Ordena juez federal al DIF BC permitir que recién nacida se alimente con leche de su madre

hospital materno*Director de Hospital Materno Infantil entregó niña al DIF al considerar que ya no debía tener más hijos

Antonio Heras
Mexicali

El juzgado Cuarto de Distrito del Poder Judicial de la Federación ordenó a la Procuraduría para la Defensa del Menor y la Familia de Baja California que permita que una niña recién nacida se alimente con leche materna.

El juzgado federal protegió a la niña que nació el 3 de abril y que fue entregada al albergue del Sistema DIF por el director del Hospital Materno Infantil, José a Rojas Serrato, quien además canceló el registro civil de nacimiento.

Cecilia dio a luz a una niña de 2 kilos 800 gramos en la cama de su casa en Ciudad Morelos del Valle de Mexicali, luego del retraso de la ambulancia de la Cruz Roja que fue alertada por el nacimiento inminente.

Dos horas después, los paramédicos la trasladaron a la clínica de este poblado pero al carecer de área de obstetricia les pidieron que la trasladaran al Hospital Materno Infantil.

En el nosocomio recibieron a ambas, al día siguiente dieron de alta a la madre pero la niña permaneció ahí porque supuestamente nació prematura y el 11 de abril la entregaron a la Procuraduría para la Defensa del Menor y la Familia del DIF BC.

A diario, Cecilia, su esposo y su suegra fueron al hospital de la Secretaria de Salud del Gobierno de Baja California par tratar de ver a su hija pero un guardia de seguridad les impidió el paso por órdenes del director Serrato.

Los padres acudieron a la Asociación Civil Prodefensa de Niños Víctimas del DIF y al Centro de Derechos Humanos de Baja California porque el director les quitó a la niña y le espetó a Cecilia que ya no debía volver a parir porque sus cuatro hijos son de diferente padre.

También arguyo de una supuesta adiccion a las drogas, aunque la nota de egreso de mismo hospital señala que no presenta problemas de drogas, alcohol ni tabaco y que era óptima su condición física.

El Centro de DHBC presentó un amparo por incomunicación, tortura sicologica, negar el derecho a la identidad, atentar contra el desarrollo integral de la familia y, sobre todo, rechazar que la madre lo alimente.

Primero, el viernes 22 de abril, el juzgado federal instruyó al DIF que se fijaran los procedimientos y periodo para que los padres convivieran con la niña. Seis días después, se otorgó la suspensión para permitir que la niña se alimente con leche materna.

Los activistas señalaron que al Gobierno de Baja California se les olvido que una niña recién nacida se alimenta con leche de la madre y exigieron también que reintegren a la niña al seno familiar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s