Jue. Sep 24th, 2020

Acepta gobierno de Bonilla a trasnacionales en licitación para empresas mexicanas de energía

Antonio Heras y Jorge Heras / Lindero Norte

Mexicali.- El gobierno de Baja California abrió la puerta a empresas extranjeras para participar en la construcción de una planta de generación fotovoltaica para el acueducto Río Colorado-Tijuana al argumentar su viabilidad porque estas transnacionales tienen oficinas en México.

El 16 de julio, el Congreso de Baja California autorizó al gobierno de Jaime Bonilla a licitar un contrato de 27 mil millones de pesos pagaderos en 30 años pesos para construir una planta de energia solar en esta frontera que suministre a este acueducto la energía para las cinco bombas que permiten transportar agua a la zona costa de la entidad.

En ese decreto propuesto por Bonilla se acotó para que la empresa que obtenga el contrato sea mexicana y se amplió a la posibilidad de asociarse con una empresa generadora de energía, sin restricciones.

El decreto se aprobó por la mayoría de Morena y sus aliados políticos con 19 votos a favor, dos abstenciones y cuatro en contra, a pesar de carecer de estudios de factibilidad y de la opinión de la Auditoría Superior del Estado. 

Los diputados que mostraron su desacuerdo con el decreto por contae con serías deficiencias fueron Araceli Geraldo de Morena, el perredista Gerardo López, las panistas Eva María Vazquez y Loreto Quintero, el priísta David Ruvalcaba y Aníbal Otañez del PBC.

En cambio, el bonillista Juan Manuel Molina sostuvo que el proceso de licitación y contratación será «minucioso y cuidadoso» para tener el tiempo necesario que permita, dijo, «analizar a profundidad las propuestas».

Sin embargo, en la conferencia de prensa donde se anunció el interés de participar en la licitación, la secretaria de Desarrollo Urbano, Karen Postlewaithe, dijo que eran 18, dos más que en el comunicado oficial del sábado, y justificó que todas cumplían con lo acordado en la aprobación del Congreso por tener subsidiarias con oficinas en México.

Entre las empresas interesadas está IENOVA, una subsidiaria del consorcio estadunidense Sempra, quien tiene la única planta de generación solar en la península de Baja California, justo a 30 kilómetros de la planta Cero del acueducto Río Colorado-Tijuana. Esta empresa tiene seis desarrollos de negocio en la entidad; tres plantas de energía, incluida la solar y una eólica instaladas en Tecate, México, generan exclusivamente para el mercado de California.

Otra empresas que este martes entregará su propuesta técnica, de acuerdo al cronograma de la licitación, es la suministradora Orca Energy, de capital mexicano con vínculos a la familia Salinas de Gortari, la cual tiene el contrato del acueducto que factura 100 millones de pesos cada 30 dias por el fluido que obtiene del mercado energético, toda vez que no genera un solo kilowhat en esta frontera.

La Federación, argumentó el gobernador Bonilla, considera a Baja California una isla y somos el primer gobierno que se está atreviendo a decir que haremos nuestras propias plantas (de energía) 

En Baja California la CFE tiene la planta geotermoeléctrica de Cerro Prieto, en Mexicali y la termoeléctrica de Rosarito, que suministran energía a Mexicali, Tijuana y California. 

Además, el gobierno estatal tiene una planta de energía eólica en La Rumorosa, cuya generación se canaliza a través de la CFE para alumbrado público de Mexicali y para un programa de apoyo a la economía popular en la capital del estado y que Bonilla amplió a Tijuana. Esta planta está desactivada.

La CFE solicitó a la SEMARNAT, a principios de agosto, el Manifiesto de Impacto Ambiental de una planta para generación fotovoltaica en Mexicali, con características similares a las que convocó el gobierno de Bonilla.

Deja un comentario

Pin It on Pinterest

A %d blogueros les gusta esto: