lun. May 27th, 2019

Migrantes que llegaron a BC sin Caravana son asaltados por bandas y autoridades mexicanas, denuncian hondureños

*En los últimos tres días han arribado a Mexicali 140 centroamericanos en tres diferentes grupos, en su mayoría jóvenes.

Jorge Heras / Lindero Norte
Mexicali.- Asaltos y discriminación es el común denominador de la mayoría de los cerca de 140 personas en contexto de migración que han arribado a Baja California sin la custodia de policía federal y apoyo de gobiernos estatales, a diferencia de sus compatriotas que llegaron a esta frontera en dos caravanas el año pasado.

Jesús de 25 años de edad ingresó a territorio mexicano por la frontera sur con Guatemala el 18 de enero, después de que el Instituto Nacional de Migración (INAMI) le otorgara el permiso de libre tránsito por el país fue asaltado por policías municipales.

El joven obrero narra a Lindero Norte que por comida no han batallado gracias a la solidaridad de albergues y familias mexicanas, “el viaje se vuelve demasiado difícil mas que todo por los policías malos, nos roban y nos insultan cuando creen que nos metemos en su territorio, son muy bravos”,

Además de esta mala experiencia, estuvo a punto de ser víctima del crimen organizado cuando viajaba en el tren carguero que denominan como “La Bestia”, pero la libraron al viajar en el techo de los primeros vagones.
Jesús viaja junto con siete hondureños de similar edad, toda vez que su esposa e hijas viajaron en la Caravana de Migrante en noviembre del 2018.
Su esposa, una joven de 22 años de edad y sus hijas de 3 y 4 años fueron parte del 8 por ciento de peticionarios de asilo al Gobierno de Estados Unidos que les concedieron la protección por la violencia que se registra en su país. Actualmente, comenta Jesús, su familia está residiendo en Miami a la espera de que se una con ella.

“Hablo con ellas todos los días, me dicen que están bien y que me extrañan, por eso voy a reunirme con ellos, pero no estoy seguro de pedir asilo, intentaré cruzar con la bendición de Dios”, aseguró.

Iván y Carlos, dos jóvenes de 21 años de edad que desde 42 días iniciaron su travesía por México en búsqueda de mejores condiciones de vida, llegaron al albergue Alfa y Omega de Mexicali desde el lunes 18 de febrero.

Ambos declaran que policías “garroteros” los bajaron a golpes de los vagones de La Bestia para quitarles sus pertenencias: teléfono celular y dinero.

De acuerdo a sus testimonios, los hechos ocurrieron en Orizaba, Veracruz, en donde sin ellos mediar palabra fueron insultados, amenazados y robados.

“Me amenazaron de muerte, me dijeron que me iban a llevar de regreso a mi país; me hicieron hincarme en la línea del tren, me esculcaron, me pegaron en la cabeza y nada más me regresaron 200 pesos”, manifestó Iván, quien se dedicaba en su natal Mezapa a trabajar en viveros.

Carlos mencionó que también fue amenazado por agentes policíacos y le robaron sus pertenencias en una ciudad pegada a la frontera.

Al igual que el grupo de cerca de 20 jovenes que llegaron a Baja California hace 4 días, Carlos e Iván esperan conseguir trabajo en Mexicali porque consideran que es imposible conseguir asilo del Gobierno republicano norteamericano.

Durante los primeros minutos de este jueves arribaron 48 migrantes centroamericanos a Mexicali: 41 hondureños y 7 guatemaltecos

Los migrantes llegaron al albergue Alfa y Omega en un camión de la empresa Transporte del sur de sonora S.A. de C.V. con número económico 83, con placas del estado de Sonora.

Deja un comentario

Pin It on Pinterest

A %d blogueros les gusta esto: