pacífico.

Comentó que hasta el momento no hay deportaciones masivas como se esperaba, pero es cuestión de tiempo porque el gobierno de Estados Unidos las va a hacer, una vez que se apruebe el presupuesto.

En el caso de los migrantes haitianos, el Instituto Nacional de Migración señala que existen alrededor de 3 mil 500 en la región, mientras que un estudio de El Colegio de la Frontera Norte estima que son 3 mil 300 hombres, mujeres y niños. Muchos de estos migrantes se incorporaron al mercado laboral informal al vender chicles, pan, comida, pero otros ingresaron al sector formal por invitación de los empresarios de Tijuana y Mexicali.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s