Sáb. Ago 8th, 2020

Más de 60 migrantes varados en Los Algodones, entre ellos embarazadas y niños


Jorge Heras / Lindero Norte
Sin opción a refugiarse en un albergue, sin dinero y bajo la sombra de un pino salado, se encuentra un grupo de más de 60 personas en contexto de migración en la delegación de Los Algodones, en la capital del Estado.

Originarios de Honduras, Nicaragua, EL Salvador, Jamaica y Perú, este grupo de migrantes está compuesto por hombres, mujeres y niños, entre ellos hay 4 familias, 2 mujeres embarazadas, una mujer que recién acaba de dar a luz y adolescentes.

Son 8 niños con edades desde 2 meses hasta 14 años, quienes acompañaron a sus padres en la travesía en La Bestia y en camiones de carga desde la frontera sur de México hasta este delegación mexicalense.

Destacan una familia joven con sus hijos de 6 meses, otro de 1 año y uno de 6 años; también un señor con su hija de 16 años a la espera de encontrarse con su esposa que vive en California y un matrimonio con una niña de 2 años y uno de 6 años de edad.

Autoridades de este poblado, que el 90 por ciento de su actividad económica se centra en el turismo médico, informaron que desde hace dos meses comenzaron a arribar las personas en contexto de migración, pero llegaban menos de 10 y se iban de la delegación a los dos días.

La Delegada, Morayma Medellin, indicó que nunca habían tenido un grupo tan numeroso de migrantes, ni cuando fueron las caravanas de 2018 y 2019, ya que en esta demarcación que cuenta con una de las tres garitas de Mexicali no está autorizada para recibir peticiones de asilo al gobierno de Estados Unidos.

«El poblado es muy pequeño, no tenemos un lugar destinado para este sector, además que no pueden quedarse con la esperanza de solicitar asilo, por eso los migrantes saben que Los Algodones no es un destino final para ellos», puntualizó.

Aunque considera que algunos migrantes buscan internarse de manera ilegal a Andrade, California por una zona que no hay muro fronterizo y en la presa no hay agua, Morayma Medellín comentó que muchos de este grupo le han comentado que su intención ya no es cruzar ilegalmente.

«Platiqué con autoridades migratorias de México porque uno de los migrantes de Honduras me dijo que la migra (elementos de la Patrulla Fronteriza) lo habían detenido en California, pero no lo retornaron a su país, si no que lo regresaron por esta garita», explicó.

La funcionaria municipal dijo que ante la falta de recursos lo único que pudieron hacer como Delegación fue concentrarnos bajo la sombra de un pino salado y gestionarles con la comunidad su alimento diario así como atención médica.

Reveló que por el momento no hay oportunidad de llevarlos a algún albergue de migrantes en la ciudad, ya que le dijeron que estaban llenos, por lo que propone que sean llevados a un gimnasio público de la comunidad, en donde instalarían ventiladores y un área para que puedan dormir.

La Delegada sostendrá una reunión este martes con la presidenta del DIF para determinar de qué manera los pueden apoyar.

Deja un comentario

Pin It on Pinterest

A %d blogueros les gusta esto: