Jue. Dic 3rd, 2020

Columna Lindero Norte: El Más Imbécil

Antonio Heras
*Periodistas
*Delitos contra expresión

Con su mirada torva, obtusa, transparentemente surcada por el rencor, el exgobernante se recargo en un pilar del aeropuerto de Mexicali.
Con guardaespaldas de su confianza pese a su retiro del servicio público y del alejamiento de la mirada de reconocimiento de los ciudadanos, quizás recordó la ocasión que presto ayuda política y financiera a un candidato de oposición para darles una bofetada a sus correligionarios.

Habló con su estratega y le instruyó para que diseñar la manera en que el político de oposición accediera al poder.
“Por México”, dicen que le dijo a su Goebbels y así el partido opositor regreso al poder.

Ahora arrastra su amargura y lejos están los días en que cualquier negocio de tierras y desarrollo pasara por su escritorio que se iba hinchando por la lluvia en un lugar desértico.
El poder lo abandonó.
El Don desapareció y ahora lo llaman solo por su nombre.

Algunos periodistas lo recuerdan y lo visitan aunque la mayoría a quienes defenesto le guardan un dulce de menta en su corazón. Hay quoien dice que este hombre del que queda muy poco odiaba a los periodistas.
Yo creo que si.

FRATERNIDADES Y PERIODISTAS

No a los ocasionales ni a quienes serpentean, pero deseo que encuentren el abrazo sincero a aquellos periodistas que han hecho de este oficio una profesión y un proyecto de vida.
El ejercicio del periodismo contiene el derecho y la libertad de expresión a cabalidad.
Pero también tiene sus limites por ser una responsabilidad de alto aliento sobre todo con la sociedad mas que con los políticos.

En mi familia hay dos periodistas de formación (Isabel y Marco Antonio), un periodista hecho en la calle, aunque de profesión politólogo (Jorge) y muchos periodistas de querencia engarzados en muchos momentos difíciles y otros tanto deseables. Aunque algunos han muerto (Aurelio inicio ese camino), todos están activos y a ellos les envío un abrazo solidario y fraterno deseando que se pasen trabajando como siempre o disfrutando ídem, totalmente ajenos a la esfera de poder político o económico (ibidem)

FEDERALIZACIÓN

Quien anda loca de contenta es la abogada queretana Laura Borbolla, Fiscal Especial para la Atención de Delitos cometidos contra la Libertad de Expresión.
Resulta que la Comisión Permanente del Congreso de la Unión aprobó la publicación de la reforma que faculta la atracción de los delitos contra la libertad de expresión y periodistas.

Fueron 16 Congresos locales, entre ellos Baja California, que aprobaron la declaratoria del  decreto que permitirá a la Procuraduría General de la República, a través de la FEADLE, investigar este tipo de delitos.
Uno de los promotores parlamentarios de esta reforma es el senador Fernando Castro Trenti -asi lo declaro desde 2010- por lo que se antoja revisar cual fue la postura de los otros tres senadores californios (Jaime Diaz, Alejandro Gonzalez Alcocer y Alcibiades Garcia Lizardi) y de los diputados federales del PAN (Sergio Tolento, Javier Orduno, Jose Luis Ovando, Gerardo Cortez, Gaston Luken, Miguel Antonio Osuna Millán, Oscar Arce, Alejandro Bahena), del PRI (Humberto Lepe), del PANAL (Roberto Perez de Alba) y del PVEM (El Pochongo).

Uno de los casos que atiende esta fiscalia es el de la agresión contra Lindero Norte reportada en Mexicali, a plena luz del dia en una de las principales avenidas de esta frontera.
Ante la inacción y connivencia de las autoridades locales se solicitó la atracción del caso y se mantiene en esta esfera de gobierno en espera de que se consigne el expediente al juzgador de turno.

APODOS

Aunque nunca suelo referirme por su apodo a ningún personaje, estoy cierto que por alguna deformación profesional hay nombres que olvido con facilidad.
Por ello solicito la venia del respetable para identificar al legislador del verdecologista.

Sin embargo, hay que señalar la existencia de sobrenombres que realmente han hecho historia.
El mas devastador, sin duda, es uno que escuche hace apenas tres días. A este apodo se refirió Pedro Quintero, aquel músico de la entrañable Peña Móvil y del grupo On’ ta y lo confirmo el antropólogo y sociólogo Tajín Villagomez.
Había un hombre al que sus amigos le decían “El Mas Imbécil”.

Aunque inaudito, ese mote bien lo podría tener algún servidor publico estatal o municipal, varios políticos o líderes sindicales de este Lindero Norte..
No se, pero se aceptan sugerencias (antonio.heras@gmail.com)

Deja un comentario

Pin It on Pinterest

A %d blogueros les gusta esto: