Fragmentación de cárteles y presencia del CJNG provoca violencia en Tijuana, según estudio de la Universidad de San Diego

Antonio Heras
Mexicali.- El incremento en los índices de asesinatos que registra Tijuana es el resultado de la fragmentación de los cárteles de las drogas Arellano Félix y de Sinaloa y la incursión del Cártel de Jalisco Nueva Generación que según la DEA mantiene una alta presencia en la costa oeste de Estados Unidos.

En esta ciudad fronteriza de Baja California los grupos antagónicos se disputan el mercado del narcomenudeo en los barrios pobres, donde se registra un alto consumo de drogas.

Los índices delictivos se concentran geográficamente en las áreas pobres y marginadas de la ciudad, con un menor impacto en la vida cotidiana de los residentes ricos y de clase media, de acuerdo al estudio “Resurgimiento de la Violencia en Tijuana”, incluido en una investigación sobre la Justicia en México realizada por la Universidad de San Diego, California, en la que participaron los investigadores Jaime Arredondo Sánchez Lira, Zulia Orozco, Octavio Rodrñiguez Ferreira y David A. Shirk,

En este trabajo de investigación se analiza el fenómeno de la violencia en la frontera y se plantean algunas propuestas para disminuir los homicidios  secuestros y otros delitos.

En el estudio se hace referencia a la violencia de hace una década cuando existían mandos de los carteles de las drogas como Joaquín “El Chapo” Guzmán Loera, Dámaso López Núñez, “Licenciado”, Fernando Sánchez Arellano, “El Ingeniero” y Teodoro García Simental, “El Teo”.

En esa época la violencia registró efecto de temor en todos los sectores de la sociedad porque era “altamente visible y de alto impacto” ya que había balaceras en las calles, incidentes con un alto número de víctimas, cuerpos colgando de puentes, ejecuciones al estilo de las pandillas.

Con datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública y de las secretaría de Seguridad Pública de Baja California y de Tijuana señalan que la mayoría de crímenes se concentra en colonias de las delegaciones Sánchez Taboada, La Presa, Los Pinos y Zona Centro, exclusivamente en la Zona Norte donde opera un alto número de grupos dedicados al narcomenudeo, actividad ilícita que antes se regulaban con acuerdos entre cárteles.

En lugar de unas pocas organizaciones criminales grandes y poderosas, cuyas diferencias pueden ser resueltas por una subrepticia “paz mafiosa”, las autoridades se enfrentan ahora a muchas organizaciones delictivas a nivel micro, explica al tiempo de apuntar que mantienen enfrentamientos en colonias para controlar las calles o las esquinas.

El estudio define que para mejorar la seguridad en este municipio, las autoridades deben combatir la desigualdad económica, atender la violencia doméstica, ayudar a la rehabilitación de adictos, detener y llevar a juicio a los principales objetivos, sobre todo a quienes cometen delitos de alto impacto, entre ellos asesinatos.

Expone también que las autoridades deben tener en cuenta el costo-beneficio del arresto a los líderes del narcotráfico, sobre todo por lo acontecido en los últimos años donde la escala por obtener sus lugares genera violencia. Advierte también que los policías municipales deben de abandonar la práctica del “cacheo” (revisión por encima de la ropa), sobre todo en colonias con alta incidencia delictiva, para lograr confianza de la comunidad para futuras denuncias.

 “Las autoridades locales y los líderes comunitarios deben trabajar con urgencia para abordar estos problemas a fin de garantizar que 2018 no establezca un nuevo récord de delitos violentos en Tijuana”, concluye.

En la introducción se advierte que el informe proporciona una evaluación del reciente resurgimiento del crimen violento en la ciudad fronteriza mexicana de Tijuana en Baja California.

“Con un estimado de 1.8 millones de habitantes en 2017, Tijuana es la ciudad más grande de México en la frontera de Estados Unidos y México. La ciudad es hogar de aproximadamente el 49% de la población de Baja California, mientras que comprende solo alrededor del 2% del territorio del estado”

Tijuana es una de las ciudades de más rápido crecimiento en México ya que crece a una tasa anual de 35 mil personas por año -cerca de 96 nuevos habitantes por día- pues atrae a un gran número de inmigrantes de otras partes de México para unirse a la economía de la ciudad.

Señala que siempre se ha enorgullecido de ser la “ciudad más visitada del mundo”, ya que en la actualidad casi 190 mil personas cruzan a diario la frontera entre Tijuana y la vecina San Diego para el trabajo, el comercio, la educación, reuniones familiares y otras actividades recreativas. Además que aproximadamente 200 mil estadunidenses residen en Baja California, sobre todo Tijuana, que representa uno de cada cinco ciudadanos de Estados Unidos que se estima que viven en México.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s