Sáb. Sep 26th, 2020

Asegura Bonilla que en BC el problema no es de agua sino la energía eléctrica para bombearla a Tijuana 

Antonio Heras / Lindero Norte

Mexicali.- Nuestro problema no es de agua sino de energía eléctrica sostuvo el gobernador Jaime Bonilla al justificar la licitación pública para un contrato de generación de energía fotovoltaica para bombear agua más barata del Acueducto Río Colorado-Tijuana que suministra este servicio a las ciudades de Zona Costa de la entidad y de un supuesto déficit eléctrico. 

La principal fuente de suministro de agua es el Río Colorado que desemboca justo en territorio mexicano, proveniente de Estados Unidos. La dotación de agua responde a un tratado binacional que ha tenido tres modificaciones en el último lustro, sancionadas por la Comisión Internacional de Límites de Agua, y siempre en perjuicio de México. El más reciente es el acta 343 que limita la entrega de agua a nuestro país e incrementa la capacidad de reserva en el vecino país. 

El consumidor de energía más grande de la entidad es precisamente el acueducto que traslada agua por 160 kilómetros, incluida La Rumorosa y la zona montañosa de Tecate, pero su suministro es por un contrato privado proveniente del mercado energético, ajeno al servicio público de la CFE.

Con una facturación de 100 millones mensuales, el contrato del Acueducto Río Colotado-Tijuana se tiene desde el primer trimestre de 2020 ya en la administración de Bonilla Valdez con la empresa Orca, vinculada a la familia Salinas de Gortari.

La licitación destinada solo a empresas mexicanas, de acuerdo a la aprobación del Congreso local, se lanzó el jueves 20 de agosto y cierra la venta de bases este miércoles 26 de agosto. Hay seis empresas interesadas, de las cuales la mitad ya adquirió las bases, de acuerdo al secretario de Economía, Mario Escobedo. Sin embargo, una de ellas es de capital extranjero.

En Baja California existen dos plantas de generación de energía de la Comisión Federal de Electricidad: una termoeléctrica en Playas de Rosarito y otra geotérmica en Mexicali que venden luz a la red de energía de California, sin precisar las cantidades ante la opacidad de la empresa paraestatal. Existe un tercera planta de la Comisión Estatal de Electricidad, en este caso eólica en La Rumorosa, cuya producción se canaliza vía la CFE al alumbrado público y a un programa social de apoyo familiar.

También existen plantas de la iniciativa privada con inversión extranjera: dos eólicas en La Rumorosa, una solar en Laguna Salada y dos plantas de combinación mixta en La Rosita, al poniente de Mexicali. La producción de las cinco plantas en territorio mexicano se destina para el mercado energético de California.

Deja un comentario

Pin It on Pinterest

A %d blogueros les gusta esto: