jue. Jul 18th, 2019

Denuncia albergue para migrantes de Tijuana desaparición de un bebé y dos adolescentes hondureñas

Antonio Heras

Mexicali.- Dos adolescentes hondureñas y un bebé fueron engañadas para que salieran de un albergue para migrantes por un grupo de traficantes de personas que opera en Tijuana.

Los menores desaparecieron desde hace una semana y sus nombres son Rosy García Serrano, de 17 años de edad, y su hijo Juan Carlos de un año y medio, asi como Jennifer Garay García, de 14 años, originarios de Honduras.

El pastor Alberto Rivera Colón del albergue Ágape Misión Mundial denunció que un presunto traficante de personas se infiltró en las instalaciones y convenció a cuatro mujeres que las cruzaría a Estados Unidos.

«La denuncia es por unas niñas no acompañadas inmigrantes que aquí pues se infiltró pues un ‘pollero’ se las llevó y las contactó con otro ‘pollero’ en un lugar y las secuestraron, es una niña de 14 años, es otra niña de 17 con un bebé que tiene 2 añitos y también hay otra como de 22 años, una de ellas se llegó a escapar porque se los llevaron a un lugar y a los varones los encerraron en un cuarto y a las mujeres se las estaban llevando y cuando se dieron cuenta una de ellas se escapó», relató el pastor.

El asunto está en Sindicatura Municipal en el folio INV-D-301-2019 y en la Procuraduría de Defensa del Menor bajo el procedimiento número 1041/18.

Refiere que al regresar el “pollero” para intentar enganchar a otros migrantes llamaron al 911 y solicitaron la presencia de policías, ante quienes denunciaron la desaparición de las adolescentes y el bebé. Los policías arrestaron al hombre por «disturbios» en el albergue pero omitieron informar sobre las menores desaparecidas.

Los policías falsearon información y por eso el “pollero” está libre, señaló Rivera Colón, mientras era llevado ante el juez municipal nosotros acudimos a la Policía Federal para notificar que estaba detenido pero los federales nos dijeron que teníamos que ir a la delegación municipal con el juez y cuando llegamos este nos dice que nada más le dieron 36 horas (de arresto) ya que el informe policíaco señalaba que por causar disturbios pero «no hablaba nada de que alguien estaba desaparecido».

Cristina Güicho, secretaria general del albergue Ágape Misión Mundial, detalló que el hombre fue identificado como Sebastián Nicolás Esteban quien convenció a las migrantes de irse del albergue.

Dijo estar preocupada por los menores de edad, sobre todo porque se llevaron consigo a un bebé que podría estar en peligro con personas desconocidas.

Deja un comentario

Pin It on Pinterest

A %d blogueros les gusta esto: