lun. Ago 19th, 2019

Detectó ASF desde 2017 crisis financiera para pago a jubilados de BC

Antonio Heras y Jorge Heras
Mexicali.- La Auditoría Superior de la Federación (ASF) detectó desde 2017 la crisis financiera en que se encuentra el sistema de pensiones y jubilaciones de Baja California.

La auditoría advirtió que la administración de Francisco Vega, presidente del Consejo de Administración del ISSSTECALI, incumplió con presentar estimaciones sobre las obligaciones de pensiones y jubilaciones actuales y su impacto futuro, ni tampoco creó las reservas técnicas ni hizo el estudio actuarial que obliga la Ley de Disciplina Financiera de Entidades Federativas y Municipios.

La reserva técnica del magisterio prácticamente es inexistente con apenas 2 millones de pesos, mientras que la de la burocracia fue utilizada en calidad de préstamo para el pago de jubilados y pensionados, pero todavía cuentan con 400 millones.

En el tema del magisterio, el gobierno de Kiko Vega advirtió que la administración de Enrique Peña Nieto le incumplió con la entrega de 5 mil millones de pesos correspondientes a 2017 y 2018 del Fondo de Aportaciones Complemetarias a la Educación.

Ante la falta de liquidez y de contratos de deuda a corto plazo, los maestros estatales realizaron paros de labores durante noviembre y diciembre de 2018 para exigir primero el pago de jubilados y pensionados y después del personal en activo.

El gobierno de Andrés Manuel López Obrador desconoció dicha deuda al asegurar que los recursos presuouestados en amis ejercicios se habían entrgado en tiempo y forma a Baja California.

En un acuerdo entre la SEP y el SNTE se estableció destinar de manera emergente mil 200 millones de pesos para el pago del magisterio estatal por lo que se condicionó su entrega al gobierno de Vega de Lamadrid de forma etiquetada para el pago de mas de 25 mil maestros y personal de apoyo a la educación en activo, pensionados, jubilados e interinos.

El secretario (de Educacion Pública) Esteban Moctezuma conoció el grave problema que tiene el magusterio estatal pir el incumplimiento de pago del gobierno de Baja California y existe el compromiso de resolverlo antes que termine diciembre, dijo en su momento la dirigente de la seccion 37 del SNTE, María Luisa Gutiérrez Santoyo.

La transferencia federal a la hacienda estatal se produjo el 26 de diciembre por lo que ese mismo dia se dispersó el dinero a la nómina de los trabajadores de la educación.

De nueva cuenta, el magisterio protestó a principios de agosto por el incumplimiento de pago del gobierno a maestros jubilados y pensionados. Situacion que se agravó porque los burócratas se sumaron a las protestas porque tampoco les depositaron a sus jubilados.

Mala administración y planeación

Desde la fiscalización de 2017 que hizo la ASF sobre el gasto federalizado advirtió un impacto adverso en las finanzas públicas de Baja California presentes y futuras.

Otro dato que refiere la ASF, es la dependencia financiera de la Federación por parte del gobierno estatal pues de cada peso solo recaudó 10 centavos de ingresos propios en 2017.

Fuentes consultadas por Lindero Norte señalaron que la única viabilidad para resolver esta crisis es que la Federación realice el rescate financiero de la proxima administración que inicia en noviembre de 2019.

En la tercera entrega del Informe de Resultados de Auditorías a la Cuenta Pública 2017, advirtió que el gobierno de Francisco Vega no reportó en sus estados financieros, hasta el cierre de la fiscalización, las estimaciones de las «obligaciones presentes y futuras».

Tampoco creó reservas para pensiones futuras y contravino la Ley de Disciplina Financiera de Entidades Federativas y Municipios, creada por el gobierno de Enrique Peña Nieto, al omitir un estudio actuarial sobre las penskones y jubilaciones del magisterio y del personal de la burocracia.

Este ejercicio presupuestal corresponde a 2017, cuyos cuatro primeros meses estuvo al frente de la Secretaría de Planeación y Finanzas Antonio Valladolid y a partir de mayo ocupó la titularidad Bladimiro Hernández.

Hace dos años, el máximo órgano de fiscalización del país, advirtió que el gobierno estatal carecía de elementos para realizar una planeación financiera que le permitiera crear estas «reservas en el corto, mediano y largo plazo, lo que impactará de forma negativa la sostenibilidad de las finanzas públicas presentes y futuras».

Paralelo al problema con el magisterio, la burocracia de Baja California, que también cotiza para Issstecali y recibe atención médica así como pensiones y jubilaciones, tambien presentó problemas de pago de salarios, aguinaldos y pensiones durante el último trimestre del año pasado.

El caso más notable fue el de los trabajadores del Poder Judicial, quienes no recibieron sueldo durante diciembre y parte de enero, por lo que iniciaron una serie de protestas en elos edificios del Poder Judical en Tijuana y Mexicali.

Son más de 22 mil burócratas que entregan parte de su salario a Issstecali cada quincena.

Aunado a esto, los gobiernos municipales a excepción de Tijuana, los tres Poderes Públicos y la entidades paraestatales deben a Issstecali mas de mil 200 millones de pesos por cuotas patronales.

Deja un comentario

Pin It on Pinterest

A %d blogueros les gusta esto: