Lun. Feb 24th, 2020

#Crónica. Clausuran «Mi Pueblito Bar»: El lugar de mayor tolerancia de Tijuana

Ali Heras / Lindero Norte
Tijuana.- La clausura de «Mi Pueblito Bar» se debe a la compra, venta y consumo de drogas dentro del establecimiento popular de la Avenida Revolución, así lo informó el director de Inspección y Verificación Municipal de Tijuana, Adolfo Garcia.

«¿A dónde vas? , enseñame tu IFE y recuerda de comprar una ‘cawa’, aquí no es tugurio para drogarse», de esta manera te recibían regularmente en este lugar tan peculiar de la ciudad al que todos simplemente le llamaban «El Pueblito».

Más que un bar turístico, quienes lo recorrían cada fin de semana lo consideraban un centro recreativo y social para aquellos que disfrutan o tienen la inquietud de conocer el mundo bajo de la cultura y sociedad en plena avenida Revolución, el cual representaba no solo un punto de venta y consumo de estupefacientes para aquellos que no tenían lugar donde poder hacerlo sin molestar a la sociedad, de igual forma se convertía en el punto de reunión donde la tolerancia reinaba.

Desde la persona más pobre hasta el más adinerado, el más tranquilo al más inquieto, desde chicos y chicas de 16 años y señores de 70, de toda raza y nacionalidad, ahí podías encontrar el «dealer» de marihuana hasta el que te ofrecía «crico», incluso el vendedor de heroína y tachas. Todos con la misma meta disfrutar una ¨cawama¨ y pasarla bien sin ser molestado ni juzgado por nadie.

La vestimenta, el tipo de conversación y el nivel de estudios no importaba en esta lugar ubicado entre la Sexta y Séptima, la onda era disfrutar el cálido momento que ofrecía el Pueblito, ya que para muchos era el punto obligado de reunión cada fin de semana, no por algo hizo tanta fama.

Encontrar el pueblito es relativamente lo más sencillo que se puede hacer en la zona centro, sólo basta por preguntar a cualquiera. Pero, no se trataba de un lugar que se distinguía por su bella estética o limpia instalaciones, todo lo contrario; Al llegar se veía el contraste que solo una película de Dany Boyle y el baño más famoso de escocia puede darnos en la película Trainnspotting. Entrar era un reto, pues en el pasillo comenzaba el olor fétido a orines que daba repulsión al ir avanzado tras comprar tu respectiva cerveza y posiblemente cigarros; para los turistas locales y extranjeros les generaba una curiosidad inmensa el hecho de pasar tal umbral a lo desconocido.

Adentro, el panorama era no tan distinto, encontrabas paredes remozadas a punto de caerse pero llenas de graffiti con imágenes muy características como la de Salvador Dalí, además de una especie de piso de madera desgastada y en algunos espacios el piso de concreto ya se vislumbraba.

La vista de todos era la misma: encontrar gente en el patio fumando de todo, albinos bailando y tomando mientras escuchabas la rockola con Pedro Infante, KDC, AC/DCc, Infected Mushroom y un poco de Manu Chao era lo usual, pero lo más cotidiano resultaba la expresión de varios artistas callejeros y bandas musicales de punk, rock, metal o Ska, fue lo que le dio más identidad al Pueblito.

Aunque lo clausuren, para los asiduos visitantes a este establecimiento basta con cerrar los ojos para revivir la estampa de las personas que te encontrarías todos los fines de semana: los gustosos del graffiti, el que practicaba malabares, los que terminaban improvisando, dibujantes, escritores y compositores espontáneos, ellos eran de los artistas que usualmente lo habitaban, dando así el resultado de una multiculturalidad y cero clasismo dentro del posiblemente lugar más insalubre de la Revu.

El posible fin es un hecho, aunque cada trienio sucede el mismo acto gubernamental: durante 1 mes lo clausuran, se arreglan con el inspector en turno y listo se reabre la cortina.

El Pueblito vuelve a su gente o la gente vuelve a su Pueblito, ya veremos que pasa primero; sin embargo, la noticia de que es un establecimiento que no respeta la ley es una verdad, aunque su realidad tenía algo funcional y surreal, un calor de recibimiento con el frío de lo olvidado que parecía estar, los colores enervantes de su estética callejera, aunque a su vez resaltada por la soledad que abundaba en el cuidado tanto de su diseño como de materiales. Era no más que la atmósfera cálida de una sociedad utópica reflejada en el lado más burdo de la misma y a pesar de que fueran las 11:00 horas en martes estando vacío se sentía que no estabas solo con tu caguama y cigarro, pues sentías todo ese mood que únicamente el pueblito siempre brindaba.

Los excesos también eran parte habitual de este espacio, aunque para muchos se trataba de un lugar seguro «sin lastimar a la sociedad¨ para ingerir lo que sea sin preocuparse, había otros personajes clásicos que lo convertían en más que una zona de tolerancia. Estaba la señora asiática que te vendía burritos y chun-kun´s para bajar «el avión» a la 1am; la abuelita con su carrito de despensa que lo mismo te vendía tamales como dosis de droga; el joven de 18 años con un desmayo momentáneo por demasiado cristal a las 3 AM; personas concurridas en el estacionamiento trasero, cuyo «spot» era perfecto para unas inyecciones a las 4PM; los morros de 30 años fumando «weed» en la esquina recordando sus hazañas de preparatoria y el futuro que nunca les llegó; los turistas locales que veían a todos extraños pero que acudían en busca de un porro y cerveza.
Había de todo y de todos un poco, aunque al final nadie se hacía responsable por las infracciones y acusaciones de que el lugar era para viciosos; pero hasta entonces solo queda preguntarse y pensar:
¿Cuándo se crearán establecimientos para ayudar a consumidores que concienticen su uso?, ¿cuándo se va a dar un servicio de consumo legal de sustancias prohibidas para detener el flujo innecesario de arrestos a consumidores?;

Mientras las autoridades buscan justificar la «limpieza» de drogas que quieren hacer en la zona cerrando lugares endebles como este bar, la droga seguirá moviendose en la Revu a la vista de todos, porque los políticos ni en campaña se dan una vuelta por estos establecimientos

El Pueblito tarde o temprano abrirá con las mismas fallas en protección civil e higiene y con la supervisión corrupta de inspectores.

Deja un comentario

Pin It on Pinterest

A %d blogueros les gusta esto: