Sáb. Oct 31st, 2020

Columna Cicuta: Pingüino

DAVID SAÚL GUAKIL-2Jaime Flores Martínez

Enojadísimo porque un empresario local se atrevió a encuerarle sus cochinadas, el actual delegado de la Secretaria de Economía en Baja California, David Saúl Guakil tampoco soporta que sus vecinos le apoden el Pingüino y le critiquen sus prepotentes actitudes.

Y es que Saúl Guakil se retuerce del coraje porque el empresario Oscar Payán se resiste a perder medio millón de pesos que invirtió para apoyarlo en un evento realizado hace un par de años en el Estadio Caliente de Tijuana. En aquel tiempo Saúl Guakil despachaba como secretario de Desarrollo Social en la administración del maloliente Carlos Bustamante Anchondo.

Con la intención de pararse el cuello con su patrón y quedar bien con la perrada, David le pidió al empresario Payán que organizara un evento donde se regalaría material de construcción a personas de escasos recursos.

El propietario de la empresa XO elaboró un presupuesto de poco más de 500 mil pesos, que incluía comida, sonido , música, seguridad, edecanes, ambientación y todo lo necesario para quedar muy bien con el alcalde.

David Saúl Guakil acordó con Payán que el costo del evento sería liquidado por Emilio Cuenca, quien por esos días despachaba como responsable de la influyente constructora Casas Geo. Después de un acuerdo «de saliva» entre las partes, Óscar Payan organizó un exitosísimo evento que lógicamente subió los bonos de Saúl Guakil frente a Bustamante.

También influyó para =meses después= convertirse en el coordinador de campaña de Enrique Peña Nieto en Baja California. ¿Podría alguien en la actualidad sentirse orgulloso de haber convencido incautos para que votaran por Peña Nieto?

El caso es que desde hace dos años, el empresario Payán ha vivido un viacrucis en su intento por recuperar su dinero. Al saber que Emilio Cuenca había dejado la dirección general de Casas Geo, la situación se presentaba verdaderamente complicada. ¿Quién le pagaría el adeudo si ninguno estaba ya en su cargo?

Hace un par de meses Cicuta tuvo un encuentro casual con Emilio Cuenca, quien sabía del asunto y se desmarcó de la responsabilidad sobre el tema. Al dejar la titularidad de Geo, la responsabilidad descansaba en la empresa y no sobre su persona.

Atrapado en la desesperación, Payán buscó a David Saúl Guakil aunque fue intermitentemente repelido. Para el delegado de Economía ese adeudo era tema cerrado y esto provocó que Payán confiara la información a un reportero.

Acostumbrado a regar el tepache en cualquier circunstancia, el comunicador de inmediato filtró la noticia y la publicación de algunos detalles cayeron a Guakil como balde de agua helada. Aun así, el ex coordinador estatal de la campaña peñista no estaba dispuesto a pagar el dinero a un empresario que actuó de buena fe y ahora recibe trato de apestado.

guakil

Sobre el mote de el Pingüino (recientemente aplicado al funcionario), Cicuta conoció que David Saúl Guakil se apropió de unos 12 metros cuadrados de área común en el exclusivo complejo departamental New City en la urbanística Zona del Río.

Don David colocó una reja en el pasillo que conduce a su departamento, lo que generó la inconformidad del Comité de Vecinos. A pesar de notificarle la ilegalidad de su proceder, los habitantes de la Torre Diamante sólo han recibido respuestas altaneras de un personaje que siente que el mundo no lo merece.

Con tal de regularizar el abuso cometido por este funcionario, representantes del Comité de Vecinos le propusieron pagar 19 mil dólares por el espacio invadido, aunque le aclararon que ese recurso sería invertido en obras en beneficio de esa comunidad. Para sorpresa de los vecinos, la espontánea propuesta sólo consiguió explotar la ira del principal enemigo de Batman.

A manera de respuesta, David Saúl les dijo que su oferta era de 2 mil 500 dólares que pagaría en abonos fáciles y atrancados, pues de rechazar su oferta =entonces= movería sus influencias para ponerlos en su sitio. Allí les aclaró que es íntimo amigo de Moises Abadi, constructor de ese complejo habitacional.

Desde que despachaba como secretario de Desarrollo Social, David Saúl Guakil le hizo importantes favores al señor Abadi durante el accidentado periodo de construcción de New City.

Por cierto que hace unos días, don David organizó su fiesta de cumpleaños en el salón de la Torre Platino a donde acudieron adultos mayores acompañados de jovencitas. ¿Y los sátiros no vinieron?

Lejos de proyectar la seriedad de una persona que arribó al medio siglo, los testigos supusieron que se trataba de una fiesta infantil. El sarcasmo de los chismosos vecinos fue porque observaron el arribo del ex alcalde Carlos Bustamante Anchondo, quien llevaba de la mano a su asistente Jeraldine González, una jovencita de 23 años que en el 2012 fue coronada como Señorita Baja California.

Esta pasarela incluyó a otros tres setentones empresarios de Tijuana que llegaron a la fiesta tomados de la mano por jovencitas que recién abandonaron la adolescencia. ¿Esos vecinos fisgones no hablarán porque la envidia los corroe?

Cicuta tiene perfectamente identificados a esos empresarios y también conoce la identidad de las jovencitas aludidas. Quizá los roba chicos andaban cerca y los responsables hombres mayores redoblaron el cuidado aun en el blindado complejo New City.

Cicuta.com.mx Twitter:@cicutajaime

Deja un comentario

Pin It on Pinterest

A %d blogueros les gusta esto: