Pende de un hilo último caso de Feminicidio de Mexicali; Policía Municipal vulneró debido proceso

*Podría salir libre en la primera audiencia joven que confesó haber asesinado a Karina en video grabado por policías por carecer de licitud las pruebas.

Jorge Heras / Lindero Norte
Mexicali.- Minutos después de asegurar a José Andrés, presunto responsable de la muerte violenta de una mujer de 25 años de edad, la policía municipal de Mexicali lo interrogó videograbando en todo momento y en cada pregunta que le realizaba un agente para declararlo confeso y posiblemente para obtener las pruebas que completarían el informe policial homologado.

Un par de horas después de que la Subprocuraduría de Justicia del Estado confirmó la detención del indiciado y tras afirmó que la investigación del asesinato inició bajo el protocolo de feminicidio, el video del interrogatorio de José Andrés se viralizó en redes sociales.

Sentado en una patrulla, con el cinturón de seguridad puesto y con las manos esposadas por la espalda, el detenido empieza a responder al agente municipal sus datos generales y los de la víctima; el uniformado le cuestiona el móvil del homicidio repitiendo en todo momento las respuestas e induciendo algunas; en un momento se escucha el radio del policía mientras grababa con luz el rostro de José Andrés.

Durante los primeros minutos de este martes, empleados del Motel Mediterráneo localizado sobre el Bulevar Lázaro Cárdenas, al oriente de la ciudad, notificaron a las autoridades policíacas sobre el cuerpo ensangrentado y con huellas de violencia de una joven que había ingresado con su pareja a una de las habitaciones.

Policías municipales llevaron a cabo el operativo en el que detuvieron a José Andrés por la llamada que realizó su hermana desde la vivienda en la que residen ambos en la calle Río Champotón, en la colonia El Cóndor.

Para la abogada penalista, Sandra Esquer, este video pone en duda que las pruebas en contra del detenido se hallaron antes o durante de la detención como parte de un procedimiento de investigación apegado a Derecho, por lo que complica a la Fiscalía la forma en que va a cuadrar los tiempos de la detención con el hallazgo de las pruebas, ya que no existe flagrancia.

Considera que al interrogar y videograbar de esa forma al detenido se vulnera la presunción de inocencia y la licitud de pruebas, violando de esta manera el debido proceso, toda vez que, asegura, se cuestiona e inculpa al detenido sin la presencia de un abogado, no solamente para exhibirlo sino mediante la coacción de un policía.

“Es una práctica común de las policías municipales de Baja California porque no siguen protocolos de detención y solamente buscan trofeos, rara vez hacen lo mismo los policías ministeriales”, aseveró la presidenta del Centro de Defensoría Técnica de Derechos Humanos de BC.

Entrevistada por Lindero Norte, Esquer reveló que tan solo en 2017 participó en dos casos en los que por las mismas prácticas ilegales de detención arbitraria y exhibición del indiciado la Fiscalía Estatal y la PGR no pudieron acreditar la detención legal ni la formulación de imputación.

La Suprema Corte de Justicia de la Nación ha establecido criterios con respecto al debido proceso y los tres contactos que tienen las corporaciones policiacas: Revisión, Retención y Detención, esta última es considerada la más importante en la protección de los derechos humanos, ya que se deben respetar los protocolos en los que no se justifica ningún interrogatorio de la autoridad.

Contrario a las críticas de autoridades, del gremio de periodistas y de una parte de la sociedad, la difusión que hacen medios de comunicación de imágenes y videos de los detenidos e imputados no vulnera el debido proceso ya que los medios de comunicación cumplen con su labor informativa, por lo que de acuerdo a sentencias de la SCJN, la prensa no vulnera el principio de inocencia porque no es autoridad, más aún cuando el material fue publicado por las mismas autoridades.

Sin embargo, si nos ajustamos al rigor periodístico los medios de comunicación violan el principio de inocencia cuando difunden una versión incompleta, anticipada o inacabada de la realidad en una causa penal.

En el caso de José Andrés y su posible participación en el homicidio por razón de género de Karla López Campos, la policía municipal grabó y posiblemente publicó en redes sociales el video en el que el detenido se declara culpable y describe la forma que perpetró asesinato.

Por ello, en esta causa penal, al difundir la prensa el material probatorio no se debe citar a periodistas sino a los policías que lo grabaron.

Desde el reporte que la Policía Municipal envió a medios de comunicación, se establecía que José Andrés había sido detenido por Feminicidio sin que existiera una carpeta de investigación ni tampoco sin que un Juez hubiera admitido esa tipificación.

A diferencia de otros países, en México la violación al debido proceso proviene de la admisión y valoración en juicio de pruebas ilícitas sin darle mayor importancia a la obtención de justicia por encima de cuestiones procedimentales.

Este caso evidencia la falta de protocolos de la Policía Municipal y que a 8 años de implementado el Nuevo Sistema de Justicia Penal en la capital de Baja California, se continúa violentando el debido proceso de una forma muy burda.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s