“Los Maras” mantienen con temor a Honduras, por eso migramos a México y EU: mujeres migrantes en BC

Jorge Heras / Lindero Norte
Mexicali.- La inseguridad y pobreza han provocado que miles de hondureños dejen su país natal para tener mejores condiciones de vida en México y Estados Unidos; pero a decir de las mujeres que llegaron este martes a esta frontera con sus hijos abordo de el tren “La Bestia”, la violencia que ha desatado la pandilla de los Mara Salvatruchas es la principal causa de los problemas que aquejan a las familias de madres solteras en Honduras.

Abrazada de dos de sus cuatro hijos, Yadira Martínez conversa con Lindero Norte sobre el periplo que inició con sus vástagos desde la región de la Atlántida, en la pequeña ciudad costera de La Ceiba en Honduras, en donde nació, creció y se enamoró, pero las pandillas se llevaron al padre de sus hijos y de paso su tranquilidad.

Con voz pausada, la madre de familia trata de no revelar las actividades y delitos que comete la delincuencia encabezada por “Los Maras”, simplemente se limita a decir que “no sabes que va a pasar, amaneces un día, pero no sabes si vas permanecer vivo al final, porque ellos mantienen a la población con miedo”.

Madre de un joven de 18 años de edad, uno de 13 años, otro de 10 años y una niña de 7, Yadira cuenta que su paso más difícil en “La Bestia” lo vivió al llegar a Sinaloa, cuando la menor de sus hijos se convulsionó por un intento de Golpe de Calor por las altas temperaturas.

Se dijo agradecida por el cariño de las familias y albergues mexicanos, que hicieron más ligero el viacrucis que significaron trasladarse más de 4 mil kilómetros en un tren carguero.

Aunque su destino final es la garita de San Ysidro para pedir asilo político, Yadira Martínez comenta que existe una pequeña posibilidad de que decida quedarse a vivir en esta frontera.

La violencia familiar la hizo tomar esta caravana

Juana, una señora que pide no se difunda su nombre completo ni fotografías de su cara, sostiene que para ella la violencia de las pandillas también es un factor de miedo y riesgo para vivir en Honduras.

Sin embargo, señala que los golpes que le propinaba todos los días su esposo en Tegucigalpa, hizo que decidiera abandonar su hogar con sus tres hijos.

Indica que nunca se imaginó todo lo que viven los migrantes en su desplazamiento hacia Estado Unidos a bordo de La Bestia.

Explica que desde la aduana en Tapachula, Chiapas, comienzan las trabas y corrupción de agentes migratorios mexicanos, y después tienen que prevenirse para no ser asaltados ni golpeados por delincuentes.

Menciona que no volvería a emprender este viaje y que confía en que será aceptada su solicitud de asilo en California, ya que cuenta con familiares en la Unión Americana.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s