Lun. Nov 30th, 2020

Columna Lindero Norte: Tristeza e indignación

*UABC y su laberinto

*la irresponsabilidad de Rommel

Antonio Heras

Triste lo que sucede en la Universidad de Baja California.
De la noche a la mañana, producto de un pinochetazo académico, se generaron vendettas en pos de la modernidad universitaria.
La primera fase se dio con la designación rectoral de Alejandro Mungaray bajo el argumento de modernizar a la universidad estatal.
No temes a quedar como el rector de sacrificio? Le cuestioné.
Solo sonrió y se limpio el sudor.

La segunda fase fue con Alberto Estrella, cuya gestión se vio plegada de venganzas personales y el abigarramiento de lo que llaman, incluso entre ellos, la “nueva mafia”
La tercera fase tiene que ver con la asunción de Felipe Cuamea y el litigio perenne e institucional para legitimarlo aderezado con la disminución facha de sus detractores.
Mas allá de fastuosidades, de festejos sibaritas y de consideraciones personales, los tres cimarrones son considerados hombres de bien que se encontraron en el laberinto de sus propias vanidades y del ejercicio del poder.

Es triste, sin duda, pero solo los universitarios sabrán resolverlo.
Cual será la cuarta fase? Inimaginable.

CASO SOLORIO

La Universidad Autónoma de Baja California rescindió el contrato del maestro Daniel Solorio Ramirez, uno de los catedráticos mas críticos del gobierno universitario.

Solorio, precandidato de la izquierda mexicana al Senado de la República por Baja California, ha publicado reflexiones sobre la universidad en diversos medios de comunicación, entre los que se encuentra el Observatorio Académico Universitario (OAUABC), cuyo coordinador Jesús Galaz dijo que se conoce “su postura crítica frente a la autoridad y, sobre todo, de su capacidad para ejercer su derecho a expresar libremente sus opiniones”.

La Dirección de Recursos Humanos de la UABC le comunicó a Solorio, a través del oficio 3640/2012-1, que a partir del martes 13 de marzo de 2012 quedo finiquitada su relación laboral con la UABC como profesor de tiempo completo, adscrito a la Facultad de Derecho Mexicali, “sin responsabilidad para la Universidad” debido a supuestas faltas.

El catedrático rechazo el argumento al afirmar que de ser cierto los alumnos de sus tres grupos hubieran protestado ruidosamente.
Galaz cuestiono: “¿Estamos frente a la aplicación justa de los reglamentos y la ley del trabajo?  ¿Estamos frente a una instancia de aplicación facciosa de la ley?  En una universidad, donde deben imperar la transparencia, la colegialidad y la participación de los académicos en su gobierno, estas preguntas no deben quedar sin respuesta”.

INDIGNACIÓN

Es totalmente irresponsable las declaraciones del procurador de Justicia Rommel Moreno sobre una investigación que aun no concluye pero señala que “por la dinámica (de la agresión) se trata de una riña” que nada tiene que ver con la labor periodística del autor de Lindero Norte.

Después hace una disquisición sobre la actividad periodística y el ciudadano común que haría palidecer a los teóricos de la comunicación.

La repercusion del trabajao periodístico no solo tiene cabida en el reporteo, sino en la publicación y sus consecuencias. Es difícil que lo entienda alguien que solo se regodea frente al espejo.

Ante la irresponsabilidad, el señalamiento.

Antonio Heras, periodista de oficio, hace responsable de su integridad física y de su familia a Rommel Moreno por sus lamentables suposiciones sobre una investigación inconclusa que fomenta la impunidad.

Deja un comentario

Pin It on Pinterest

A %d blogueros les gusta esto: