mayo 24, 2022

Retorna exgobernador Bonilla al Senado con denuncias penales y administrativas

Jorge Heras y Antonio Heras / Lindero Norte

El ex gobernador (a quien sus allegados ya tampoco le dicen Ingeniero), Jaime Bonilla Valdez, regresará al Senado a partir de este lunes 28 de marzo, luego de que él mismo pidiera a la mesa directiva y bancada de MORENA de la cámara alta su reintegro después de 2 años y 3 meses de que le fue autorizada la licencia para contender por la gubernatura re Baja California.

Con una denuncia por peculado de 12 mil millones de pesos ante ls Fiscalía General del Estado y otra en la Secretaría de la Honestidad y Función Pública por irregularidades administrativas, el exgobernador regresa al Senado de la República.

La denuncia la presentó el gobierno de la también morenista Marina del Pilar Ávila Olmeda por otorgar de manera ilegal un contrato de generación de energía que es competencia exclusiva de la Federación y los estragos financieros a las participaciones federales destinadas a esa administración por la firma de un fideicomiso que beneficia a la empresa Next Energy. 

Su intentona por integrarse al gabinete del presidente Andrés Manuel López Obrador, a través de sus operadores políticos en redes sociales y medios de comunicación falló, después de varios trascendidos y notas periodística de sus medios afines que aseguraban que en la primera semana de enero sería Subsecretario de Gobernación o que estaría al frente de la Secretaría de Bienestar Federal.

Al final se quedó únicamente con lo que siempre tuvo: su escaño en el senado, en donde no tiene un peso político en la bancada de MORENA, pues quienes llevan la batuta en el Senado son Ricardo Monreal y Olga Sánchez Cordero, con quienes tiene buena relación, pero que no comparten la operación política.

Los alfiles del Bonillismo y también ahora declarados antimarinistas en Baja California, solamente se limitaron a compartir la noticia que sobre el regreso a la Cámara alta del ex gobernador, a pesar de que hace 3 semanas se reunieron con Bonilla Valdez en su oficina para diseñar su incorporación al Gobierno Federal en Ciudad de México; en ese momento festejaron y volvieron anunciaron en los círculos políticos de las prebendas que tienen los bonillistas por la cercanía del político sandieguino con el presidente Andrés Manuel López Obrador.

Por su parte, el senador suplente, Gerardo Novelo se despidió del cargo en un video que hizo para sus redes sociales.

Sin mencionar a Jaime Bonilla Valdez, con quien tuvo un pleito público y legal por el pago de agua en el hotel que se hospeda el propio López Obrador cuando va a Ensenada, Novelo mencionó que luego de” tres años de arduo trabajo legislativo, altos números de productividad y eficiencia legislativa”.

¿QUÉ HIZO Y QUÉ DEJÓ DE HACER BONILLA?

En su trabajo parlamentario del 4 de septiembre al 4 de diciembre de 2018, asistió a 23 sesiones, recibió cuatro comisiones oficiales, presentó una iniciativa y un pronunciamiento. 

Bonilla se convirtió en delegado Único del Gobierno de Andrés Manuel López Obrador en Baja California, después coordinador de Morena y candidato al gobierno estatal. 

En julio de 2019 obtuvo el triunfo electoral, junto a cinco alcaldes y 13 diputados por Morena que trajo consigo la mayoría simple en el Congreso local. 

El 1 de noviembre, Bonilla asumió su encomienda por un período de cinco años, por una reforma impulsada por él mismo para ampliar su mandato por tres años mas por el que fue electo. 

En mayo de 2020, la Suprema Corte de Justicia de la Nación determinó que su mandato concluyera en 2021, como se votó en las urnas, y calificó de fraude a la Constitución la pretensión de ampliar su período. 

A partir de ahi, todos los recursos legales presentados en la SCJN le fueron adversos a Bonilla, entre ellos un derecho tributario en Materia de registro público de la propiedad y comercio. 

Entre los asuntos pendientes del gobierno de Bonilla se encuentran los litigios con la empresa Sumex por la cancelación unilateral del contrato por 29 años del suministro de energía al acueducto Río Colorado-Tijuana para cederlo a la empresa Orca. En la actualidad es la CFE la que brinda este servicio en la modalidad de suministro de último recurso con un precio mensual de 120 millones de pesos. 

Otro litigio es el de Aguas de Rosarito, empresa que fue contratada por su antecesor Francisco Vega para construir una planta desaladora para brindar agua a Tijuana, la ciudad con mayor población de la entidad. 

Bonilla también extendió permisos a pescadores de Ensenada para permitir la captura de especies en el Golfo de California y Océano Pacífico a pesar de ser una facultad exclusiva del gobierno federal. 

Pretendió expropiar el Club Campestre de Tijuana para hacer un área verde en esta ciudad fronteriza pero sus propietarios solicitaron amparo de la justicia federal. La levantadora de pesas Aremi Fuentes denunció que Bonilla le entregó un cheque sin fondos como estímulo por ser medallista olímpica. 

El empresario expulsado del beisbol profesional en la década de los 80 por corrupción «congeló» al Sistema Estatal Anticorrupción que pidió investigar casos de «Moches» para contratos gubernamentales y dejó acéfalos durante su mandato a la Fiscalía para investigar delitos cometidos por servidores públicos y al área del Tribunal de Justicia Administrativa para investigar casos graves de corrupción. 

Al concluir su mandato, el presidente López Obrador dio a conocer la invitación a su «amigo» de integrarse a su gobierno. 

En diciembre, el tijuanense dio a conocer su designación como subsecretario de Gobernación, en una área desaparecida con anterioridad. También «filtró» sus aspiraciones a ser titular de Conagua, SCT y Secretaría del Bienestar de la administración de López Obrador. 

Empresario de medio, integró a los contenidos de la señal que se transmite en tres radiodifuoras y un canal de televisión a los integrantes de su gabinete para hacer programas desde donde realizan campañas de desprestigio del gobierno de su sucesora Ávila Olmeda. 

A pesar de ser su promesa de campaña, dejó sin castigo los actos de corrupción del que acusó a Kiko Vega, sin siquiera aplicarle una amonestación administrativa. 

Deja un comentario

Pin It on Pinterest

A %d blogueros les gusta esto: