Confirma consorcio que ganó licitación de desalinizadora intención por vender agua a EU

Jorge Heras / Lindero Norte
Mexicali.- Representantes del consorcio de tres empresas que ganaron la licitación para construir y operar la desalinizadora de Playas de Rosarito confirmó que el proyecto original contemplaba la posibilidad de vender y transportar agua a la Unión Americana pero aseguraron que el plan actual no lo tiene proyectado porque fueron advertidos por la Comisión Nacional del Agua (Conagua) que la Constitución se los impide.

Rubén Sánchez, Director del proyecto y Milton Rubio, Director de Asuntos Externos de la firma “Aguas de Rosarito” (recién creada para la edificación y operación de la desalinizadora) afirmaron que los documentos mostrados por el diputado del PES, Luis Moreno Hernández y un grupo de organizaciones civiles de Tijuana es “información real de hace 8 años”, en la que públicamente la empresa Consolidated Waters (CW) indica a sus accionistas e inversionistas que tienen planes de enviar agua de Playas de Rosarito, Baja California al condado del Sur de San Diego, California.

Sánchez explicó a Lindero Norte que el proyecto original de la desalinizadora planteaba tratar “el agua de rechazo”, considerada así porque no tenía dueño después de que había pasado por un proceso industrial de enfriamiento de la planta termoeléctrica de CFE de Rosarito; por ello y por las condiciones geográficas, aseguró, compraron un terreno contiguo a las instalaciones de la paraestatal desde hace tres años (dos años antes de que ganaran la licitación del gobierno estatal).

“El proyecto original tomaba esa agua antes de que cayera al canal de descarga de la Comisión Federal Electricidad, porque la CFE no tiene concesión de agua solamente de descarga, por eso tomaríamos el agua de los pozos de la CFE… En un escenario hipotético cabía la posibilidad de mandar esa agua a Estados Unidos”, explicó.

Sin embargo, el empresario aclaró que en 2012 se vieron truncadas sus intenciones cuando propusieron a Conagua el proyecto de exportar el líquido a Estados Unidos

“Conagua fue muy clara y tajante con nosotros, al decir que ni ustedes (el consorcio) ni el gobierno del estado pueden exportar el agua, ya que el manejo internacional del agua depende del gobierno federal, así de claro fue, y por eso en ese momento todas esas conversaciones que hubo se terminaron, y al acabarse el perro, se acabó la rabia”, sentenció.

Reiteró que actualmente el contrato de APP suscrito con la administración de Francisco Vega de Lamadrid el 22 de agosto del 2016, no contempla la posibilidad de exportar el agua.

No obstante, Milton Rubio confirmó que el Distrito de Agua de Otay en California recibió un permiso del gobierno estadunidense para construir y operar un acueducto transfronterizo, pero aseguró que fue un trámite interno ajeno a la empresa.

Sobre el terreno adquirido en 2014, los representantes de Aguas de Rosarito negaron que se trate de un conflicto de intereses, a pesar de que lo adquirieron antes de que se lanzara la convocatoria de la licitación de la desalinizadora.
Consideraron que se trató de “una inversión de riesgo” ya que trataron de asegurar un terreno para que el proyecto tuviera un soporte técnico suficientemente válido.

Las conversaciones del directivo de CW, Frederick MacTaggart, sostenidas con socios y analistas desde marzo de 2009 a agosto de 2017 se encuentran en el portal Seeking Alpha, un espacio destinado al análisis del mercado de valores y financiero de Estados Unidos, incluidas transcripciones de llamadas de ganancias, ideas de inversión y análisis de acciones de expertos financieros.

En las conversaciones se señala el interés del gobierno mexicano de vender agua a Estados Unidos, los avances del negocio en Baja California y hasta la aprobación de la ley de asociaciones publico privadas en el Congreso local.

El proyecto tiene un riesgo menor, y puede aguardar hasta el 2019

El Director del Proyecto y el de Asuntos Externos de Agua de Rosarito dieron a conocer que el contrato de la desalinizadora de Rosarito, integrado en el Dictamen 94 de la Comisión de Hacienda ya fue aprobado en diciembre del 2016 en el controvertido Decreto 57, pero que requiere ajustes por las modificaciones a ley de Disciplina Financiera.

“El tema está avanzado solo falta la autorización por parte del Congreso para que permita la cosntrucción” sostuvo Rubén Sánchez al tiempo de comentar que aunque existe un “riesgo menor” de no realizarse porque se encuentra estancado en el Poder Legislativo, el proyecto puede esperar su realización hasta finales del 2019.

Detalles técnicos de la Desalinizadora de Playas de Rosarito
De acuerdo a información proporcionada los representantes de Aguas de Rosarito , el consorcio de tres empresas que invertirán en la desalinizadora estִá conformado por la firma francesa Suez (antes Degremont), la filial en México de Consolidated Water y el organismo mexicano llamado Fondo de Inversión Blackboard.

Sostuvieron que NSC Agua fue creada en 2010 para encabezar el proyecto de la desalinizadora de Rosarito, que su único cliente es la Comisión Estatal del Agua de Baja California y que hasta el momento han invertido más de 50 millones de dólares en estudios socioeconómicos y biológicos, en el derecho de vía de 27 kilómetros del acueducto, en el Manifiesto de Impacto Ambiental y la mayor parte del recurso se ha destinado en la compra del terreno donde se instalará la planta.

La inversión en la planta será cercana a $500 millones de dólares que se sumarán a los 200 millones de dólares de la construcción del acueducto.
Como caracteristicas del contrato se encuentra la obligación de la empresa de diseñar, financiear, construir, operar y mantener la planta desalinizadora de agua de mar con capacidad de 4.4 m3 por segundo.

El plazo del contrato es de 40 años, 3 para construcción y 37 para operación, que se contempla tenga un inicio pactado para finales del 2019 y la segunda etapa para julio del 2024,” aunque éste se puede atrasar o adelantar en función de la demanda de agua”.

El financiamiento del proyecto esta asegurado a través de un fideicomiso de garantía para el pago de la contra prestación de 37 mil millones de pesos que pagarán los bajacalifornianos en gran parte con ajustes a la tarifa del agua.

El gobierno debe contratar deuda por 450 millones de pesos, para garantizar una inversión de 10 mil millones de pesos.
Estructura de la tarifa mensual

La tarifa total es de 149.3 millones: Electricidad 35.6%, Costo Variable 7.2%, Costo Fijo 12.9%, Accionistas 18.4%, Deuda Bancos 35.6%; lo que se traduce en 10.8 millones de metros cúbicos de agua potable mensuales a 13.8 pesos por metro cúbico.

La tarifa pagada incluye la amortización de la inversión y la operación de la planta para la entrega del agua.

La empresa considera que en Playas de Rosarito y Tijuana hay un déficit de agua de 1.5 metros cúbicos por segundo y con el crecimiento de la población en tres años el déficit crecerá a 2 metros cúbicos por segundo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s