lun. May 20th, 2019

Fernando Arce, atraido por PES, es la carta del PRD a gobernador de BC

Antonio Heras

Mexicali.- Para el PRD, un partido prácticamente en extinción, todo es ganancia en la jornada electoral del 2 de junio.

Una bocanada de aire resultó el fichaje de Julián Leyzaola, tras la fallida coalición con el PES -sin registro- y el PBC -en fuga por los escarceos con el PAN- y se quedó con el candidato que, acorde con su carácter de militar, impuso a todos los candidatos en Tijuana y alrededores.

En otras palabras, Leyzaola usará el membrete del partido del sol azteca para ir por la revancha -asi lo dijo en su postulación- en la alcaldía de Tijuana.

Ahora el PRD busca reverdecer laureles con la postulación de Fernando Arce, el futbolista tijuanense que forma parte del Paseo de la Fama de esta frontera.

Aun así y aunque se antoja «de pechito» para el análisis primario, la propuesta de Arce proviene del PES, tal y como lo hizo con la maestra Lourdes Cañez, un icono de la cultura del deporte en Baja California que al final declinó la invitación.

Arce fue un mediocampista que portó varias camisetas en el fútbol mexicano y hasta la de la selección nacional. Uno de sus goles mas recordados fue en el estadio de los Xolos en la Copa Libertadores. Tras su paso por Chivas, pasó a Los Dorados de Sinaloa y se despidió de las canchas para, ya entrado en gastos, dedicarse a la gerencia deportiva de los Xolos.

De ahi que su postulación se vincule con Jorge Hank Rhon. Nada más alejado de la realidad pues el futbolista no es, en si, un activo político del empresario de los casinos Agua Caliente. Al ser el epicentro del hankismo, el hijo del profesor moverá sus piezas, sus fondos e inversiones hasta que esté en las boletas como en 2004 y 2007. Seguro que prescindirá de compadres incómodos entre sus estrategas y operadores políticos.

Son inimaginables los caminos y los misterios de la politica nuestra.

Hay quien asegura que son de paja estas candidaturas, otros que buscan atraer nuevos votantes mas allá de quienes los postulan y que el carisma será suficiente para ser competitivos y, en este caso, quitar la losa de un partido en extinción para beneficio de la democracia.

Claro es que el sol azteca busca mantener su registro por eso no le importó prestar su membrete a Leyzaola. Lo de Arce aún falta para vislumbrar su porvenir.

El pragmatismo politico de los partidos contrasta con candidaturas que buscan impactar a otros sectores de la sociedad.

Aliados de facto del PAN desde la década de los 90, aunque después formalizaron el amasiato en este siglo, sus estructuras decantaron, se desvensijaron, hasta convertirse en un partido comparsa. Nada que ver con sus orígenes en el Frente Democrático Nacional de 1988.

Ahora va solo, como nunca al distanciarse del PAN, aunque su única diputada local mantiene un alianza con el grupo parlamentario panista, divido hasta el tuétano entre los colores albiazul y vino tinto.

Deja un comentario

Pin It on Pinterest

A %d blogueros les gusta esto: